La creación artística de las masas

6598002152518508962

 

Este texto es un pequeño extracto del artículo que escribió Tsin Yen para la revista “Hongqui” el 30 de mayo de 1972, titulado: “Hacer grandes esfuerzos para desarrollar la creación literaria y artística de los obreros aficionados, campesinos y soldados“.

 

 

Las brillantes intervenciones en las conferencias sobre la literatura y arte de Yenán hechas hace 30 años por el Presidente Mao, protegen, desarrollan y dan continuidad a la concepción marxista-leninista del mundo y a la teoría marxista-leninista sobre la literatura y el arte. Resolverán las cuestiones fundamentales de saber cómo y por qué la literatura y el arte deben servir a los obreros, campesinos y soldados, y definen la línea, los principios y la política para el desarrollo de la literatura y el arte proletaria. Durante estos últimos 30 años, las “intervenciones” nos guiaron en la derrota de la línea burguesa en el campo de la literatura y el arte bajo todas sus formas, y alentaron los trabajos literarios y artísticos revolucionarios y a la gran masa de obreros, campesinos y soldados a tomar parte activa en la revolución y en la creación en el ámbito cultural.

La historia es creada por el pueblo. Las grandes masas, principalmente obreras, campesinas y soldados, son las creadoras no sólo de la riqueza material de la sociedad, sino también de la riqueza espiritual. Bajo la dirección del Presidente Mao y del Partido Comunista de China, la masa de obreros, campesinos y soldados, emancipada en el plano político y económico, se convirtió en la fuerza principal en los tres grandes movimientos revolucionarios (la lucha de clases, la lucha por la producción y la experimentación científica). Ella siempre pone en juego su creatividad en la cultura y el arte. Después de la publicación de las “intervenciones”, la creación literaria y artística de la masa de obreros, campesinos y soldados se desarrolló rápidamente en perfecta coordinación con la lucha política del Partido. Esto demuestra que tal creación literaria y artística de aficionados, concebida a la luz de la línea proletaria del Presidente Mao, en el campo de la literatura y del arte, es un componente indispensable de la causa de la literatura y del arte proletarias. Actualmente, bajo la dirección unificada del Partido, debe desarrollarse más sensiblemente aún, y servir mejor a la consolidación de la dictadura del proletariado. En las “intervenciones”, el Presidente Mao califica la literatura y el arte revolucionario “un arma poderosa para unir y educar al pueblo, para atacar y aniquilar al enemigo“. Las creaciones literarias y artísticas de los obreros aficionados, campesinos y soldados, eligiendo temas de la realidad de hoy en día, son, por lo tanto, el reflejo directo y amplio de los deseos, aspiraciones y sentimientos de que el pueblo presenta pruebas en los tres grandes movimientos revolucionarios. Muy en línea con el movimiento revolucionario, actuan al servicio de las luchas políticas del proletariado. Breves, lacónicas, frescas, vivas y asumiendo formas nacionales favoritas de la gente común, son muy populares entre las masas, ganan adeptos y se inspiran en la lucha revolucionaria.

El canto revolucionario “El Este es Rojo” fue compuesto por un campesino en la base revolucionaria de Yenán durante la Guerra de Resistencia contra el Japón. Traduce los profundos sentimientos proletarios del pueblo chino hacia su gran líder, el Presidente Mao, y le anima a avanzar siempre con pasos firmes en el camino de la revolución, guiado por la línea correcta del presidente Mao. Durante la revolución democrática, obreros, campesinos y soldados de Yenán, como de otras bases revolucionarias, crearon bailes, obras de teatro, poemas y ensayos describiendo la emancipación del pueblo y el día a día del Ejército de la época. Las cinco canciones populares recientemente publicadas en revistas y cartas, de las cuales “Nuestro líder Mao Tse-tung“, “El pueblo y sus soldados en la gran campaña de producción” y “Trabajadores y campesinos, todos en armas” son obras de la época. Desempeñaron un papel importante tanto en la lucha revolucionaria como en la producción durante la segunda guerra civil, la Guerra de Resistencia contra el Japón y la guerra de liberación. Hoy en día siguen desempeñando el papel estimulante que se requiere para continuar y desarrollar el espíritu de Yenán cultivado por el Presidente Mao y para conducir a la revolución socialista hasta el final.

Las creaciones literarias y artísticas de aficionados obreros, campesinos y soldados están en la base del desarrollo de la literatura socialista y del arte. En las “intervenciones”, el Presidente Mao señala que la divulgación “proporciona una base para la elevación que realizamos ahora en escala limitada, y prepara las condiciones necesarias para elevar en una escala mucho mayor en el futuro“. Él dice: “Para nosotros la elevación se basa en la popularización, mientras que la popularización es guiada por la elevación“. La creación literaria y artística de los trabajadores aficionados, campesinos y soldados es un aspecto importante en la glorificación, bajo una forma literaria y artística, de su propio trabajo y de su propia lucha y en su educación por sí mismos. En general, este tipo de obras son adecuadas, en su mayor parte, para la divulgación, pero son una base indispensable para la elevación del nivel y el desarrollo de la literatura y el arte socialista. Sobre esta base, no sólo es posible responder a la necesidad urgente de los obreros, campesinos y soldados en la difusión de la literatura y del arte, sino también preparar una reserva inagotable para el trabajo de la elevación del nivel. Esto permitiría producir mejores obras en mayor número y garantizar una mayor expansión de la literatura y del arte socialista.

Siempre ha existido una lucha encarnizada entre las dos clases, entre las dos líneas, en la cuestión de saber si es necesario desarrollar o no la creación literaria y artística de los obreros aficionados, campesinos y soldados. El Presidente Mao siempre ha prestado una gran atención a la creación literaria y artística de los aficionados y considera la promoción de diversas actividades literarias y artísticas de las masas como una parte importante del trabajo político-ideológico entre las masas durante todos los períodos históricos de la revolución. Las “intervenciones” subrayan la importancia de las actividades literarias y artísticas de la masa en estos términos: “Si no hubiera arte y literatura ni siquiera en su sentido más amplio y elemental, el movimiento revolucionario no podría avanzar ni triunfar“. El Presidente Mao llama a los escritores y artistas revolucionarios a prestar atención a la literatura y al arte que emana de los obreros, campesinos y soldados y a sus periódicos murales, reportajes, obras de teatro y canciones. Critica mordazmente la tendencia burguesa de despreciar y rechazar las actividades literarias y artísticas de la masa. El gran concepto del Presidente Mao de apreciar y promover la literatura y el arte de las masas encarna, en la obra literaria y artística, la línea de masas que consiste en creer en el poder creador inagotable de las masas, en respetarlas y confiar en ellas.

Por su naturaleza reaccionaria y rencorosa hacia las masas revolucionarias, Liu Shao-chi, Yang Tcheou y otros estafadores políticos se opusieron siempre a la creación literaria y artística de las masas y la sabotearon. Prácticamente, al servicio de los propietarios de bienes raíces y de la burguesía, la línea revisionista, contrarrevolucionaria en materia de literatura y arte, la línea diametralmente opuesta a la línea proletaria del Presidente Mao. En su opinión, los obreros, campesinos y soldados son la “ignorancia innata”, incapacitados para componer poemas y representarse. Se burlaron siempre de los obreros aficionados, campesinos y soldados que se dedicaban a la creación literaria y artística. Por otro lado, impregnaban la literatura y el arte de las masas de ideas decadentes y de cosas vulgares propias de la burguesía y de la clase de propietarios de bienes raíces y buscan corromper a los escritores y artistas aficionados, forzando la línea revisionista en la literatura y el arte de las masas con el fin de restaurar el capitalismo. Al hacerlo, ejercerán una dictadura burguesa en el campo de la cultura y formularán la opinión para destruir la dictadura del proletariado.

La línea revisionista contrarrevolucionaria adoptada por Liu Shao-chi, Yang Tcheou y otros delincuentes en el campo de la literatura y del arte, fue destruida durante la Gran Revolución Cultural Proletaria, mientras que la línea proletaria del Presidente Mao en esta área penetró profundamente en el espíritu del pueblo. Con la difusión de las piezas modelo de temas revolucionarios y bajo su aliento, los escritores y artistas obreros aficionados, campesinos y soldados, se sirven de la literatura y del arte con el ejército destinado a consolidar la dictadura del proletariado. Describen, bajo diversas formas literarias, las artísticas imágenes heroicas de los obreros, campesinos y soldados, dando así un impulso tanto en la revolución y en la producción, en todos los aspectos, como en la revolución proletaria en la literatura y el arte.

Debemos considerar el desarrollo de la creación literaria y artística de los aficionados como una tarea importante en la aplicación de la línea revolucionaria proletaria del Presidente Mao, en el desarrollo de la literatura y del arte socialista, en la ocupación de las posiciones ideológicas y culturales y en la consolidación de la dictadura del proletariado. La lucha entre el proletariado y la burguesía se volvió tortuosa y a veces incluso muy aguda en el campo ideológico y cultural. La fuerza burguesa se aferró a ello obstinadamente. El proletariado debe tener un poderoso contingente de profesionales literarios y artísticos revolucionarios y un gran contingente de aficionados revolucionarios de la literatura y del arte con el fin de tener firmemente en la mano el baluarte de la ideología y de la cultura. El distrito de Houhsien, provincia de Chensi al noreste de China, puso en marcha en 1958 una campaña de pintura de aficionados. Un contingente de pintores, compuesto en su mayoría por campesinos pobres y medios pobres, hizo su aparición hace más de una docena de años. Hicieron una digresión entre más de 150 brigadas de producción del distrito y organizaron exposiciones sobre las historias de familias campesinas y de aldeas con una serie de pinturas que crearon. Esto dio a las masas una educación expresiva de la lucha de clases y de la lucha entre las dos líneas. El fortalecimiento del liderazgo ejercido por el Partido sobre la creación de los aficionados fue tomada, esencialmente, bajo el aspecto de la ideología y de la línea política, una educación entre los escritores y artistas aficionados obreros, campesinos y soldados. Estos últimos, sobre todo aquellos que surgieron durante la Gran Revolución Cultural Proletaria, son una nueva y preciosa fuerza ascendente en las filas de la literatura y del arte proletario. Por lo tanto, es necesario que estudien y apliquen concienzudamente la línea revolucionaria del Presidente Mao, que se impregnen del concepto de la creación de obras en el interés de la revolución y avancen firmemente en el camino de la colocación de la literatura y del arte al servicio de los obreros, campesinos, soldados y de la política proletaria.

El constante desarrollo de la creación literaria y artística de la gran masa de esos aficionados permite pedirles una exigencia mayor aún. ¿Cómo elevar el nivel de sus obras? Para los escritores y artistas aficionados, la clave es, como dice el Presidente Mao en sus “intervenciones”, “el estudio del marxismo-leninismo y de la sociedad“. De acuerdo con el principio de “lo viejo sirve a lo actual y lo extranjero sirve a lo nacional“, debemos, para el análisis crítico, aprender técnicas de descripción de los escritores clásicos y extranjeros, e inspirarnos en sus experiencias y conocimientos adquiridos. Pero, hablando de los esencial, no podemos perfeccionar gradualmente sus técnicas de descripción sin hacerlo a través de los obreros, campesinos y soldados, implicándonos en sus luchas y estudiando el marxismo-leninismo, e incluso en la propia práctica de la creación. Alejándose de la vida y de la sociedad, de la dirección marxista y adoptando técnicas como factor decisivo, los escritores y artistas aficionados irán por una dirección incorrecta.

Para transformar la amplia vida social como fuente de creación y convertirla en sabiduría de las masas, los escritores y artistas aficionados deben estudiar constantemente la sociedad, aceptar ser alumnos de las masas, conocer y comprender los elementos de vanguardia entre las masas y su pensamiento avanzado, así como todo tipo de personas de la sociedad. Deben penetrar, realmente, en el pensamiento y sentimiento de los obreros, campesinos y soldados.

Simultáneamente con el desarrollo de la revolución y la construcción socialista, los elementos de la vanguardia y las nuevas cosas no paran de surgir. La vida práctica cambia constantemente y nuestra comprensión debe desarrollarse también de acuerdo a ella. Por lo tanto, el proceso para estudiar la sociedad y ser alumnos de las masas jamás se agotará.

 

 

Traducido por “Cultura Proletaria” de anovademocracia.com.br

Anuncios

3 pensamientos en “La creación artística de las masas

  1. Pingback: La creación artística de las masas – Diario Octubre

  2. Pingback: 50º Aniversario de la Gran Revolución Cultural Proletaria | Cultura Proletaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s