La ciencia, nuevo dogma

28

 

Hoy en día, la Unión Soviética ya casi no tiene ignorantes. Es el país que gasta más en educación. Por eso, el aumento en el número de personas que saben leer y escribir fue del 67% en 1930 al 90% en 1933.

Los inventores y los eruditos son considerados por el gobierno ruso ciudadanos de utilidad pública.

La sociedad capitalista comienza a rebelarse contra la ciencia.

Molotov dijo:

Los ataques a través de la prensa, la radio, etc., contra la maquinaria y la técnica mejorada, se han convertido en habituales en los países capitalistas. Hace poco tiempo, cierto sacerdote inglés no dudó en afirmar públicamente que era necesario impedir, durante unos diez años, cualquier invento o cualquier desarrollo de las ciencias naturales“.

Esta misma tesis está ampliamente demostrada por Varga.

Mayor empleo de máquinas, mayor producción, menor el número de brazos ocupados y menor consumo de estos.

La ciencia en Rusia está al servicio de la producción. Sus institutos científicos y experimentales hacen todo lo posbile por aumentarla.

Y, cuanto mayor es, mejor es la situación de cada uno, justamente todo lo contrario de lo que sucede en la sociedad capitalista. Mejor la situación de cada uno porque en ella lo que se hace es para todos y no sólo para algunos.

Antes de la revolución de 1917, solamente el 5% de la población rusa podía comer y vestir a su antojo. A todos los demás les faltaba lo necesario. Entonces se moría no sólo de hambre, también de frío, de sequía, de heladas. Y hoy, ya no se muere de esto.

Es impresionante esta frase de Herriot: “El régimen soviético da a la ciencia toda la autoridad que negó a la religión. De la ciencia hizo un nuevo dogma“.

Hoy en día, la única religión que admite es la ciencia. Y su templo esencial es la Academia de Ciencias, con sede en Leningrado. Estudia las fuerzas de la Unión Soviética, sus recursos en materias primas. Multiplica los institutos, laboratorios y museos. Tiene sus servicios de filosofía con un ilustre sabio como Pavlov. Tiene su centro de sismología. Prepara un considerable trabajo sobre la flora. Estudia con Kurnakov el análisis “físico-químico” aplicado al examen de las formaciones montañosas, de los depósitos de sal, de las aleaciones de metales, de los tratamientos térmicos, de los aceros inoxidables. Estas búsquedas tienen interés para la obra de construcción que se está celebrando en la cuenca del Ural-Kusnietsk…

La Academia es una apasionada de la geoquímica, bajo la dirección del académico A. Fersman.

Herzen cita en este sentido los trabajos verificados en los macizos alcalinos de la península de Kola y las investigaciones sobre el macizo de las Ribinas. Con estos trabajos e investigaciones, han descubierto restos de metales pertenecientes al grupo del platino, así como minerales de cobre.

En Asia Central, el Instituto estudió la zona, rica en antimonio y mercurio, del sur de Fergana.

La determinación de las materias primas permite fijar el lugar de las usinas gigantes.

 

800x600_m9GLNI1nXnBSiXFIQ3Zb
En la obra de reconstrucción, el Instituto de petrografía está teniendo también gran importancia.

El laboratorio magnético permite al académico Levinson Lessing imaginar el dispositivo que definirirá la cantidad en hierro y magnesio de los diferentes minerales.

Se estudia la génesis de las rocas de origen volcánico a través del horno eléctrico. Y también se estudian las piedras de Ucrania, los minerales del Extremo norte, la estructura de la corteza terrestre.

Por otra parte, la Academia también se preocupa por la historia, la arqueología y la lingüística.

También la navegación polar es domada.

Son conocidas las aventuras de la expedición Tcheliuskine, rota por el hielo, en 1933, en el estrecho de Bering, y que al final fue salvada.

El año anterior, Varonine y Schmidt habían llevado a cabo en el Sibiriakov esta magnífica gesta: pasaron desde el Mar Blanco hasta el Pacífico en una sola navegación, logro aún no alcanzado ni siquiera por Amundsen.

Herriot también destaca el formidable esfuerzo llevado a cabo por el gobierno soviético al poner la ciencia al servicio de la agricultura, dotándola igualmente de institutos y laboratorios especiales.

En este sentido, dice:

La Academia agrícola tiene 58 institutos y más de 400 estaciones con 300.000 trabajadores. Hay, en Leningrado, una colección de 27.000 variedades de trigo, la más importante del mundo. Se estudia la adaptación de las variedades vegetales a nuevos climas, los cruces, las selecciones. Los cereales, las legumbres, los textiles, fueron objeto de transformaciones sorprendentes“.

Y continúa:

Citemos la hibridación del trigo y del centeno, la creación de variedades de tierra que resisten al más estricto frío.

En cuanto a la fecundación artificial, los resultados también son sorprendentes.

¿Y no se busca incluso obtener lluvia? ¿Provocarla? No se espera modificar el clima“.

En este punto, Herriot transcribe este pasaje de Renoit Rambeud, profesor de la escuela de Grignon:

La Rusia Soviética está a punto de representar un papel de liderazgo en la economía mundial… Los resultados obtenidos por ella fueron fueron importantes y, en ciertos aspectos , sensacionales… Es evidente que estamos atrasados en relación a Rusia… Lo decimos porque le debemos la verdad a los jóvenes“.

La Unión Soviética se sirve de la ciencia para su estructura y su superestructura.

Estudia la naturaleza, explora la estratosfera, reconoce la región polar, crea el arte y la música, utiliza parte del legado de la cultura burguesa necesaria para sus progresos y firma su propia cultura.

 

 

Traducido por “Cultura Proletaria” de la revista “Divulgação Marxista”, Nº15, Febrero de 1947.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s