Valientes historias de resistencia

Touro Sentado manda al teniente Warren volver a las tierras del hombre blanco

 

Las pendientes marrones verdosas estaban salpicadas de caballos muertos y objetos que parecían piedras blancas. Los dedos de Godfrey temblaban al sostener los prismáticos. ‘Los muertos’, respondió con voz ronca. (…) ‘¿¡Cómo que son blancos!?’, dijo Weir. ‘¿¡Cómo que son blancos!?‘” (1).

Fue así como Dee Brown reconstruyó creativamente el impacto que los oficiales yankees sufrieron ante la evidencia de la mayor derrota del séptimo regimiento de caballería. Un marco que se mostró aterrador, después del 25 de junio de 1876, en el valle del río Little Big Horn, en Montana (EE.UU.), para un ejército que nació adorando la rapiña.

Comandados por el (hasta entonces) invencible coronel George Armstrong Custer (1839-1876), las tropas fueron totalmente masacradas gracias a la táctica empleada por la alianza entre dos pueblos hermanos, los Sioux y los Cheyennes, en una emboscada en la que ningún sobreviviente del ejército vivió para contar la historia. Quiero decir… alguien, que no hablaba, sobrevivió y el 10 de abril de 1878 fue ascendido de inmediato a oficial, conforme a la Orden General Nº7. Se trataba de un caballo llamado Comanche(2).  Little Big Horn es la respuesta de los indios contra la represión perpetrada por los ladrones de tierra y de vidas al servicio del Estado. En el clima de una campaña de anexión constante de territorios, desde el inicio de su formación, los EE.UU. estuvieron contra las regiones no sólo colonizadas por los franceses y españoles, confinando grandes naciones indígenas y arrastrándolas a las tierras sin valor, llamadas reservas, donde deberían morir de hambre, sino también incluso dentro de su propio país. Los que no se sometían tenían que enfrentarse a un ejército superior en técnica y en equipo. En aquellos años, los grandes héroes indios eran representados por Nube Roja (Makhpiya-Luta), Toro Sentado (Tatanka Iyotake) y Caballo Loco (Tashunka Witco).

Después del ataque dirigido por Custer contra una pacífica aldea en territorio cheyenne, en Washita, una noche de 1868, ese coronel fue ascendido a héroe nacional y los indios pasaron a considerarlo como uno de los más malvados enemigos. En el momento, no se reparó ni siquiera en niños, mujeres y ancianos. El ataque se producía dos años después de la fundación del 7º Regimiento de caballería, poco después de la finalización de la guerra civil.

Dee Brown, en su ensayo histórico, reconstruye la valentía indígena en el discurso de Caballo Loco sobre su tierra: “Los pueblos Sioux pertenecen a este lugar y ningún hombre tiene el derecho de intervenir y decirnos que no debemos ir a donde nos de la gana. Matar es siempre una cosa ruín y el brazo del Padre Blanco es largo, sin duda se levantará furioso contra sus hijos rojos. Sin embargo, es posible que los soldados del Padre Blanco hayan aprendido la lección y haya paz” (3).

Encontrarán a Custer en el punto más alto, con docenas de caballos muertos y una tropa completa de cadáveres a su alrededor. Las únicas marcas que tenía eran heridas de bala en la sien y en el pecho (…)“. (4)

Después de la humillación, Washington decidió tratar a los indios de las reservas como prisioneros de guerra. El Tratado de Paz de 1868 fue derogado, eliminando la tierra de los indios. En diciembre de 1890, una nueva masacre (la de Wounded Knee) puso fin a la resistencia Sioux. El infame 7º Regimiento fue modernizado. Hizo otras incursiones, incluyendo en Vietnam (casi aniquilado en una maniobra en la que fue rodeado por 2.500 vietnamitas del Frente de Liberación Nacional) y en la Guerra del Golfo. Las derrotas en Little Big Horn, Vietnam e Irak demuestran que no basta con una batalla para derrotar al monstruo. Es necesario acabar con el vientre que lo parió y lo alimenta: el imperialismo.

 

 

La Pareja Rosemberg

 

Trabajadores, científicos, escritores y artistas son violentamente perseguidos en los EE.UU. y en los países bajo la influencia del imperialismo. En 1953, el imperialismo lanza, en varias partes del mundo, golpes mortales contra los trabajadores. En Yugoslavia, el revisionismo en el poder, encabezado por Tito, cambia el nombre del Partido Comunista y su estructura revolucionaria. Establece tratados militares con Grecia y Turquía, que ingresan en la OTAN. Son implantados modelos de “seguridad nacional” en varios países de América Latina, incluso en Brasil. Kruschev, encabezando una organización contrarrevolucionaria, articula su llegada al poder tras la muerte de Stalin, el 5 de mayo. En Hungría hay un movimiento de restauración capitalista. La guerra en Corea está llegando a su fin y, en julio, los yankis firman un armisticio incondicional, pero se niegan a restablecer la paz y mantiene efectivos en el sur.

El 7 de mayo el imperialismo francés es derrotado en la batalla de Dien Bien Phu y el plan urdido por los EE.UU. y Francia (Operación Vulture) de arrasar varias ciudades de Vietnam es totalmente destruído. El 21 de julio se firman acuerdos que establecen la división de Vietnam en dos Estados, separados por el paralelo 17, y que serían reunificados en 1956 con elecciones libres y generales. Los acuerdos se extendían hasta el reconocimiento de la independencia de Vietnam, Camboya y Laos, prohibiendo expresamente el envío de tropas a estos países. Los EE.UU. no firmaron los acuerdos, diciendo que se comprometían a no violarlos.

Los EE.UU. están informados de que la URSS hace los preparativos para el lanzamiento de la bomba de hidrógeno siete meses antes que el imperialismo. El 19 de junio de 1953, la Corte yanki autoriza el asesinato (ejecución legal) de  la pareja Ethel y Julius Rosenberg, en los EE.UU., bajo las falsas acusaciones de espionaje a favor de la URSS.

Alegre y verde, hijos míos, verde y alegre
Será el mundo bajo nuestras tumbas“.

(Extracto del poema de Ethel Rosenberg dedicado a sus hijos)

 

 

Heroísmo revolucionario

 

También otro 19 de junio es recordado como el Día de la Heroicidad. En 1986, en Perú, 300 presos políticos del Ejército Popular de Perú se enfrentaron heroicamente a las fuerzas fascistas y pro-yanquis en tres prisiones: El Frontón, Lurigancho y El Callao. Provistos con armas caseras y algunos fusiles que lograron capturar durante los combates, los detenidos enfrentaron la ofensiva de las ametralladoras, armas antitanques y helicópteros.

Los prisioneros habían transformado las prisiones en “luminosas trincheras revolucionarias”, no permitiendo que el confinamiento hiciese decaer la causa de la guerra popular iniciada en 1980, manteniéndose organizados en los estudios, en el entrenamiento físico y en el trabajo productivo. Sintiéndose acorralado frente a la fuerza de los rebeldes, el gobierno asesinó a los presos que afirmaba estar “trasladando”. Los internos y las internas tomaron las principales prisiones políticas y gritaban: “¡Resistiremos. No nos cogerán con vida!“. Entre sus demandas estaban la de reconocerlos como prisioneros de guerra y la de no aceptar el trato de “terroristas”, ya que el Estado que los capturaba y asesinaba en silencio era el verdadero terrorista, genocida y lacayo del imperialismo. El gobierno no suspendió las desapariciones de los revolucionarios y mantuvo oculto el paradero de los “trasladados”. Cuando no soportó más la resistencia de los prisioneros, desencadenó las masacres.

 

arton3157-578fd
En El Frontón, los revolucionarios resistieron durante dos días. En Lurigancho lucharon durante todo un día. Lo mismo ocurrió en El Callao. En todas las prisiones se dio un triste saldo de prisioneros asesinados.

El asesinato de cientos de soldados del EPR no intimidó a los revolucionarios y fortaleció la lucha popular y democrática, tanto en Perú como en otras partes del mundo. La declaración del Comité Central del Partido Comunista del Perú, justo después de la masacre, fue: “La gloriosa muerte beligerante de estos prisioneros de guerra se abriga con la sangre ya vertida y ante ella los comunistas, los combatientes y los hijos del pueblo, armados, asumimos el compromiso indeclinable de seguir su luminoso ejemplo, para, desarrollando la guerra popular, servir a la revolución mundial (…)“.

 

 

Jaime Petit (5)

 

Jaime Petit da Silva, paulista de Jacaranga, nacido el 18 de junio de 1945, comienza pronto a trabajar, ya que perdió temprano a su padre. A principios de los años 60, vive y estudia en Río de Janeiro. En 1962, Minas entra en su vida: se traslada a la ciudad de Itajubá, con su hermano Lucio. Entra en el Instituto Electrotécnico de Ingeniería en 1965. Da clases de matemáticas y física en Itajubá y Brasópolis. Milita en el movimiento estudiantil, siendo elegido presidente del Directorio Académico de Ingeniería en Itajubá en 1968.

Jaime es arrestado en 1968, en el histórico XXX Congreso de la UNE, en Ibiúna, SP. Militante del Partido Comunista de Brasil, sufre la intensificación de la represión a partir de la publicación de la Ley Institucional Nº 5 (AI-5). Por lo que abandona el curso de ingeniería y se va al corazón del país, en 1969, donde trabaja como electricista.

Documentos del Centro de Inteligencia del Ejército dan cuenta de que Jaime fue condenado por sus “actividades subversivas”, a tres años de prisión por la segunda Auditoría del Ejército. Con otros camaradas del Partido Comunista de Brasil, llega al Araguaia en los años 70. Allá ya estaban sus hermanos Lucio y María Lucía.
Según la versión oficial, “desapareció” el día 29 de noviembre 1973, cuando combatía con miembros de las fuerzas comandadas por militares pro-yanquis.

Su memoria se conserva en el distrito Visconde do Rio Branco, en Belo Horizonte, por toda la calle Jaime Petit da Silva.

 

 

Zuzu Angel

 

En “Angélica“, Chico Buarque preguntaba: “¿Quién es esa mujer?“. Y Zuleika Angel Jones era su nombre.

Nacida el 5 de junio de 1923 en Curvelo (MG), llegó a ser conocida internacionalmente como la diseñadora Zuzu Angel. Pero no fue sólo por la moda que diseñó Zuzu. Tras el asesinato de su hijo Stuart, en 1971, en las instalaciones de la Fuerza Aérea, se convirtió en una activista contra las atrocidades de la contrarrevolución en el período de la gestión militar.

Zuzu pasó parte de su vida en Belo Horizonte. Venida de una familia de clase media, se convirtió en costurera y, más tarde, en diseñadora. Su sello era mezclar materiales inusuales, tales como telas de algodón, cintas de grosgrain, encajes del norte, piedras preciosas, etc., creando una moda típicamente brasileña. El logotipo de la ropa que elaboraba era un ángel.

La “desaparición” de su hijo provocó una transformación significativa en su ropa. Debido a esto, politizó sus creaciones, transformando el fútil mundo de la alta costura en el escenario para las denuncias sociales. Los logotipos ahora eran ángeles amordazados, niños encarcelados, el sol detrás de las rejas, balas de cañón y pájaros enjaulados, creando lo que ella misma clasificaría como “la primera colección de moda política de la historia“.

La muerte de su hijo Stuart Edgar Angel Jones, estudiante y activista político, hizo que Zuzu pasase toda su vida denunciando este y otros crímenes de la dictadura. Hizo contactos internacionales, movilizó a la prensa, fue al Senado de Estados Unidos: quería recuperar el cuerpo de su hijo, cuya muerte y prisión nunca fueron admitidas por los militares. Decía: “No tengo el coraje, coraje tenía mi hijo. ¡Yo tengo legitimidad!“.

 

oie_2ixbJS4n4llq
El 17 de abril de 1976, Zuzu murió en un accidente de coche, que parece haber sido planeado por el ejército fascista. El vehículo fue arrastrado hasta un barranco de cinco metros de altura. Días antes, había dejado, en casa de Chico Buarque, un documento que debería ser publicado si algo le pasase. Ella atribuía la responsabilidad de lo que le pudiese pasar a las “mismas personas que mataron a mi hijo“.

En su memoria, el proyecto Rua Viva dio el nombre de Zuzu Angel a una calle del distrito de Belvedere, en BH. En Río de Janeiro, el túnel donde ocurrió el “accidente” lleva su nombre.

 

 

Itair José

 

Itair José Veloso nació el 10 de junio de 1930, en Minas Gerais. Activista laboral desde los años 50, sufrió la persecución de los cuerpos de seguridad después del golpe del 64. Miembro de la corriente prestista (Partido Comunista de Brasil), vivió en la clandestinidad. En 1975 es dado como desaparecido. Sin embargo, denuncias dan cuenta de que fue asesinado durante una sesión de tortura.

Itair fue trabajador, jefe de obras y líder sindical de la construcción en Río de Janeiro. Desde 1953 militó en el movimiento sindical, también fue parte de la Juventud del PCB. En 1961, dirigió el Sindicato de Trabajadores de la construcción, de Niteroi y Nova Iguaçu. Durante el gobierno de João Goulart (1961-1964) estuvo al frente de una delegación sindical que participó en una reunión internacional en Moscú.

Después del golpe del 64, tenía la casa invadida de policías del DOPS (Departamento de Orden Político y Social). Por suerte no estaba allí. El 25 de mayo de 1975, le dijo a su familia que iba a ir a una reunión y que regresaría el mismo día. Nunca más volvió. Según declaraciones del sargento Marival Keys (18/11/92), Itair había sido detenido por agentes del DOI-CODI (Departamento de Operaciones e Información – Centro de Operaciones y Defensa Nacional). El sargento dijo que Itair murió de un golpe de calor, bajo tortura, en una casa en Itapevi, SP. Una avenida en el Barrio de las Industrias, en la capital minera, ahora lleva su nombre.

 

 

Notas:

(1) Brown, Dee. “¡Masacre! Indios derrotan a Custer en Little Big Horn“, Sao Paulo. Ed. Melhoramento, s / d, p.170

(2) Ibid. p.178

(3) Ibíd. p.147

(4) Ibid. p.171

(5) La información biográfica referente a Jaime Petit, Zuzu Angel e Itair José Veloso fue tomada del libro “Rua Viva – Homenaje a los mineros políticos muertos y desaparecidos“.

 

 

Traducido por “Cultura Proletaria” de anovademocracia.com.br

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s