Galiza: Detenida Maria Osório, militante independentista en la clandestinidad

Ceivar
 
Durante más de un mes Maria Osório consiguió mantenerse en la clandestinidad. La noche del pasado sábado 14 de junio, la militante independentista fue detenida por la Guardia Civil española en Ponferrada, ciudad próxima al territorio galego.
 
El Organismo Popular Anti-repressivo Ceivar ha informado de que hasta el momento se desconocen los procedimientos de la detención. La militante, en libertad condicional desde febrero de 2013 después de un año y tres meses de prisión preventiva en régimen especial, ha sido trasladada a Madrid, donde se encuentra detenida a la espera de pasar ante el juez de la Audiencia Nazional, que le asignará una cárcel provisional.
 
Maria, ejemplo de dignidad para el independentismo revolucionario
 
El pasado 7 de junio, la militante participó en un acto de solidaridad convocado por Ceivar en un centro social de Santiago de Compostela, para hacer pública su posición de insumisión ante la «justicia» española y el paso a la clandestinidad para seguir luchando.
 
A pesar del fuerte dispositivo policial que tomó la capital gallega, la intención de capturar a Maria acabó frustrada, pues la comunicación se realizó a través de internet, mediante videoconferencia.
 
Durante su intervención, la militante dejó clara su postura de rechazo ante una condena injusta y totalmente desproporcionada: «No llamaré a la puerta de ninguna prisión, me declaro insumisa. No tengo por qué obedecer las leyes de un Estado del que sólo conozco represión y persecución política e ideológica». En este sentido, también denunció que las causas de esta condena no son otras que pertenecer a «una generación que optó por la lucha para dignificar su existencia».
 
Maria Osório pertenece a una generación de galegas e galegos comprometidos con la lucha por la soberanía de su pueblo, que apuestan por la organización popular de base en defensa de la identidad, el territorio y los recursos. Sólo en los últimos diez años se han fundado más de 60 centros sociales; cinco nuevas organizaciones políticas; más de 30 organizaciones juveniles, estudiantiles y ecologistas, y se crearon ocho medios de comunicación, todos de carácter soberanista.

 
Ante esta creciente organización, los gobiernos español y europeo han intensificado la campaña de criminalización contra el movimiento independentista, conjuntamente entre el Ministerio de Interior y los medios de comunicación, con la intención de crear un clima de alarma social. A esta propaganda falaz le acompaña una desproporcionada represión policial que ha generado, en los últimos seis años, la detención de más de 20 activistas y el registro de domicilios, centros sociales y sedes de organizaciones.
Maria Osório, militante independentista galega, fue condenada en 2013 por un tribunal de excepción, la Audiencia Nazional española, a 10 años de prisión por pertenencia a banda armada y falsificación de documentos. En el juicio-farsa se aplicó por primera vez la nueva ley antiterrorista española, que ya no juzga «hechos probados» contra personas, sino a cualquier grupo, individuo o iniciativa que «pretenda desestabilizar el orden socioeconómico establecido», es decir: se considerará terrorista a todo aquel que cuestione el sistema capitalista impuesto por el gobierno español de turno.
 
Así, y sin haber sido acusada de daños a personas ni a bienes materiales, en el juicio se violó sistemáticamente su derecho a la defensa, así como el de los otros imputados, Antom Santos, Eduardo Vigo y Roberto Fialhega Teto. Las condenas por pertenencia a banda terrorista «en estado incipiente»: 18 años para Edu y Teto, 10 para Antom. La desproporción es tal que el Tribunal Supremo rebajó 4 años a cada uno tras el primer recurso. Por otro lado, otro independentista galego, Carlos Calvo, ha sido condenado recientemente por los mismos cargos a 12 años. En esta ocasión con un voto particular en el que un juez de la Audiencia Nazional se declara completamente en contra no sólo de la acusación sobre Carlos, sino de la existencia misma de la organización terrorista. Estas sangrantes «diferencias» entre jueces corroboran la frivolidad de la justicia española.
 
Maria Osório se enfrenta ahora a una sentencia de más de 6 años de cárcel, con cumplimiento íntegro de la condena, dispersada a cientos de kilómetros de su entorno, bajo un régimen penitenciario especial. Contra la represión española, Ceivar ha convocado para este lunes 16 de junio concentraciones en 10 ciudades galegas, en señal de repulsa. También desde hace meses, se ha desplegado una campaña popular de apoyo con la consigna «Eu também som Maria Osório», «Yo también soy Maria Osório», apoyada por miles de personas solidarias que han contribuido con el envío masivo de fotos al blog:

 
Dos días después de la detención, el lunes 16, a partir das 20.30 en diez localidades están convocadas jornadas de movilización: Burela, Ferrol, Ponte Vedra, Compostela, Crunha, Lugo, Ourense, Vigo, Noia y Cangas.
 
Liberdade para Maria Osório!
 
Liberdade pres@s independentistas!
 
 
 
 

VIDEO EN QUE MARIA OSÓRIO ANUNCIA SU PASE A LA CLANDESTINIDAD EN EL ACTO DE APOYO CONVOCADO POR CEIVAR:

 
 
 
Enlaces Galiza:
 
Extraído de difusionpresospoliticos.blogspot.com.es
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s