75 años del pacto Mólotov-Ribbentrop

G-S_T_1_Signing

Como es sabido, Hitler empezó la guerra casi en el mismo día en el que lo había hecho Napoleón. Fue el día más largo del año, el día del solsticio. Hasta el presente, este día, los estudiantes de Rusia festejan el fin de bachillerato con fuegos artificiales, bailando y paseando toda la noche por la ciudad (lo pueden ver en la película “Cuando pasan las cigüeñas”).

Con respecto a la guerra y a su inicio en los últimos años han habido tantas mentiras y mitos, que no es de extrañar, que los expertos “todólogos” nos hablen por la televisión de tales cosas como que mientras los vagones con petróleo soviético iban a Alemania, los nazis ya ocuparon una buena parte del país, que Stalin estaba muy asustado y perplejo y se escondió bajo la cama, donde no lo pudieron encontrar durante un año. O a veces llegan a decir que Stalin mismo desató la guerra y el pobre Hitler se vio obligado a defender los “valores europeos”, etc. Ufff… Ya estoy cansado de leer en los foros extranjeros los “testimonios” tipo:

…the Soviets even salute Nazi Germany, under Nazi flag, with a Nazi salute. I highly recommend you watch “The Soviet Story“.

Y claro, que después de ver tantas películas como “The Soviet Story”, guiadas por los alumnos del doctor Goebbels, se puede sacar conclusiones muy fuertes:

When the Soviets occupied northern Europe they killed everyone who was not Russian and that meant Jewish too, many Jewish” (Robert Camara, Medellin).

History Channel & Co. hacen su trabajo. Y yo en mi turno, poco a poco, voy a presentar aquí nuestra versión de los hechos en esta nueva guerra mundial de sentidos y conceptos.

Creo, que sería lógico empezar desde la “bomba” de las interpretaciones trastocadas del Pacto Ribbentrop-Mólotov (hay que advertir, que en ruso el pacto se llama el pacto Mólotov-Ribbentrop, incluso esta manera de presentar el pacto en Occidente al revés ya es muy elocuente). La “bomba” del Mólotov-Ribbentrop según mis observaciones, ya ha destrozado bastantes cerebros.

 

 

Un fragmento del libro de Yri Mújin “…Para bellum!”

“Desde el momento en que los bolcheviques subieron al poder, ellos se quedaron aislados: los trataban de estrangular ante todo, económicamente. En aquel momento, después de la guerra mundial y la guerra civil, la URSS urgentemente necesitaba créditos. Pero no se los prestaban, mientras los propios artículos de exportación eran muy escasos por la ruina y el atraso general de Rusia. Las oportunidades de negocios eran muy pocas.

La primera de ellas fue el oro de las reservas del Imperio. Por ejemplo, el parque ruso de locomotoras se desgastó en la terrible ruina de la postguerra, lo que significaba, que si incluso hubiera pan, no sería posible transportarlo a los hambrientos. Había que urgentemente conseguir locomotoras. Suecia está cerca, ella no participó en la guerra, no fue destruida. ¿Podría dar un crédito y construir 1.000 locomotoras por este crédito? Si, podía, pero no lo hizo. Suecia construyó los locomotoras, pero a cambio tomó 125 toneladas de oro.

Pero con el oro había que comportarse con mucho cuidado, pues, si lo introducían al mercado en grandes cantidades, perdería su valor (Mólotov se acordaba de que en los 50´s la URSS ahorró tantas reservas de oro y de platino, que incluso esa información fue un secreto estatal muy severo. Si lo supieran en Occidente, los precios en seguida caerían).

Como complemento al oro estaban las joyas y artesanías de diferente valor artístico. Ahora la parte tonta de la comunidad ortodoxa habla de las iglesias, “despojadas” por los bolcheviques. Esta gente ni quiere pensar en que es muy probable que ella misma hubiera venido al mundo sólo porque los bolcheviques, con estos medios económicos, compraron el pan para sus tatarabuelos y no les dejaron morir de hambre.

En los 30´s la situación económica se estabilizó. En la URSS aparecieron algunos productos, sobre todo, de materia prima, pero diferentes restricciones del comercio con nosotros seguían estando en vigor. Por ejemplo, a principios de los 30´s a nuestros militares quisieron comprar un tanque del inventor estadounidense Christie. Los estadounidenses mismos no lo compraron para su ejército. No lo necesitaban. Pero tampoco Christie nos lo pudo vender a nosotros. Del tanque quitaron la torreta y las armas y nosotros compramos solo su cuerpo en calidad de tractor.

Con la llegada al poder en Alemania de Hitler en 1933, y con su afán de abastecer a los alemanes del espacio vital a cuenta de Rusia, para la URSS, Alemania dejó de ser un estado copartícipe del acuerdo comercial y proveedor de tecnologías de nivel mundial. Tampoco se habían agregado los nuevos socios de Occidente. Occidente más bien se esforzaba por estrangular al comunismo con las manos de los fascistas y prácticamente expulsó a la URSS del proceso político internacional. Digamos que la URSS fue aliada de Checoslovaquia y Francia, pero incluso no la llamaron a la confabulación de Múnich, en la que Francia e Inglaterra, al traicionar a Checoslovaquia, se la dejaron a Hitler (1938).

Cuando los acontecimientos empezaron a desarrollarse demasiado rápido incluso para Hitler y él necesitó iniciar la guerra contra Polonia, llegó un momento de corta duración en la historia, cuando para Hitler se hizo beneficioso mejorar sus relaciones con la URSS.

Con eso Stalin entendió, que todo eso era interinamente, y que no había más espacio de maniobra. Inglaterra, Francia y Polonia definitivamente renunciaron a firmar un eficiente pacto militar con URSS. Lo que querían hacer fue enredar a la URSS en la guerra con Alemania, mientras ellos mismos salieran de ella. En el año 1939 se perfilaba que la víctima de agresión sería Polonia, pero ella no solo rechazó el pacto militar con la URSS, sino además incluso en el caso de agresión de Alemania, negó a las tropas rusas paso por su territorio para el contacto de combate con los alemanes. Es irónico, que en las negociaciones con la URSS, la delegación anglo-francesa expresó que en caso de guerra, la URSS podría enfrentarse a los alemanes sin sus tropas terrestres y solo con la aviación. Pero los polacos al saber de eso, negaron definitivamente acceso a sus aeródromos para nuestros aviones (que en caso de guerra serían aliados a Polonia) .

¿Que le restó hacer al gobierno soviético? Le restó hacer solo una cosa, tratar de sacar de esta situación agonizante el provecho máximo para la futura guerra. Y la URSS sacó provecho.

Cuando los alemanes, el 15 de agosto de 1939, se dirigieron a la URSS con la oferta de firmar un pacto de no agresión, es decir, concertar un pacto que ya tenían con Inglaterra y Francia, el jefe del gobierno soviético, Mólotov, les respondió:

Teniendo en cuenta las declaraciones oficiales de ciertos representantes del gobierno alemán, que con frecuencia tuvieron un carácter inamistoso e incluso agresivo con respecto a la URSS, el gobierno soviético hasta el presente ha partido de que el gobierno alemán busca el pretexto para el enfrentamiento con la URSS, se prepara para estos enfrentamientos y con frecuencia argumenta la necesidad del aumento de sus armamentos con inevitabilidad de tales enfrentamientos. Sin hablar de que el gobierno alemán, usando el llamado pacto anti-Komintern, trataba de crear y creaba el frente único de la lista de estados contrarios a la URSS, atrayendo para eso con mucha perseverancia a Japón…

…Sin embargo, si el gobierno alemán hace un giro de la política antigua hacia un serio mejoramiento de las relaciones políticas con la URSS, el gobierno soviético puede solo saludar tal giro y está listo, en su turno, a reconstruir su política en la línea de un mejoramiento serio hacia Alemania…

…El gobierno de la URSS cree, que el primer paso hacia tal mejoramiento de relaciones entre la URSS y Alemania podría ser la firma de un acuerdo comercial-crediticio.

El gobierno de la URSS cree, que el segundo paso en corto plazo podría ser la firma de un pacto de no agresión o la confirmación del pacto de neutralidad del año 1926 con una simultanea aceptación de un protocolo especial sobre el interés de ambos lados en tales o cuales cuestiones de la política exterior, con lo que el último representaría una parte orgánica del pacto”.

Presten atención, todavía no se supone la participación en la guerra de la URSS, cuando Alemania está a punto de entrar en ella. Es Alemania, enviando sus obreros al ejército, quien necesita el crédito. La participación de la mano de obra de otros países en el fortalecimiento de su capacidad defensiva. Y sería lógico, que Alemania pidiera un crédito de la URSS y no al revés. Y aquí Mólotov no pide, no se humilla, no lo llama a Hitler como “amigo Adic”, el simplemente exige el crédito para la URSS, él exige, que los obreros alemanes participen en el fortalecimiento de la capacidad defensiva de la URSS, él indica muy claro, que sin este primer paso, él no va a pensar en el segundo.

Mólotov sabe con quien va a guerrear Hitler, y sabe, que bajo el yugo de Polonia se encuentran los millones de ucranianos y los bielorrusos y por eso él indica, que el segundo paso debe acompañarse por un “protocolo especial”, que no tiene relación directa al pacto de no agresión.

En 2 días los alemanes otorgan el crédito a la URSS.

 

 

Qué dio el pacto a la URSS

El acuerdo de negocios y de crédito dio a la URSS la posibilidad de llevar a cabo la preparación para la guerra contra los alemanes, de manos de los mismos alemanes. La preparación tuvo varias direcciones.

Como recordaba el narcom de la industria aérea A.I.Shajurin, en vísperas de la guerra, fue necesario duplicar la capacidad de las fábricas estratégicas de la URSS. Eso quería decir que, si en las regiones de oeste de la URSS se encontraba una fábrica que producía algo para la defensa (motores, caucho, aleaciones, etc.), había que instalar otra fábrica del mismo tipo en el Este, para que en el caso de la pérdida de la fábrica del Oeste no se parara la producción en el Este.

Para la construcción de estas fábricas por duplicado se requería un gran parque de máquinas. Y los alemanes nos abastecían con estas máquinas, es más, a juzgar por la lista del acuerdo de negocios, ellos suministraban también las máquinas para producir las máquinas. Por lo que para sorpresa de todo el mundo, nuestra industria pudo mover al Este las fábricas y producir allá más armas y técnica militar que Alemania, con un considerable suministro de máquinas por parte de Alemania.

Lo segundo, en lo que ayudó Alemania a la URSS en vísperas de la guerra, fue el perfeccionamiento de nuestras armas.

 

 

Qué dio el pacto a los alemanes

Claro que ellos recibieron de la URSS materias primas. Pero las podrían haber recibido sin ninguna ayuda de la URSS, de sus aliados. Es verdad que por esa materia prima de los aliados ellos igual tendrían que pagar. Es correcto. Pero primero esos fueron sus aliados. Segundo, a pago de la materia prima de sus aliados, los alemanes no les abastecían con la técnica militar hecha en Alemania, sino lo que les mandaban a cambio de su materia prima en gran parte era la técnica de trofeo, polaca, francesa, etc.

Cuando a la URSS ellos, según el acuerdo comercial, le suministraban sólo con la producción de los obreros alemanes y de las fábricas alemanas, y eso sólo pudo debilitarlos en vísperas de la guerra con nosotros”.

 

 

Extraído de guiademoscu.blogspot.com.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s