Constitución de la República Popular China (1954)

Imagen

 

Preámbulo

Como resultado de más de un siglo de lucha heróica, el pueblo chinés (bajo la dirección del Partido Comunista de China) alcanzó finalmente, en 1949, una gran victoria en la revolución popular contra el imperialismo, el feudalismo y el capitalismo burocrático; acabó, así, un largo periodo de opresión y esclavitud y creó la República Popular de China, una dictadura democrática para del pueblo. El régimen de democracia popular en la República Popular de China (esto es, el régimen de Nueva Democracia) asegura a nuestro país la posibilidad de acabar por la vía pacífica la explotación y la miseria, y de construir una sociedad socialista, próspera y feliz.

El periodo que va desde la creación de la República Popular de China hasta la construcción de la sociedad socialista, es un periodo de transición. Constituyen tareas fundamentales en el Estado en el periodo de transición la realización gradual de la industrialización socialista del país y la ejecución gradual de las transformaciones socialistas en la agricultura, en la industria artesanal y en la industria y comercio capitalistas. Durante los últimos años, la población de nuestro país llevó a cabo con éxito una lucha de enormes proporciones con miras a la transformación del sistema agrario, a la resistencia a la agresión norteamericana, a la ayuda al pueblo Coreano, al aplastamiento de los elementos contrarrevolucionarios y a la restauración de la economía nacional. Así fueron preparadas las condiciones necesarias para el desarrollo económico planificado y para la transición gradual a la sociedad socialista.

La I Sesión de la Asamblea Nacional de los Representantes del Pueblo de China (primera legislatura) aprobó solemnemente, el 20 de septiembre de 1954, en la capital, Pekín, la primera Constitución de la República Popular de China. Sirvió de base para esta constitución el Programa General de Conferencia Consultiva Política del Pueblo de China, aprobado en 1949. Esta Constitución representa un nuevo desarrollo del Programa General. La presente Constitución consagra las conquistas de la revolución popular en nuestro país y las nuevas victorias conseguidas en el campo de la política y la economía desde la creación de la República Popular de China, y refleja las exigencias fundamentales del Estado en el período de transición y las aspiraciones comunes de las grandes masas populares a la construcción de la sociedad socialista.

En la gran lucha por la creación de la República Popular de China, el pueblo de nuestro país constituyó un amplio Frente Único Democrático-Popular, dirigido por el Partido Comunista de China e integrado por las clases democráticas, los partidos y grupos democráticos y las organizaciones populares. El Frente Único Democrático-Popular en nuestro país, continuará desempeñando su papel en la movilización y unión de todo el pueblo para el cumplimiento de las tareas fundamentales del Estado en el periodo de transición y para la lucha contra los enemigos internos y externos.

Todas las nacionalidades de nuestro país se unirán en una gran familia de pueblos libres e iguales en derechos. La unión de nacionalidades de nuestro país se fortalecerá incesantemente, basado en el desarrollo de la amistad y la ayuda mutua entre las diversas nacionalidades y de la lucha contra el imperialismo, contra los enemigos del pueblo en el seno de cada nacionalidad y contra el chovinismo de gran potencia y el nacionalismo local. Durante el desarrollo económico y cultural, el Estado se preocupará de las necesidades de todas las nacionalidades, y en lo que se refiere a las transformaciones socialistas, tendrá totalmente en cuenta las particularidades del desarrollo del mismo.

Nuestro país ya estableció relaciones de amistad indestructibles con la gran Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y con los países de democracia popular.

Aumenta día a día la amistad de nuestro pueblo con los pueblos pacíficos de todo el mundo. Esta amistad ha de continuar desarrollándose y fortaleciéndose.

Nuestro país ya consiguió éxitos en la política de establecimiento y desarrollo de relaciones diplomáticas con todos los países en base a los principios de igualdad de derechos, de beneficio mutuo y de respeto mutuo, a la soberanía y a la integridad territorial. Esta política continuará siendo llevando a cabo sin desfallecimientos. La lucha por los nuevos objetivos de la paz en el mundo entero y el progreso de la humanidad, es la orientación invariable de nuestro país en los negocios internacionales.

Capítulo I

Disposiciones Generales

Artº. 1 – La República Popular de China es un Estado de democracia popular dirigido por la clase obrera y basado en la alianza entre los obreros y los campesinos.

Artº. 2 – En la República Popular de China, todo el poder pertenece al pueblo, personificado en la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China y en las Asambleas locales de Representantes del Pueblo.

La Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China, las Asambleas locales de Representantes del Pueblo, y otros órganos del Estado, aplican el sistema del centralismo democrático.

Artº. 3 – La República Popular de China es un Estado multinacional único.

Todas las nacionalidades son iguales en derechos. Están prohibidas la discriminación y la opresión con relación a cualquier nacionalidad y los actos que tienen por objeto socavar la unión de nacionalidades.

Todas las nacionalidades disfrutan de la libertad de usar y desarrollar su lengua hablada y escrito, y de libertad para mantener o modificar sus usos y costumbres.

En todas las regiones donde las minorías nacionales formen una población compacta se aplica la autonomía regional. Las regiones de autonomía nacional son parte inalienable de la República Popular de China.

Artº. 4 – La República Popular de China, apoyándose órganos del Estado y en las fuerzas sociales, asegura, por medio de la industrialización socialista y de las transformaciones socialistas, la eliminación gradual del sistema de explotación, y la construcción de la sociedad socialista.

Artº. 5 – En la República Popular de China existen actualmente las siguientes formas fundamentales de propiedad de los medios de producción: la propiedad del Estado (es decir, la propiedad de todo el pueblo), la propiedad cooperativa, (es decir, la propiedad colectiva de los trabajadores), la propiedad de los trabajadores individuales, y la propiedad de los capitalistas.

Artº. 6 – El sector estatal es un sector socialista de economía basado en la propiedad de todo el pueblo. Este sector es la fuerza dirigente de la economía nacional y la base material de la realización de las transformaciones socialistas por el Estado. El Estado garantiza la primacía para el desarrollo del sector estatal de la economía.

El subsuelo y las aguas, así como los bosques, tierras vírgenes y otros recursos que, de acuerdo con la ley, son propiedad del Estado, pertenecen a todo el pueblo.

Artº. 7 – El sector cooperativo es un sector de economía socialista basado en la propiedad colectiva de las masas trabajadoras, o un sector semi-socialista de la economía basado en la propiedad colectiva parcial de las masas trabajadoras. La propiedad colectiva parcial de las masas trabajadoras es una forma de transición que hace que los campesinos, los artesanos y otros trabajadores individuales llegar a la propiedad colectiva de las masas trabajadoras.

El Estado protege la propiedad cooperativa, estimula y orienta el desarrollo del sector cooperativo y le presta ayuda, considerando el fomento de las cooperativas de producción como la principal vía de la transformación de la agricultura y la industria artesanal individual.

Artº. 8 – De acuerdo con la ley, el Estado protege el derecho de propiedad de los campesinos sobre la tierra y otros medios de producción.

El Estado dirige la actividad de los campesinos en el aumento de la producción, les presta ayuda en este sentido y estimula su unión voluntaria en cooperativas de producción, cooperativas de compra y venta y las cooperativas de crédito.

Con respecto a las explotaciones de campesinos ricos, el Estado sigue una política de limitación y liquidación de las mismas.

Artº. 9 – De acuerdo con la ley, el Estado protege el derecho de propiedad de los artesanos y de otros trabajadores individuales no agrícolas sobre los medios de producción.

El Estado dirige los esfuerzos de los artesanos y de otros trabajadores no agrícolas individuales para la mejora de su actividad económica; les presta ayuda en este sentido, y fomenta su unión voluntaria en cooperativas de producción y cooperativas de compra y venta.

Artº. 10 – De acuerdo con la ley, el Estado protege el derecho de propiedad de los capitalistas sobre los medios de producción y otras capitales.

Con relación a la industria y el comercio, el Estado sigue una política de uso, limitación y transformación de los mismos. Mediante la dirección ejercida por los órganos de la administración del Estado, la dirección ejercida por el sector estatal y el control por parte de las masas trabajadoras, el Estado aprovecha el papel positivo de la industria y del comercio capitalistas, que es útil al bienestar nacional y a la prosperidad del pueblo; limita su papel negativo, que perjudica el bienestar nacional y la prosperidad del pueblo; estimula y dirige su transformación en el sector del capitalismo de Estado, sus diferentes formas, y sustituiye gradualmente la propiedad de los capitalistas por la propiedad de todo el pueblo.

El Estado prohibe todo acto ilegal de los capitalistas que perjudique los intereses sociales, desorganize la economía de la sociedad y solape los planes económicos del Estado.

Artº. 11 – El Estado protege el derecho de los ciudadanos a poseer alquileres legales, bienes, vivienda y otros medios de existencia.

Artº. 12 – De acuerdo con la ley el Estado protege el derecho de los cudadanos a la herencia de la propiedad personal y privada.

Artº. 13 – En interés de la sociedad y de acuerdo con las condiciones previstas por la ley, el Estado puede proceder a la expropiación, a la confiscación para la utilización o la nacionalización de la tierra y otros medios de producción, tanto en la ciudad como en el campo.

Artº. 14 – El Estado prohibe a quién quiera que sea utilizar la propiedad privada en detrimento de los intereses sociales.

Artº. 15 – Por medio de los planes económicos, el Estado dirige el desarrollo y la transformación de la economía nacional y se desarrollan incesantemente las fuerzas productivas con el fin de elevar el nivel material y cultural del pueblo y de consolidar la independencia y la seguridad del país.

Artº. 16 – El trabajo es una cuestión de honor para todos los ciudadanos dignos de la República Popular de China. El Estado estimula la participación activa y creadora de los ciudadanos en el trabajo.

Artº. 17 – Todos los órganos del Estado se deben apoyar en las masas populares, mantenes con ellas un estrecho y permanente contacto, prestar atención a su opinión y estar bajo su control.

Artº. 18 – Todos los trabajadores de los órganos del Estado se deben dedicar a la democracia popular, someterse a la Constitución y las leyes y emplear todas sus energías en servir al pueblo.

Artº. 19 – La República Popular de China defiende el régimen de democracia popular, aplasta toda actividad traidora y contrarrevolucionaria y castiga a todos los traidores y contrarrevolucionarios.

De acuerdo con la ley, el Estado priva de los derechos políticos, por un determinado plazo de tiempo, a los propietarios de tierras feudales y a los representantes del capital burocrático, concediéndoles al mismo tiempo la posibilidad de vivir, con el fin de que se reeduquen por el trabajo y pasen a ser ciudadanos que vivan del trabajo propio.

Artº. 20 – Las fuerzas armadas de la República Popular de China pertenecen al pueblo; su misión es la de salvaguardar las conquistas de la revolución popular y los logros del Estado en el ámbito de la construcción, y proteger la soberanía, la integridad territorial y la seguridad del país.

Imagen

Capítulo II

La Estructura del Estado

Sección I

La Asamblea Nacional de los Representantes del Pueblo de China

Artº. 21 – El órgano supremo del poder del Estado de la República Popular de China es la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China.

Artº. 22 – La Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China es el único órgano que ejerce el Poder Legislativo en el país.

Artº. 23 – La Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China se compone de representantes elegidos por las provincias, por las regiones autónomas, por las ciudades subordinadas al Gobierno Central, por las fuerzas armadas, y por los chinos residentes en el extranjero.

La proporcionalidad de la representación y la forma de elección de los diputados a la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China, incluida la proporcionalidad de la representación y la forma de elección de los diputados de las minorías nacionales son establecidas por la Ley Electoral.

Artº. 24 – La Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China es elegida por un período de cuatro años.

Dos meses antes de la extinción de los poderes de las Asambleas Nacionales de los Representantes del Pueblo de China, su Comité Permanente debe promover la celebración de elecciones para la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China, en la legislatura siguiente.Si circunstancias excepcionales no permitieran la celebración de elecciones, los poderes de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China serán prorrogados hasta la primera sesión de la legislatura siguiente de la Asamblea Nacional.

Artº. 25 – Las sesiones de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China son convocadas por el Comité Permanente de la misma una vez al año. Las reuniones extraordinarias de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China pueden ser convocadas por iniciativa de la Comisión Permanente o por propuesta de una quinta parte de los diputados.

Artº. 26 – En el período de sesiones, la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China elegirá un Presidium para dirigir los trabajos de la misma.

Artº. 27 – La Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China ejerce las siguientes funciones:

    1. Modifica la Contitución
    2. Aprueba las leyes.
    3. Controla la aplicación de la Constitución
    4. Elige el Presidente y el Vicepresidente de la República Popular de China
    5. Ratifica la candidatura al cargo de Primer Ministro del Consejo de Estado, presentada por el Presidente de la     República Popular de China; ratifica la composición del Consejo de Estado, propuesta por el Primer Ministro de Consejo     del   Estado.
    6. Ratifica las candidaturas al cargo de Vicepresidente y de los miembros del Comité de Defensa del Estado, propuestas     por el Presidente de la República Popular de China.
    7. Elige el Presidente del Tribunal Supremo Popular.
    8. Elige al Fiscal General de la Fiscalía Popular Suprema
    9. Aprueba los planes de la economía nacional.
    10.Examina y aprueba el presupuesto del Estado y el balance de su ejecución.
    11. Ratifica la división administrativa de las provincias, de las regiones autónomas y de las ciudades subordinadas al     Gobierno Central.
     12. Toma decisiones de amnistía
    13. Resuelve los problemas relacionados con la guerra y la paz
    14. Realiza otras funciones que la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China considere necesarias.

Artº. 28 – La Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China tiene el derecho a destituir de sus funciones:
    
    1. El Presidente y el Vicepresidente de la República Popular de China
    2. El Primer Ministro y loos Viceprimer Ministros del Consejo de Estado, los Ministros, los Presidentes de los Comités y     Comisiones, y el Jefe de la Secretaría
    3. El Vicepresidente y los miembros del Comité para la Defensa del Estado
    4. El Presidente del Tribunal Supremo Popular
    5. El Fiscal Jefe de la Fiscalía Popular Suprema.

Artº. 29 – Las modificaciones en la Constitución son adoptadas por la mayoría de dos tercios de los votos de todos los diputados de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China.

Las leyes y otras disposiciones son aprobadas por mayoría simple de todos los diputados de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China.

Artº. 30 – El Comité Permanente de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China es el órgano de acción permanente de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China.

El Comité Permanente de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China está integrado por los siguientes miembros, elegidos por la Asamblea Nacional:

    – El Presidente del Comité.
    – Los Vicepresidentes.
    – El Jefe de la Secretaría.
    – Los miembros del Comité.

Artº. 31 – El Comité Permanente de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China ejerce las siguientes funciones:

    1. Promueve la elección de diputados a la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China.
    2. Convoca las sesiones de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China.
    3. Interpreta las leyes.
    4. Expide los decretos.
    5. Controla el trabajo del Consejo de Estado, del Tribunal Popular Supremo y de la Fiscalía Popular Suprema.
    6. Deroga las decisiones e instrucciones del Consejo de Estado que estén en contradicción con la Constitución, las leyes     y decretos.
    7. Modifica o deroga las inadecuadas disposiciones de los órganos de Poder del Estado de las provincias, de las     regiones autónomas y de las ciudades subordinadas a la Administración Central
    8. En el periodo comprendido entre las sesiones de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China,     resuelve los problemas relacionados al nombramiento y destitución de los Viceprimer Ministro del Consejo de Estado, de     los Ministros, de los Presidentes de Comités y Comisiones, y del Jefe de la Secretaría.
    9. Nombra y destituye a los Vicepresidentes del Tribunal Supremo Popular, y a los Jueces y miembros del Consejo de     Justicia del Tribunal Supremo del Pueblo.
    10. Nombra y destituye a los Adjuntos del Fiscal General, el Fiscal y los miembros del Consejo de la Fiscalía Popular     Suprema.
    11. Nombra y revoca de los derechos a los representantes plenipotenciarios de los Estados extranjeros.
    12. Ratifica y denuncia los tratados concertados con los Estados extranjeros.
    13. Establece las graduaciones militares, los cargos diplomáticos y otros títulos especiales.
    14. Establece y da las órdenes del Estado, establece y adjudica los títulos honoríficos del Estado.
    15. Ejerce el derecho de gracia.
    16. En los periodos comprendidos entre las sesiones de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China,     resuelve el problema de la declaración del estado de guerra en caso de agresión armada al país o cuando sea necesario     cumplir con los compromisos originados de los acuerdos internacionales para la defensa común contra la agresión.
    17.  Deckara ka mobilización general o parcial en el país.
    18. Resuelve soble la declaración del Estado de guerra en todo el país o en parte de su territorio.
    19. Ejerce otras funciones que le sean atribuidas por la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China.

Art. 32 – El Comité Permanente de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China desempeña sus funciones hasta la elección, por la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China, de nuevo Comité Permanente para la legislatura siguiente.

Art. 33 – El Comité Permanente de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China asume responsabilidades ante la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China, a la que es responsable.

La Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China tiene el derecho de destituir a los miembros del Comité Permanente de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China.

Art. 34 – La Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China crea la Comisión de Negocios de las Nacionalidades, la Comisión de Proyectos Legislativos, la Comisión de Presupuesto, la Comisión de Mandatos y otras Comisiones cuya creación es necesaria.

En el periodo comprendido entre las sesiones de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China, la Comisión de Negocios de las Nacionalidades y la Comisión de Proyectos Legislativos estarán subordinadas a la dirección del Comité Permanente de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China.

Art. 35 – En caso de necesidad, la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China y, en el intervalo entre sus sesiones, el Comité Permanente de la misma pueden crear Comisiones con el fin de investigar determinadas cuestiones.

Cuando esas Comisiones estuviesen llevando a cabo investigaciones, todos los órganos competentes del Estado, las organizaciones culturales y los ciudadanos tienen el deber de brindar los materiales necesarios.

Art. 36 – Los diputados de la Asamblea Nacional de los Representantes del Pueblo de China tienen el derecho de presentar interpelaciones al Consejo de Estado o a los Ministerios, a los Comités y Comisiones del Consejo de Estado; los órganos a los cuales son dirigen las interpelaciones están obligados a responder a la mismas.

Art. 37 – Los diputados a la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China no pueden ser detenidos ni llevados ante los tribunales sin el consentimiento de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China, o, en el periodo comprendido entre las sesiones de esta, sin el consentimiento del Comité Permanente de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China.

Art. 38 – Los diputados de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China están bajo el control de las organizaciones que les han elegido. Estas organizaciones tienen el derecho de, en conformidad con la ley, destituir o substituir, en cualquier momento, a los diputados elegidos por ellos.

Sección II

El Presidente de la República Popular de China

Art. 39 – El Presidente de la República Popular de China es elegido por la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China.

Puede ser elegido Presidente de la República Popular de China todo ciudadano de la República Popular de China que haya alcanzado la edad de 35 años y goce del derecho a elegir y ser elegido.

El Presidente de la República Popular de China es elegido por un periodo de cuatro años.

Art. 40 – El Presidente de la República Popular de China, sobre la base de las decisiones adoptadas por la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China y de su Comité Permanente, promulga leyes y decretos; nombra y destituye de sus funciones al Primer Ministro del Consejo de Estado, a los Viceprimer Ministros, Presidentes de Comités y Comisiones, el Jefe de la Secretaría, y al vicepresidente y los miembros del Comité de Defensa del Estado; confiere las órdenes y los títulos honoríficos del Estado; promulga los decretos de amnistía, gracia y los decretos relativos a la proclamación del estado de guerra, declara el estado de guerra, y promulga los decretos de movilización.

Art. 41 – El Presidente de la República Popular de China representa la República Popular de China en la esfera de las relaciones internacionales; recibe a los representantes diplomáticos de los Estados extranjeros; y, sobre la base de las decisiones del Comité Permanente de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China, nombra y revoca de sus funciones a los representantes plenipotenciarios en los Estados extranjeros, y ratifica los tratados concertados con los estados extranjeros.

Art. 42 – El Presidente de la República Popular de China dirige las fuerzas armadas del país, y es el Presidente del Comité de Defensa del Estado.

Art. 43 – El Presidente de la República Popular de China convoca, en caso de necesidad, la Conferencia Suprema del Estado, de la cual es Presidente.

Art. 44 – El Vicepresidente de la República Popular de China asiste al Presidente en su trabajo. El Vicepresidente, (por encargo del Presidente) puede asumir el ejercicio de una parte de las funciones del Presidente.

La elección del Vicepresidente de la República Popular de China y la duración de sus competencias son determinadas por el artículo 39 de la Constitución, que se refiere a la elección del Presidente de la República Popular de China y la duración de sus respectivas competencias.

Art. 45 – El Presidente y el Vicepresidente de la República Popular de China, ejercerán sus funciones hasta el momento en que tomen posesión de sus cargos el nuevo Presidente y Vicepresidente electos por la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China en la próxima legislatura.

Art. 46 – Si el Presidente de la República Popular de China, por motivos de salud, no pueden llevar a cabo sus funciones por un período prolongado, las mismas serán ejercidas por el Vicepresidente de la nación.

En el caso de estar vacante el cargo de Presidente de la República Popular de China, será ocupado por el Vicepresidente.

Sección III

El Consejo de Estado

Art. 47 – El Consejo de Estado de la República Popular de China, (es decir, el Gobierno Central de la República Popular de China) es el órgano ejecutivo del órgano supremo del poder del Estado, es el órgano administrativo supremo del Estado.

Art. 48 – El Consejo de Estado tiene la siguiente Constitución:

    – El Primer Ministro
    – Los Viceprimer Ministros
    – Los Ministros
    – Los Presidentes de Comités y de Comisiones; el Jefe de la Secretaría.

La organización del Consejo de Estado es establecida por la ley.

El Consejo de Estado ejerce las siguientes funciones:

    1. De acuerdo con la Constitución, las leyes y decretos, determina las medidas administrativas y emite resoluciones e     instrucciones, cuya ejecución controla.
    2. Somete a examen de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China, o del Comité Permanente de la     misma, proyectos de ley.
    3. Ejerce la dirección única del trabajo de los Ministerios, Comités y Comisiones.
    4. Ejerce la dirección única del trabajo de los órganos administrativos locales del Estado en todo el país.
    5. Modifica o revoca los decretos y las inadecuadas instrucciones de los Ministros y de los Presidentes de los Comités y     de las Comisiones.
    6. Modifica o revoca los decretos e instrucciones inadecuadas de los órganos administrativos locales del Estado.
    7. Pone en práctica los planes de la economía nacional, y ejecuta el presupuesto del Estado.
    8. Se ocupa de los problemas de comercio exterior e interior.
    9. Dirige la actividad en el ámbito de la cultura, la educación y la salud pública.
    10. Se ocupa de los negocios de las nacionalidades.
    11. Se ocupa de los temas de interés de los chinos residentes en el extranjero.
    12. Defiende los intereses del Estado, mantiene el orden social, y protege los derechos de los ciudadanos.
    13. Se ocupa de los negocios de las relaciones exteriores.
    14. Dirige la organización de las fuerzas armadas.
    15. Aprueba la división administrativa de las comunidades autónomas, de los distritos, de los distritos autónomos y de las     ciudades.
    16. Nombra y exonera a los funcionarios administrativos, en la forma establecida por la ley.
    17. Ejerce otras funciones que le sean asignadas por la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China y el     Comité Permanente de la misma.

Art. 50 – El Primer Ministro dirige la actividad del Consejo de Estado y preside sus reuniones.

Los Viceprimer Ministros les ayudan en sus tareas.

Art. 51 – Los Ministros y los Presidentes de los Comités y de las Comisiones responden por la dirección del trabajo en su ámbito de influencia. Los Ministros y los Presidentes de los Comités y de las Comisiones, en el ámbito de competencia del órgano respectivo, podrá enviar órdenes e instrucciones basadas en leyes y decretos, así como sobre la base de las resoluciones e instrucciones del Consejo de Estado.

Art. 52 – El Consejo de Estado responde por su gestión, y de ella es responsable ante la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China; en el intervalo de las sesiones de la Asamblea Nacional, es responsable ante el Comité Permanente de la misma, a la cual también debe responder.

Sección IV

Las Asambleas Locales de Representantes del Pueblo y los Comités Populares Locales.

Art. 53 – La República Popular de China tiene la siguiente división administrativa:

    1. El país se divide en provincias, regiones autónomas y ciudades subordinadas a la Administración Central.
    2. Las provincias y las regiones se dividen en zonas autónomas, distritos, distritos autónomos y ciudades.
    3. Los distritos y los distritos autónomos se dividen en municipios, municipios nacionales y aldeas.

Las ciudades directamente subordinadas al Gobierno Central y otras grandes ciudades se dividen en distritos. Las comunidades autónomas se dividen en distritos, distritos autónomos y ciudades.

Las comunidades autónomas, las regiones autónomas y los distritos autónomos son áreas de autonomía nacional.

Art. 54 – En las provincias, en las ciudades directamente subordinadas a la Administración Central, en los distritos, en las ciudades, en los distritos urbanos, en los municipios, en los municipios nacionales y en las aldeas se constituyen Asambleas de Representantes del pueblo y Comités Populares.

En las comunidades autónomas, en las regiones autónomas y en distritos autónomos se constituyen los órganos de administración autónoma. La organización y las funciones de los órganos de la administración autónoma se especifican en la Sección V del Capítulo II de la Constitución.

Art. 55 – Las Asambleas locales de Representantes del Pueblo son órganos de poder del Estado en cada lugar.

Art. 56 – Los diputados a las Asambleas de Representantes del Pueblo de las provincias, las ciudades directamente subordinadas a la administración central, de los distritos y de las ciudades divididas en distritos son elegidos por las Asambleas de los Representantes del Pueblo, asambleas de grado inferior. Los diputados a las Asambleas de Representantes del Pueblo de las ciudades no divididas en distritos, de los distritos, de los municipios, de los municipios nacionales y de las aldeas son elegidos directamente.

La proporcionalidad de representación a las asambleas locales de los Representantes del Pueblo y la forma de elección de los diputados son establecidas en la Ley Electoral.

Art. 57 – Las Asambleas de los Representantes del Pueblo de jurisdicción provincial son elegidas para un período de cuatro años. Las Asambleas de los Representantes del Pueblo de las ciudades directamente subordinadas a la administración central, de los distritos, de las ciudades, de los distritos urbanos, de los municipios nacionales y de las aldeas son elegidas por un período de dos años, lo que corresponde a una legislatura.

Art. 58 – Las Asambleas locales de los Representantes del Pueblo aseguran en el territorio administrativo correspondiente al cumplimiento y la aplicación de las leyes y los decretos; planifican el sesarrollo económico y cultural y las medidas de importancia política; examinan y aprueban los presupuestos locales y los balances de su ejecución; protegen la propiedad social; mantienen la orden social: salvaguardan los derechos de los ciudadanos, y para garantizan la igualdad de derechos de las minorías nacionales.

Art. 59 – Las Asambleas locales de los representantes de los ciudadanos eligen y tienen el derecho a destituir a los miembros del Comité Popular del grado correspondiente.

Las Asambleas de los Representantes del Pueblo con jurisdicción distrital, y las Asambleas de grado superior, eligen y tienen el derecho de destituir al Presidente del Tribunal popular del grado correspondiente.

Art. 60 – Las Asambleas locales de los Representantes del Pueblo aprueban y promulgan resoluciones en el ámbito de la jurisdicción en los casos previstos por la ley.

Las Asambleas de los Representantes del Pueblo de los municipios nacionales pueden, en el ámbito de la jurisdicción en los casos previstos por la ley, aplicar medidas concretas en conformidad con las peculiaridades nacionales.

Las Asambleas locales de los Representantes del Pueblo tienen el derecho de modificar o revocar las resoluciones y las instrucciones inadecuadas de los Comités Populares delgrado correspondiente.

Las Asambleas de los Representantes del Pueblo con jurisdicción distrital, y las de grado superior, tienen el derecho de modificar o revocar las resoluciones inadecuadas de las Asambleas de los Representantes del Pueblo de grado inferior, así como las resoluciones y las instrucciones adecuadas de los Comités Populares de grado inferior.

Art. 61 – Los diputados de las Asambleas de los Representantes del Pueblo de las provincias, de las ciudades directamente subordinadas a la Administración Central, de los distritos y de las ciudades divididas en distritos están controlados por los órganos que los eligieron. Los diputados a la Asambleas de Representantes del Pueblo de las ciudades no divididas en distritos, de los distritos urbanos, de los municipios, de los municipios nacionales y de las aldeas están controladas por los votantes. Los órganos que elijan diputados a las Asambleas locales de los Representantes del Pueblo, y los votantes, tendrán el derecho, de conformidad con la ley, a destituirlos y sustituirlos en cualquier momento.

Art. 62 – Los Comités Populares locales, (es decir, los gobiernos populares locales) son los órganos ejecutivos de las Asambleas Locales de los Representantes del Pueblo, los órganos administrativos del Estado en cada lugar.

Art. 63 – Los Comités Populares Locales de provincia, de ciudad, de distrito, de distrito autónomo, de municipio y de aldea, están compuestos por el Presidente, el Vicepresidente y los miembros del Comité.

Los Comités Populares locales son elegidos por plazos correspondientes a los períodos de cada legislatura de las Asambleas de los Representantes del Pueblo del mismo grado.

La organización de los Comités Populares Locales se definen en la ley.

Art. 64 – Los Comités Populares Locales se ocupan de la labor administrativa en el territorio administrativo correspondiente en el ámbito de la jurisdicción en los casos previstos por la ley.

Los Comités Populares locales ejecutan las decisiones de las Asambleas de los Representantes del Pueblo del grado correspondiente, así como las resoluciones, disposiciones y decretos de los órganos administrativos superiores del Estado.

En el ámbito de la jurisdicción en los casos previstos por la ley, los Comités Populares expiden decisiones y decretos.

Art. 65 – Los Comités Populares de distrito, y los de grado superior, dirigen el trabajo de los órganos subordinados a ellos y de los Comités Populares de grado inferior, y, de conformidad con las normas establecidas por la ley, nombran y destituyen a los funcionarios de las instituciones del estado.

Los Comités Populares de distrito, y los de grado superior, tiene el derecho de suspender la ejecución de las decisiones inadecuadas de las Asambleas de los Representantes del Pueblo de grado inferior, y a modificar o derogar las decisiones e indicaciones inadecuadas de los órganos que dependen de ellos y los decretos y decisiones inadecuados de los Comités Populares de grado inferior.

Art. 66 – Los Comités Populares locales son responsables ante las Asambleas de los Representantes del Pueblo de grado correspondiente y ante los órganos administrativos del Estado de grado superior.

Todos los Comités Populares locales del país, son órganos administrativos del Estado, y se encuentran bajo la dirección del Consejo de Estado; todos están subordinados al Consejo de Estado.

Sección V

Los Órganos de la Administracción Autónoma en las Regiones de la Autonomía Nacional

Art. 67 – La organización de los órganos de administración autónoma en las regiones autónomas, en las zonas autónomas y en los distritos autónomos debe corresponder a los principios fundamentales de organización de los órganos Estado locales, principios estos establecidos en la Sección IV del Capítulo II de la Constitución. Las formas de los órganos de administración autónoma podrá ser determinada de acuerdo con la voluntad expresada por la mayoría de la población de la nacionalidad que goza de la autonomía regional.

Art. 68 – En los órganos de administración autónoma de las comunidades autónomas, de las regiones autónomas y de los distritos autónomos en los que viven numerosas nacionalidades, cada una de las nacionalidades debe tener el correspondiente número de representantes.

Art. 69 – Los órganos de administración autónoma de las comunidades autónomas, las regiones autónomas y de los distritos autónomos ejercen las funciones de los organismos locales del Estado tal como se define en la Sección IV del Capítulo II de la Constitución.

Art. 70 – Los órganos de la administración autónoma, de las regiones autónomas, de las zonas autónomas y de los distritos autónomos ejercen sus derechos de autonomía en el ámbito de competencia para ellos fijados por la Constitución y las leyes.

Los órganos de administración autónoma de las regiones autónomas, de las zonas autónomas y de los distritos autónomos administran las finanzas del correspondiente lugar, dentro de sus respectivas competencias establecidas por la ley.

Los órganos de la administración autónoma de las regiones autónomas, las zonas autónomas y distritos autónomos organizan, en cada lugar, destacamientos de seguridad pública en conformidad al sistema militar del país.

Los órganos de la administración autónoma de las regiones autónomas, de las zonas autónomas y de los distritos autónomos pueden (en conformidad con las particularidades políticas, económicas y culturales de la nacionalidad local) elaborar estatutos de autonomía y otros estatutos especiales, sometiéndolos, tras la aprobación del Comité Permanente de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China.

Art. 71 – Los órganos de la administración autónoma de las comunidades autónomas, de las zonas autónomas y de los distritos autónomos utilizan, en el ejercicio de sus funciones, el idioma o idiomas que se hablen y escriban entre las nacionalidades de la localidad de que se trate.

Art. 72 – Los órganos superiores del Estado deben garantizar exclusivamente a los órganos de la administración autónoma de las comunidades autónomas, de las zonas autónomas y de los distritos autónomos, el ejercicio de su derecho a la autonomía, y proporcionar asistencia a las minorías nacionales a su desarrollo político, económico y cultural.

Sección VI

El Tribunal Popular y la Fiscalía Popular

Art. 73 – Las funciones judiciales son ejercidos por el Tribunal Supremo Popular de la República Popular de China, por los Tribunales Populares locales y Tribunales especiales.

Art. 74 – El plazo de duración de las competencias del Presidente del Tribunal Supremo Popular y los Presidentes de los Tribunales Populares se define en la ley.

La organización de los Tribunales Populares está definida en la ley.

Art. 75 – De conformidad con la ley, con ocasión del examen de las causas en los Tribunales Populares se adoptó el sistema de jurado popular.

Art. 76 – En todos los tribunales los debates son públicos, con la excepción de los casos especiales previstos por la ley, el acusado tiene el derecho a la defensa.

Art. 77 – En el curso de las actuaciones judiciales los ciudadanos de todas las nacionalidades tienen derecho a utilizar su lengua hablada y escrita. Para las partes que no dominan la lengua hablada y escrita en uso en la región, el Tribunal del Pueblo se encargará de su traducción.

En las regiones donde se concentran las minorías nacionales o en las regiones donde viven muchas personas de distintas nacionalidades, los Tribunales Populares tienen la obligación de llevar a cabo el proceso judicial en el idioma que se utiliza en su lugar y de publicar en la escritura de uso local las sentencias, las decisiones, las notificaciones y otros documentos.

Art. 78 – Los Tribunales Populares son independientes en el examen de los procesos, subordinándose, tan sólo a la ley.

Art. 79 – El Tribunal Supremo Popular es el órgano supremo en materia judicial.

El Tribunal Popular Supremo controla la actividad judiciaria de los Tribunales Populares locales y de los Tribunales Populares Especiales. Los Tribunales Populares de instancia superior controlan la actividad de los Tribunales Populares de instancia inferior.

Art. 80 – El Tribunal Supremo del Pueblo es responsable ante la Asamblea Nacional de los Representantes del Pueblo de China, y debiendo rendirle cuentas de sus actos; en el intervalo de sesiones de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China es responsable ante el Comité Permanente de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China, al cual debe rendir cuentas. Los Tribunales Populares Locales son responsables ante las Asambleas locales de los Representantes del Pueblo delmismo grado, y deben rendirles cuentas.

Art. 81 – El Consejo Supremo del Pueblo de la República Popular de China responsable de garantizar el cumplimiento de las leyes por parte de los órganos subordinados al Consejo de Estado, de los órganos del Estado locales, de los funcionarios del aparato del Estado, y de los ciudadanos. Las Fiscalías Populares locales y las Fiscalías Populares especiales trabajan bajo la dirección de Fiscalías Populares superiores y están todas bajo dirección única de la Fiscalía Popular Suprema.

Art. 82 – La duración de las competencias del Fiscal General de la Fiscalía Popular Suprema es de cuatro años.

La organización de las Fiscalías Populares es definida por la ley.

Art. 83 – En el ejercicio de sus funciones, el Ombudsmanships lugares populares son independientes de los órganos del Estado.

Art. 84 – La Fiscalía Popular Suprema es responsable ante la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China, a la que debe rendir cuentas; en el período de las sesiones de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China es responsable ante el Comité Permanente de la Asamblea Nacional de Representantes del Pueblo de China y le debe rendir cuentas.

Capítulo III

Derechos y obligaciones fundamentales de los ciudadanos.

Art. 85 – Todos los ciudadanos de la República Popular de China son iguales ante la ley.

Art. 86 – Todos los ciudadanos de la República Popular de China mayores de 18 años tienen derecho a elegir y ser elegidos, independientemente de su nacionalidad, raza, sexo, profesión, origen social, religión, educación, propiedades y residencia; exceptuando a las personas alineadas y privadas, por ley, del derecho a elegir y ser elegidos.

Así como los hombres, las mujeres tienen derecho a elegir y ser elegidas.

Art. 87 – Los ciudadanos de la República Popular de China gozan de libertad de expresión, de prensa, de reunión, de asociación, de manifestación y de reunión en la calle. El Estado pone a disposición de los ciudadanos los medios materiales necesarios para garantizar el ejercicio de estas libertades.

Art. 88 – Los ciudadanos de la República Popular de China gozan de libertad de creencia.

Art. 89 – La libertad individual del ciudadano de la República Popular de China es inviolable. Ningún ciudadano puede ser detenido salvo por decisión de un Tribunal Popular o por mandato de la Fiscalía Popular.

Art. 90 – El domicilio del ciudadano de la República Popular de China es inviolable. La ley garantiza el secreto de la correspondencia.

Los ciudadanos de la República Popular de China gozan de libertad de residencia y de transporte.

Art. 91 – Los ciudadanos de la República Popular de China gozan del derecho al trabajo. El Estado garantiza este derecho a los ciudadanos a través del desarrollo planificado de la economía nacional, de la ampliación progresiva del pleno empleo, de la mejora de las condiciones de trabajo y del aumento de los salarios reales.

Art. 92 – Los trabajadores de la República Popular de China gozan del derecho al descanso. El Estado garantiza este derecho a los trabajadores por medio de fijación de horarios de trabajo y del sistema de vacaciones para los trabajadores y empleados, por medio de la mejora progresiva de las condiciones materiales para el descanso, y por medio del fortalecimiento de la salud de los trabajadores.

Art. 93 – Los trabajadores de la República Popular de China tienen derecho a la asistencia material en la vejez, así como en el caso de enfermedad o pérdida de la capacidad de trabajo. Para garantizar este derecho de los trabajadores, el Estado establece el seguro social, el servicio de asistencia social, y los servicios de salud pública, garantizando su ampliación progresiva.

Art. 94 – Los ciudadanos de la República Popular de China gozan del derecho a la educación. El Estado garantiza este derecho a los ciudadanos por medio de la creación y extensión gradual de diversos establecimientos de educación y otras instituciones culturales y educativas.

El Estado se preocupa especialmente por el desarrollo físico e intelectual de los jóvenes.

Art. 95 – La República Popular de China garantiza a los ciudadanos la libertad de dedicarse a la investigación científica, la creación literaria y artística y otras actividades culturales. El Estado fomenta el trabajo creativo de los individuos en el campo de la ciencia, la educación, la literatura, las artes y otras actividades culturales, y le presta asistencia.

Art. 96 – En la República Popular de China las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres en todas las esferas de la vida política, económica, cultural, social y familiar.

El Estado protege el matrimonio, la familia, la maternidad y la infancia.

Art. 97 – Los ciudadanos de la República Popular de China tiene el derecho de dirigir a los organismos del Estado de todos los grados las quejas por escrito o verbalmente a cualquier funcionario público por transgresión de la ley o el abandono de sus funciones. Las personas perjudicadas por el incumplimiento de los derechos de los ciudadanos por parte de algún empleado del gobierno tiene derecho a una indemnización.

Art. 98 – La República Popular de China protege los derechos e intereses legítimos de los chinos que viven en el extranjero.

Art. 99 – La República Popular de China concede el derecho de asilo a los extranjeros perseguidos por defender la causa de la justicia, a través de la participación en el movimiento de la paz, o por su actividad científica.

Art. 100 – Los ciudadanos de la República Popular de China deben respetar la Constitución y las leyes, la disciplina en el trabajo, el orden social y las normas de la moral pública.

Art. 101 – En la República Popular de China, la propiedad social es sagrada e inviolable. Es el deber de todo ciudadano respetarla y protegerla.

Art. 102 – Los ciudadanos de la República Popular de China tiene el deber de pagar los impuestos de conformidad con la ley.

Art. 103 – La defensa de la patria es deber sagrado de todo ciudadano de la República Popular de China.

El servicio militar, en la forma de la ley, es deber de honor del ciudadano de la República Popular de China.

Capítulo IV

La Bandera Nacional, las Armas Nacionales, la Capital.

Art. 104 – El símbolo nacional de la República Popular de China es una bandera roja con cinco estrellas.

Art. 105 – Las Armas Nacionales de la República Popular de China están constituidas por el siguiente emblema: en el centro, la puerta de Bien An Men iluminada por cinco estrellas, estando rodeado de espigas y debajo una rueda dentada.

Art. 106 – La capital de la República Popular de China es Pekín.

ImagenImagen

21 De Septiembre de 1954, la gente se reúne en la Plaza de Tian’anmen
para celebrar el nacimiento de la Constitución de la República Popular de China.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s