Llamamiento a la rebelión de los pueblos oprimidos

 

[Nota: Este texto que os ofrecemos es una declaración inaugural del IX Congreso de PCI (Maoísta) que se celebró en 2007, plenamente vigente a pesar de los años transcurridos, en el cual se hace un llamamiento a la Rebelión de los Pueblos Oprimidos del mundo] 

 

PARTIDO COMUNISTA INDIO (MAOÍSTA):

IX CONGRESO

 

¡PUEBLOS OPRIMIDOS DE LA INDIA Y EL MUNDO!

¡LEVANTAOS COMO UNA GRAN OLA PARA BARRER AL IMPERIALISMO!

¡¡HACER AVANZAR LA GUERRA REVOLUCIONARIA POR TODO EL MUNDO!!

LLAMAMIENTO DEL CONGRESO DE LA UNIDAD

IX CONGRESO DEL PCI (MAOÍSTA)

 

Las políticas defendidas por el imperialismo y aplicadas por las clases dominantes están arrasando las vidas de las masas del país, ya de por sí empobrecidas, a una velocidad inaudita en la India posterior a 1947 [Año de la independencia de la India. (Nota de ODC)]. Con independencia del partido que esté en el poder, ya sea el central o el de los estados, todos aplican agresivamente las políticas de liberalización-privatización-globalización (LPG) en todos los ámbitos de la economía y de la vida social del país.
El control de los imperialistas, en especial de los Estados Unidos, se hace más estrecho cada día que pasa sobre todos los aspectos de la vida del país. Éste es el resultado de la creciente y profunda crisis del imperialismo que afecta particularmente al imperialista número uno, a los Estados Unidos. Empantanado en las guerras de Irak y Afganistán, con una economía en crisis, los imperialistas estadounidenses se enfrentan a graves problemas. Ante la oposición mundial a sus políticas terroristas y belicistas, y ante la mayor competencia de las potencias imperialistas rivales, los imperialistas estadounidenses están cada vez más desesperados. La crisis está intensificando todas las contradicciones a nivel mundial, incluida la India.

Los pueblos de la India y del mundo no se están tomando estos ataques a la ligera; de hecho, están resistiendo fieramente a los ataques contra sus vidas. Sin embargo, su resistencia es aplastada con brutalidad y crueldad fascistas en todos aquellos países donde se han aprobado leyes terroristas. Debido a la debilidad de las fuerzas auténticamente comunistas –las maoístas- para dirigir estas luchas, la resistencia popular se enfrenta, entre otros, al problema de su paulatina intensificación y tiende a dar vueltas en círculo. Pero los estallidos siguen multiplicándose como, por ejemplo, las revueltas de las masas en Khairlanji (Maharashtra) y en Francia. Allí donde los movimientos maoístas han arraigado, como en India, Nepal, Filipinas, Turquía, Perú, etc., las revueltas han adoptado la forma de resistencia armada sistemática.
En la India, mientras las políticas gubernamentales afectaban [negativamente] a la vida de todos los sectores de las masas, los grandes negocios, las empresas transnacionales y sus agentes en el país, y los capitostes semifeudales recibían enormes riquezas. Los más afectados son los más pobres del país.
Los campesinos y los pobres sin tierras han sido los más afectados por unas políticas que han empujado a más de cien mil personas al suicidio y a cientos de miles más al hambre extrema. La profundidad de la crisis se debe a las políticas dictadas por la OMC, el FMI y el Banco Mundial que han golpeado con fuerza también a los campesinos medios e incluso a un sector de los campesinos ricos. El Congreso de la Unidad-IX Congreso del PCI (Maoísta) exhorta a las amplias masas campesinas oprimidas a levantarse con la furia de una tormenta contra dichas políticas para barrer a sus opresores y establecer su propio poder popular de pueblo en pueblo.
Junto con las políticas de liberalización, privatización y globalización se han sucedido los ataques masivos contra la clase obrera y los intentos malintencionados de atar a los trabajadores de pies y manos, lo cual ha facilitado el botín gigantesco de las grandes empresas. La masiva contracturalización del trabajo, la congelación salarial, el sistema de jubilación voluntaria, los despidos, el descenso de las contrataciones, las sentencias judiciales antiobreras, la prohibición de facto de las huelgas, etc., están llevando a toda la clase obrera a un empobrecimiento cada vez mayor. El resultado de la miseria rural son cientos de miles de emigrantes que, deambulando por las áreas urbanas, sobreviven al día en un estado de semihambruna. El Congreso llama a la clase obrera a quitarse de encima las cadenas de los revisionistas, los reformistas y los sindicalistas reaccionarios y a emprender la lucha militante contra los ataques a sus condiciones de vida y los derechos democráticos.
Las políticas actuales han llevado a una mayor marginación de las poblaciones tribales y de todos los moradores de los bosques, debido a los enormes proyectos [de ingeniería] que han provocado desplazamientos masivos. Proyectos mineros y de construcción de presas Posco, Kalinganagar, las minas de bauxita, etc. en Orissa; Chargaon y Raoghat en Chattisgarh; las minas de bauxita y el proyecto Polavaram en Andhra Pradesh; las minas de hierro y los proyectos de [extracción de] uranio en Jharkhand; y otros proyectos semejantes por todo el país. El IX Congreso del PCI (Maoísta) exhorta a todos los moradores de los bosques a resistir hasta el final los desplazamientos masivos que se están llevando a cabo y a proteger sus tierras y bosques de los ladrones y saqueadores que tratan de arrebatárselos.
En las 300 Zonas Económicas Especiales [SEZ, en sus siglas en inglés], los tiburones extranjeros y locales están dispuestos a crear de facto enclaves extranjeros dentro de nuestro país apoderándose de cientos de miles de hectáreas de tierras agrícolas de primera calidad; y a su vez, a convertir los centros urbanos en enclaves elitistas, allanando el camino a las grandes cadenas comerciales de distribución mediante la brutal demolición de barrios pobres e incluso de viviendas permanentes y el desalojo de cientos de miles de personas. El Congreso de la Unidad del PCI (Maoísta) llama al pueblo a hacer frente a la confiscación de sus tierras y casas y a repeler a las hordas de demolición por cualquier medio a su alcance.
El gran crecimiento del capital imperialista en el país y el de las multinacionales ha reforzado los planes expansionistas de las clases dominantes indias, cuya influencia sobre los países del sur de Asia es cada vez mayor. El Congreso de la Unidad apoya las luchas de los pueblos del sur de Asia contra el expansionismo indio y hace un llamamiento al pueblo indio a estar en la vanguardia de la lucha contra el expansionismo indio.
La heroica lucha de las nacionalidades, en especial la de los pueblos de Cachemira y del Noreste no cesa desde hace decenios contra el opresivo Estado indio. El Congreso de la Unidad del PCI (Maoísta) apoya las luchas de las nacionalidades oprimidas por su derecho a la libre determinación, incluyendo la secesión; y exhorta al pueblo de la India a no caer preso de la histérica propaganda india y a prestar su apoyo a estas luchas.
Las culturas imperialista y feudal han incrementado a gran escala la explotación y la opresión patriarcal de las mujeres. Las llamadas muertes por la dote, el aumento de la explotación sexual y la creciente violencia y discriminación del Estado y de las fuerzas feudales y machistas contra las mujeres han provocado el incremento masivo de la opresión contra éstas. El IX Congreso del PCI (Maoísta) llama a las mujeres a levantarse contra esta despiadada explotación/opresión, a hacer valer sus derechos y a ponerse en pie y luchar contra cualquier forma de opresión y discriminación creando poderosas organizaciones de mujeres.

Las reivindicaciones cada vez mayores de los dalits han coincidido con un gran aumento de los ataques en su contra así como con la continuación de la discriminación que padecen debida a la repugnante práctica de la intocabilidad. El IX Congreso del PCI (Maoísta) llama a todos los dalits a organizarse bajo la bandera revolucionaria, a resistir con espíritu militante los crecientes ataques y la discriminación que les afecta y a movilizar a todos los oprimidos para continuar la lucha por la erradicación, desde su misma base, del sistema de castas.
La ofensiva imperialista y de las multinacionales [“CBB”], junto con el prolongado estancamiento provocado por las relaciones semifeudales ha creado una situación de pesadilla para los estudiantes y jóvenes del país que se enfrentan a un futuro sombrío de desempleo, subempleo, degeneración cultural, arribismo y desesperación. El IX Congreso del PCI (Maoísta) exhorta a los estudiantes y jóvenes del país a resistir estos ataques y a unirse masivamente al movimiento revolucionario para crear una nueva sociedad realmente democrática, que es la única que puede resolver los problemas a que se enfrentan.

La masiva ofensiva imperialista, con sus transnacionales y multinacionales [“TNC/CBB”, en el texto en inglés. Nota de ODC], ha empujado y sigue empujando a cientos de miles de pequeñas industrias y comerciantes a la bancarrota. El IX Congreso del PCI (Maoísta) llama a todas estas pequeñas empresas a prestar cualquier apoyo posible a la guerra popular en curso ya que es sólo por medio de la transformación democrática de la sociedad que podrán librarse de la estrangulación imperialista y de sus transnacionales así como de las restricciones semifeudales de sus mercados.
La gran ofensiva imperialista, el profundo y continuado estancamiento de la economía rural, los crueles ataques del fascismo hindú y la brutal autoridad del Estado afectan a todos los aspectos de la vida del país creando una enorme desilusión y frustración entre los intelectuales progresistas y democráticos de la India. El IX Congreso de la PCI (Maoísta) exhorta a todos los intelectuales progresistas y democráticos a que eleven su voz contra todas las formas de injusticia y contra la represión estatal para, de esta manera, sumarse a la corriente general, democrática y revolucionaria del país.
Finalmente, el movimiento antiimperialista indio es parte integrante del movimiento mundial contra el imperialismo, especialmente el imperialismo estadounidense. En particular las heroicas resistencias armadas de los pueblos iraquí y afgano están a la vanguardia de estas grandes batallas. Junto con estos movimientos en desarrollo en los países atrasados y las revueltas de las masas en los países imperialistas, en especial las dirigidas por los Partidos Comunistas, [el movimiento antiimperialista indio] es una parte importante del movimiento antiimperialista a escala mundial. El IX Congreso del PCI (Maoísta) da su apoyo total a estos movimientos antiimperialistas; exhorta al pueblo indio a condenar con toda firmeza las políticas agresivas y belicistas del imperialismo estadounidense en todo el mundo; y apoya la resistencia de los pueblos, en particular Iraq, Afganistán, Líbano y Palestina.
Ciudadanos de la India,

El IX Congreso del PCI (Maoísta) exhorta por último al pueblo de la Indiaa responder masivamente con su apoyo a la guerra popular que se desarrolla en el país y al emergente poder en ciernes, a la construcción de una sociedad verdaderamente democrática erigida sobre la justicia y la igualdad y libre de las cadenas del imperialismo y de la esclavitud semifeudal.

Congreso de la Unidad-IX Congreso,
PCI (Maoísta)

1 de febrero de 2007

 

 

 

Extraído del blog odiodeclase.blogspot.com.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s