La tarea principal es la lucha por construir el verdadero partido revolucionario a través de la lucha sin cuartel contra el revisionismo (Charu Mazumdar – 1965)

charu_1429109736

 

Después de un largo encarcelamiento, los dirigentes del partido tuvieron, después del congreso del partido, por primera vez, una reunión del Comité Central al completo. La dirección central del partido, que fue formada a través de las luchas contra el revisionismo, adoptó una resolución ideológica y declaró sin rodeos que todas las críticas formuladas contra el gobierno indio por el gran partido chino estaban erradas. Al mismo tiempo, afirmaba en la resolución que la crítica a los dirigentes revisionistas soviéticos no debía hacerse pública ahora, ya que debilitaría la confianza del pueblo en el socialismo. Es decir, que el enmascaramiento del intento efectuado por la dirección revisionista soviética de colaboración con el imperialismo americano para establecer su hegemonía global no debía ser eliminado.

El dirigente de la gran revolución china, el Partido Comunista de China, y su líder el camarada Mao Tse-tung, son hoy en día los jefes del proletariado y de las luchas revolucionarias del mundo. Después de Lenin, el camarada Mao Tse-tung tomó la posición de Lenin. Así que, la lucha contra el revisionismo no puede ser implementada en su oposición al partido chino y al camarada Mao Tse-tung. La pureza del marxismo-leninismo no puede ser retenida.

En oposición al partido chino, los dirigentes del partido de la India han abandonado la vía revolucionaria del marxismo-leninismo. Tratan de hacer pasar el revisionismo por una nueva botella. Por lo tanto, es necesario que los miembros del partido comprendan claramente que hoy en día, en la lucha contra el revisionismo, los dirigentes del partido no son nuestros compañeros de armas, ni siquiera socios.

Los dirigentes revisionistas soviéticos, en colaboración con el imperialismo norteamericano, intentan actualmente obtener la hegemonía mundial. Actúan como enemigos de todos los movimientos de liberación nacional. Tratan de instaurar la dirección revisionista dividiendo a los partidos revolucionarios e infiltrando sin vergüenza alguna a los agentes del imperialismo estadounidense.

Hoy son los enemigos de las luchas populares de liberación en todos los países, los enemigos de las luchas revolucionarias, los enemigos de la China revolucionaria, incluso los enemigos del pueblo soviético.

Por lo tanto, nadie puede liderar la lucha contra el imperialismo norteamericano sin llevar a cabo una lucha abierta contra la dirección revisionista soviética. Es imposible dirigir la lucha antiimperialista si no entendemos que los dirigentes revisionistas soviéticos no son partidarios de la lucha antiimperialista.

La dirección del partido, lejos de seguir esta vía, intenta convencer a la población a través de diversos escritos que los dirigentes soviéticos, a pesar de algunos errores, se oponen fundamentalmente a la política del gobierno indio y avanzan por el largo camino del socialismo. Es decir, tratan de ocultar de manera astuta el hecho de que los líderes soviéticos están tratando de transformar progresivamente el estado socialista soviético en un estado capitalista y que la cooperación americano-soviética es la razón.

Por lo tanto, en el análisis político y organizativo de la India en el transcurso de los últimos dos años, no se hace ninguna mención de la injerencia imperialista, especialmente de la injerencia imperialista estadounidense, desde Johnson hasta Humphrey, todos los representantes del imperialismo estadounidense han declarado en repetidas ocasiones que utilizarán la India como base contra China.

Una cuestión importante que no se ha puesto en absoluto en conocimiento del Comité Central. Así, en la resolución política y organizativa, no se ha emitido ningún consejo de prudencia a los miembros del partido ante la contraofensiva imperialista. Al contrario, después de leer la resolución entera, parece que no ha habido ningún cambio particular de la situación; que en algunos casos, los rigores son desarrollados y pueden ser controlados a través de los movimientos ordinarios. La dirección del partido se mantiene en absoluto silencio acerca de la nueva particularidad de las luchas en el transcurso de los últimos dos años -la manifestación de una violencia revolucionaria contra la violencia contrarrevolucionaria-, esta nueva tendencia emergente de los movimientos de masas.

Ésta plantea las cuestiones del movimiento de masas de tal manera que la simple conclusión de todo esto es que nuestro objetivo principal de las próximas elecciones será constituir un gobierno democrático no congresista. En ninguna parte de la resolución se menciona que estas elecciones estén organizadas para ocultar la explotación y la gestión indirecta del imperialismo. A través de estas elecciones, el gobierno reaccionario de la India quiere difundir ilusión constitucional y detrás de esto, según las consignas imperialistas, construir nuestro país como una base contrarrevolucionaria en el sur de Asia y frenar la resistencia de la población a través de los ataques violentos contra los sectores revolucionarios de las masas.

La experiencia en Indonesia nos ha enseñado cómo el imperialismo muerto puede llegar a ser violento hoy en día. Está en la dirección del partido preparar a sus miembros para hacer frente a esta situación y sostener claramente que la única solución es la violencia revolucionaria y la organización del partido sobre esta base. Los dirigentes del partido indio no sólo no han hecho este trabajo, sino que también han declarado ilegal cualquier discusión respecto a la resistencia revolucionaria dentro del partido.

 

maoist-rebels

 

La dirección del partido aumenta el clamor del revisionismo cada vez que oye hablar de “resistencia revolucionaria” o de “lucha armada”. Al mismo tiempo, utiliza indiscriminadamente las palabras “dispersión de los stocks”, “gherao” (acoso, acción que consiste en rodear a una persona o un grupo de personas con el fin de obligarlos a responder a sus reivindicaciones), “huelga continúa”, etc. Pero cuando hay discusiones sobre la resistencia a la represión que resulta invariablemente de estas tácticas de lucha, las considera como aventurerismo.

El slogan de ‘huelga continúa en todo el estado” no es más que un slogan ultraizquierdista de tipo pequeño-burgués. Por una parte, este slogan ultraizquierdista y por otra parte, en cuanto a la cuestión política, un deseo desesperado de forjar un acuerdo en materia electoral, lo que significa servir de apéndice a la burguesía.

Por lo tanto, estos dirigentes de los partidos se niegan a asumir la responsabilidad de la revolución democrática de la India y las consecuencias de esta, recurren a las astutas tácticas del revisionismo moderno, es decir, en la forma son revolucionarios de palabra y en los hechos un apéndice de la burguesía.

Así que, el partido revolucionario sólo puede nacer de la destrucción del sistema de partidos actual y de su estructura “democrática”. Permanecer fiel a la supuesta “forma” o “estructura constitucional” del partido significa hacer a los marxistas-leninistas ineficaces y colaborar con los dirigentes revisionistas.

Consecuentemente, desde los dirigentes de los partidos hasta los trabajadores comunes, todos los que crean en el marxismo-leninismo, deben presentarse ante los miembros del partido con los puntos de vista revolucionarios del marxismo-leninismo. Sólo entonces podremos empezar a trabajar en la construcción del partido revolucionario. El gobierno indio se vió obligado a retirarse ante la explosión masiva de toda la India. La magnitud del movimiento democrático ha aumentado, en consecuencia, al período anterior a las elecciones. Durante este período, el gobierno organiza las fuerzas contrarrevolucionarias.

Las fuerzas revolucionarias deben también disfrutar plenamente de esta atmósfera en apariencia democrática. Las tácticas de combate adoptadas por las masas durante los recientes movimientos de masas no fueron sólo de lucha “de partidarios” de una etapa primaria. Las fuerzas revolucionarias deben dirigir estas luchas “de partidarios” de una manera organizada y antes de que comience la masiva ofensiva contrarrevolucionaria, los miembros del partido deben estar bien formados en las tácticas de estas luchas a través de la teoría y la aplicación concreta.

Los grupos militares del partido actuales serán las “unidades de combate”. Su principal responsabilidad será la de realizar una campaña de propaganda política y atacar las fuerzas contrarrevolucionarias. En todo momento debemos tener en cuenta las enseñanzas de Mao Tser-tung: “Los ataques no se hacen solamente por el placer de atacar, los ataques buscan liquidar“.

Los que deben ser atacados son principalmente: (1) los representantes del aparato estatal como la policía, los funcionarios, los militares; (2) la odiada burocracia; (3) los enemigos de clase. El objetivo de estos ataques también debe ser la recogida de armas. En la actualidad, estos ataques pueden ser desencadenados por todas partes, en las ciudades y en el campo. Es necesario que prestemos una especial atención a las regiones campesinas.

En el período post-electoral, cuando la ofensiva contrarrevolucionaria tome un carácter masivo, nuestra base principal será establecida en las regiones campesinas. Debemos presentar clara e inmediatamente a nuestra organización este punto de vista según el cual, mediante el desarrollo del sentido de la responsabilidad de la clase obrera y de los cuadros pequeño-burgueses revolucionarios, estos irán directamente a las aldeas. Por lo tanto, con el aumento de la responsabilidad por parte de la clase obrera y de los cuadros pequeño-burgueses, deben ser enviados a las aldeas.

En el periodo de la ofensiva contrarrevolucionaria, nuestra principal táctica de lucha será la de la gran China, la táctica de cercar las ciudades desde el campo. La velocidad a la que podemos reducir la ofensiva contrarrevolucionaria al silencio depende de lo rápido que podamos desarrollar las fuerzas armadas populares.

Es cierto que al principio podemos obtener ciertos resultados, pero ante la ofensiva contrarrevolucionaria masiva, debemos tomar represalias sólo en interés de la autoconservación. A través de esta interminable y difícil lucha, el Ejército Revolucionario del Pueblo se desarrollará; el Ejército, motivado por una conciencia política, se hará fuerte gracias a los movimientos de las campañas políticas y reuniones. Sin este tipo de Ejército, no es posible hacer de esta revolución un éxito, no es posible proteger los intereses de las masas.

Camaradas, en lugar de correr detrás de los movimientos espontáneos, hay que desarrollar las luchas de los actuales partidarios de una manera organizada. Esto no tiene más de seis meses. Si no podemos desencadenar esta lucha dentro de este período, nos enfrentaremos a la difícil tarea de organizarnos frente a los ataques imperialistas.

 

Partido Comunista de la India – Centro Maoísta

 

 

 

Traducido por “Cultura Proletaria” de lesmaterialistes.com
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s