¿De qué habla el pueblo soviético? (1946)

535794a4698ea

 

En la URSS, la voluntad del Gobierno de llevar a cabo un préstamo de restauración y desarollo de la economía nacional del país que asciende a 20 mil millones de rublos, a pagar en veinte años, es un acontecimiento destacado. El propio título del préstamo señala su finalidad, que es atraer recursos adicionales para restablecer y desarrollar la economía nacional, según lo previsto por el nuevo Plan Quinquenal.

Los préstamos del Estado son excepcionalmente populares en la URSS. Todos los medios que provienen de los obreros, campesinos e intelectuales que suscribieron el préstamo, son invertidos para satisfacer las necesidades del pueblo. Durante los años anteriores a la II Guerra Mundial, el pueblo soviético prestó al Estado alrededor de 50 mil millones de rublos. Hizo una gran contribución para el cumplimiento de los planes quinquenales stalinistas, que han transformado el país soviético.

Durante la guerra, los préstamos desempeñaron un importante papel en el aprovisionamiento del Ejército Rojo de todo lo esencial para la victoria. Los ciudadanos soviéticos prestaron al Estado, durante la guerra, 76 mil millones de rublos. Cada soviético decía, entonces, con razón: “Vencimos al enemigo con el arma y el rublo“.

Para todo lo que fue creado en el país de los soviets durante el período de la construcción de la paz -en la industria, en la gran agricultura mecanizada colectiva, en las escuelas, en los sanatorios, en los centros de educación superior, clubes, teatros- hubo una contribución del ciudadano soviético, que adquiría bonos de los préstamos nacionales.

Al dar sus ahorros al Estado, el pueblo soviético está seguro de que les serán devueltos íntegramente, tanto por lo que se construya en el país y en forma de primas, como, finalmente, con el reembolso completo, al expirar el plazo de la suscripción, de la suma prestada. Basta con decir que, antes de la guerra, la población de la URSS recibió en primas e intereses de los préstamos, la suma de 7,6 mil millones de rublos.

 

535793491c121
Durante el año 1944, los ingresos de la población procedentes de los préstamos fue 1.782 millones de rublos, y en 1945, de 2.844 millones de rublos. Si se le pregunta a un ciudadano soviético, que suscribió el préstamo, por qué presta voluntariamente sus ahorros al Estado, responderá que lo hace para poner lo antes posible a funcionar el nuevo plan quinqunal, que le traerá el bienestar a él y a su familia y a su pueblo, que les dará la abundancia y multiplicará la potencia de su patria. El ciudadano soviético dice con toda la razón: mi fábrica, mi tren, mi escuela, porque todo en la URSS pertenece al pueblo.

Recordando las grandiosas proporciones del Plan Quinquenal , los 25 millones de toneladas de acero, los 250 millones de toneladas de carbón, los 35 millones de toneladas de petróleo, los 4.500 millones de algodón y los 240 millones de pares de zapatos que producirá la URSS en 1950, el pueblo soviético suscribe el préstamo diciendo: entrego mis ahorros para dar al Estado recursos adicionales con el fin de acelerar el cumplimiento del Plan Quinquenal, programa de combate que se corresponde con mis intereses vitales. Por eso fue recibido con tanto entusiasmo la emisión del préstamo.

En el primer día de la emisión, cientos de miles de trabajadores, empleados, intelectuales y campesinos del país de los Soviets, suscribieron el préstamo con sumas mayores que sus salarios mensuales. Aleksandra Stirova, trabajadora textil de Moscú, dijo: “Suscribo con el salario de un mes y medio, al igual que todos las trabajadoras que forman mi grupo. Sepan todos que nosotras, trabajadoras textiles, amamos nuestra patria y haremos todo lo posible para cicatrizar cuanto antes las heridas ocasionadas al país por la guerra“.

Ekoniev, soldado desmovilizado y ahora mecánico de una fábrica de automóviles de la capital soviética, dijo: “Los préstamos del Estado desempeñaron un papel muy importante cubriendo los gastos del Ejército Rojo durante la guerra. Ahora, cuando el país de los Soviets comenzó la restauración y el desarrollo de la economía nacional, el nuevo préstamo contribuirá a resolver com mayor éxito los problemas del nuevo plan. Con un salario mensual de 1.400 rublos, suscribí 2.000“.

El soldador Shibkevich, de una fábrica de Kishinev (República Soviética de Moldavia), dijo: “La restauración de la economía nacional destruida nos afecta vitalmente. Sabemos que la suscripción al préstamo acelerará el cumplimiento del nuevo plan quinquenal. Sabemos que, cuanto antes pongamos en marcha las fábricas destruidas por el enemigo, cuanto antes contruyamos casas, más cómoda será nuestra vida. Nuestros intereses privados y los intereses del Estado son inseparables. Traemos nuestros recursos al préstamo del Estado de todo corazón, como si fuesen para nuestras necesidades personales“.

Esto es lo que dice el pueblo soviético, comprendiendo que el préstamo de restauración y desarrollo de la economía nacional de la URSS constituye una contribución del pueblo entero al cumplimiento de los grandes logros del nuevo plan quinquenal.

Según una información del Ministerio de Finanzas de la URSS, los trabajadores del país soviético cubrieron el préstamo: dieron al Estado 445 millones de rublos más de lo previsto por el Gobierno.

La suscripción continúa.

 

 

Traducido por “Cultura Proletaria” de “Divulgação Marxista”, Nº6, Septiembre de 1946

Anuncios

Un pensamiento en “¿De qué habla el pueblo soviético? (1946)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s