Curso Básico de Marxismo-Leninismo-Maoísmo (Capítulo 20: La juventud y las contribuciones revolucionarias de Stalin hasta la revolución de 1917)

Capítulo 20

 

El siguiente documento ha sido redactado por el Partido Comunista de la India (Maoísta) y es utilizado como guía de estudio por sus cuadros. El blog “Cultura Proletaria” ha decidido, por su gran importancia y por el interés que suscita, traducir el documento al español.

 

 

Capítulo 20: La juventud y las contribuciones revolucionarias de Stalin hasta la revolución de 1917

 

En los primeros años después de la Revolución de Octubre, Lenin dirigió directamente todas la tareas del Partido y del Estado. En agosto de 1918, una mujer del Partido Socialista Revolucionario atentó contra la vida del dirigente, dejando dos balas en su cuerpo. Lenin se debilitó por el ataque, pero continuó con su rigurosa agenda de trabajo, que le dejaba cerca de tres a cuatro horas de sueño al día. Todo este exceso de trabajo no tardó en afectar a su salud, especialmente a su cerebro. A finales de 1921, Lenin comenzó a sufrir fuertes dolores de cabeza y señales de vértigo (enfermedad que causa irreflexión), lo que interfirió en su rutina de trabajo. En mayo de 1922, sufrió un derrame cerebral que afectó a la mano y la pierna derecha, y también a su oratoria. A partir de ese momento hasta su muerte, Lenin fue incapaz de continuar con sus importantes contribuciones, a pesar de su espléndido esfuerzo para recuperarse y volver al trabajo. Justo antes del derrame de Lenin, en abril de 1922, el Comité Central elegió a Stalin como Secretario General. Así fue como Stalin asumió la dirección del Partido durante la enfermedad de Lenin e incluso después de su muerte, el 21 de enero de 1924.

Stalin ( “hombre de acero” en ruso), fue el más popular de los muchos nombres de Partido de Joseph Vissariónovich Dzhugashvili, nacido el 21 de diciembre de 1879, en una pequeña ciudad de Georgia, llamada Gori. Sus padres eran pobres y analfabetos, descendientes de esclavos. Su padre, pocos años después de ser liberado de la esclavitud de su señor feudal, se trasladó, en 1875, de su pueblo cerca de Tiflis a la capital del Cáucaso (una región atrasada del Imperio Ruso, que albergaba a Georgia y otros países oprimidos). Construyó una pequeña zapatería en Gori, que era equivalente a un distrito municipal. Sin embargo, no era posible ganar mucho con este negocio, por lo que tuvo que dejar a su esposa e hijo para ser empleado en una fábrica de zapatos en Tiflis, donde murió en 1890.

Como el padre de Stalin no contribuyó mucho a las tareas del hogar, este fue criado casi exclusivamente por su madre, Ekaterina. Trabajó duramente como lavandera, siendo sus ganancias la única manera de costear las cosas de la casa. Tuvo tres hijos antes de Stalin, pero todos murieron prematuramente. Por esta razón, Ekaterine hizo todo lo posible para dar a Stalin una educación apropiada. A pesar de las dificultades financieras, no obligó a Stalin a trabajar, como sería de esperar. Al revés, envió a Stalin a la escuela de la iglesia local cuando cumplió nueve años. Ekaterina se esforzó en aprender a leer y escribir a una edad avanzada. Fue un gran ejemplo de valor y determinación dentro de las masas trabajadoras.

Stalin experimentó personalmente la pobreza desde su infancia. Su casa tenía dos habitaciones muy pequeñas, que servían como tienda, taller y hogar. Aunque Stalin era fuerte y resistente, acabó sufriendo de un ataque de viruela a los seis o siete años de edad, lo que dejó cicatrices por todo su rostro. También sufrió una infección en la sangre, lo que paralizó, permanentemente, su brazo izquierdo.

Durante sus cinco años en la escuela de Gori, Stalin fue reconocido por su inteligencia y por su notable capacidad de memorización. Aquí fue la primera toma de contacto de Stalin con las ideas racionalistas, y fue también cuando negó la religión. Comenzó escribiendo poesías, inspirándose en la literatura de la propia Georgia, las cuales poseían fuertes tendencias nacionalistas. Durante este período, Stalin estaba lleno de fuertes sentimientos de lucha contra la injusticia social y contra la opresión de su pueblo.

Debido a su situación de pobreza, era imposible que Stalin alcanzase una educación superior. Sin embargo, fue nombrado mejor estudiante por el director de la escuela y por el sacerdote local, para poder recibir una beca. Esto le permitió continuar con sus estudios, a partir de 1894, en las mejores instituciones de educación superior del Cáucaso. Luego cursó el seminario teológico (un curso para formación de sacerdotes). Los cinco años de seminario en Tiflis fueron esenciales para que Stalin se hiciese marxista.

Georgia, durante la juventud de Stalin, estaba en un constante estado de agitación. Una de las razones de esto era el sentimiento de rebelión del campesinado, pues la abolición de la servidumbre se había retrasado, incluso aunque se hubiese producido en Rusia. Otra razón fue el flujo constante de ideas revolucionarias de Rusia. Esto ocurrió debido a que el gobierno zarista tenía el hábito de expulsar a los rebeldes y burgueses revolucionarios al Cáucaso. Después, entre estos deportados se encontraban trabajadores marxistas revolucionarios, como Kalinin, el futuro presidente de la Unión Soviética, y Alliluyev, organizador bolchevique y más tarde suegro de Stalin.

El seminario de Tiflis fue uno de los centros de agitación. Fue el terreno más fértil para la inteligencia local, y también el mayor centro de oposición al zar. En 1893, sólo un año antes de que Stalin se uniese al seminario, hubo una huelga que llevó a la expulsión de 87 estudiantes. Los principales líderes del ataque se convirtieron más tarde en marxistas y revolucionarios. Uno de los líderes, Ketsjoveli, que también era de la escuela de Gori, como Stalin, y sólo tres años más mayor, pronto se convirtió en el primer mentor político de Stalin.

Stalin, durante su primer año en el seminario, comenzó a leer por cuenta propia todo tipo de literatura radical. Pero tuvo que hacerlo a escondidas, porque la mayoría de los libros no religiosos y con contenido político eran prohibidos en el seminario. Su poesía, de naturaleza política y radical, fue publicada, por primera vez, bajo un seudónimo, en una importante revista de Georgia. Fue en esa época también, a los quince años, que Stalin tuvo sus primeros contactos con colectivos secretos de estudios marxistas. Pronto Stalin estuvo bajo la vigilancia de las autoridades del seminario, e incluso fue enviado a las celdas de detención por el delito de lecturas prohibidas. En esa época, Stalin también ingresó en un colectivo secreto de debates en el propio seminario. Eso aumentó aún más sus actividades, dando lugar a conflictos más constantes con las autoridades del seminario.

A los dieciocho años, en agosto de 1898, Stalin se unió al primer grupo comunista de Georgia, llamado Messane Dassy (El Tercer Grupo, en ruso), en el que la mayoría de los líderes se convertirían más tarde en mencheviques. Un tiempo después, Stalin diría “Me hice marxista debido a mi posición social (mi padre era trabajador en una fábrica zapatos y mi madre era también una mujer trabajadora), pero también… debido a la ardua intolerancia y la disciplina jesuítica que me oprimió sin piedad en el seminario… El entorno en el que vivía estaba repleto de odio contra la opresión zarista“. En este periodo, fuera del seminario, en la ciudad de Tiflis, los trabajadores estaban en movimiento. Estos años fueron testigos de las primeras huelgas en el Cáucaso. Tan pronto como Stalin se unió al Messane Dassy, se le dio la tarea de construir algunos colectivos de estudios para trabajadores. Y lo hizo realizando pequeñas reuniones clandestinas con los trabajadores durante el tiempo libre que tenía del seminario. Sin embargo, las autoridades del seminario estaban buscando una manera de lidiar con Stalin. Finalmente, fue expulsado del seminario en mayo de 1899, por no haber asistido a los exámenes.

Sin embargo, la expulsión de Stalin no acarreó muchos cambios en sus actividades revolucionarias. Después de un breve periodo de tiempo con su madre, en Gori, regresó a Tiflis, organizando y educando a los trabajadores, al tiempo que convivía con ellos. En diciembre de 1899, Stalin consiguió un trabajo de recepcionista en el observatorio geofísico de Tiflis. En este trabajo le pagaban muy poco, pero le quitaba poco tiempo y era la tapadera perfecta para la policía secreta del zar.

Bajo esta tapadera, Stalin continuó expandiendo sus actividades. Al año siguiente, en 1900, organizó y habló en la primera reunión del Primero de Mayo realizada en el Cáucaso. Debido a la represión zarista, esta fuerte reunión de 500 personas tuvo que ser realizada en las montañas de Tiflis. La reunión fue un evento inspirador que dio lugar a varias huelgas en las fábricas y ferrocarriles en los meses siguientes. Stalin fue uno de sus mayores organizadores. Al año siguiente, se decidió que el Primero de Mayo se llevaría a cabo abiertamente en medio de Tiflis, pero los principales líderes fueron detenidos en marzo de 1901. La habitación de Stalin también fue allanada, pero logró escapar. A partir de entonces, Stalin llevó una vida clandestina como revolucionario profesional. Su primera tarea fue tomar el liderazgo de la organización y organizar el primero de mayo sin tener en cuenta la pérdida de sus principales dirigentes. Lo hizo con éxito, a pesar de las detenciones y de los ataques violentos por parte de la policía. Se vio una fuerte demostración de 2000 personas.

Estos primeros años de Stalin en la organización socialista también fueron tiempos de intensos debates sobre economía y otros asuntos. Dentro de la organización georgiana, Stalin siempre se opuso a los oportunistas y se estableció como el representante de la izquierda. Cuando comenzó “Iskra“, el grupo de Stalin fue el primero de sus divulgadores en Tiflis. Luego comenzaron a hacer un periódico clandestino en idioma georgiano, en septiembre de 1901, llamado “Brdzola” (La Lucha). Stalin era uno de sus principales autores, con muchos artículos en apoyo a la línea política de Iskra. En diciembre de 1901, el artículo detallado “El Partido Socialdemócrata Ruso y sus tareas inmediatas” fue de una importancia fundamental.

En noviembre de 1901, Stalin fue elegido para el Comité Socialdemócrata de Tiflis. Fue enviado inmediatamente a Batum, una pequeña ciudad de 25.000 habitantes, que era el nuevo centro de la industria petrolera unido por oleoductos a la ciudad más antigua en esta rama, Bakú. Pronto formó un comité en la ciudad bajo el disfraz de la fiesta de Año Nuevo. También montó una imprenta clandestina en la habitación individual donde estaba alojado. Se distribuyeron muchos folletos, lo que llevó a luchas de trabajadores. Una de estas luchas llevó a la represión policial, que mató a quince trabajadores. Todas estas acciones se llevaron a cabo en contrapartida a los socialistas locales, que más tarde se convertieron en mencheviques. Finalmente, después de cuatro meses y medio en Batum, Stalin fue detenido en abril de 1902 durante la reunión clandestina del comité secreto de Batum, pero su imprenta se mantuvo en secreto. Fue durante su período en Batum que Stalin adoptó uno de sus muchos seudónimos revolucionarios, por el que fue famoso durante sus años de trabajo en el Cáucaso. Se llamó Koba, que significa indomable o invencible en turco, y era el nombre del héroe de uno de los poemas de su escritor favorito durante su juventud.

Stalin pasó un año y medio en varias prisiones. Y en ellas mantuvo una rutina estricta: se levantaba temprano, trabajaba duro, leía mucho, y era uno de los principales polemistas en la comuna de la prisión. También era conocido como un camarada paciente, atento y servicial. Después de su período en la cárcel, incluso cuando no se podía esgrimir ninguna acusación contra él, acabó siendo exiliado a Siberia Oriental en 1903. Mientras estaba en prisión, en marzo de 1903, fue elegido para el ejecutivo de la recién formada Federación Caucasiana de Grupos Socialdemócratas. Puesto que es muy raro que un camarada prisionero sea elegido para un comité, este hecho demuestra la importancia de Stalin en la organización caucasiana. El exilio de Stalin a Siberia coincidió con el inicio de la guerra ruso-japonesa. Stalin y sus camaradas aprovecharon la confusión para escapar, casi inmediatamente, después de aterrizar en Siberia. A finales de 1904 estaba de vuelta en Tiflis.

Tan pronto como regresó, fue llamado a tomar posición sobre las cuestiones que llevaron a la escisión entre bolcheviques y mencheviques. La mayoría de los socialistas del Cáucaso eran mecheviques, e incluso los bolcheviques lo eran por compromiso. A pesar de esta gran mayoría de mencheviques, Stalin pronto se sumó a Lenin y a los bolcheviques. Comenzó a escribir en la prensa del Partido de Georgia como soporte vigoroso a los bolcheviques. En su primer artículo, escribió que el partido es “un grupo de líderes militantes” y “necesita ser una organización centralizada y coherente“. Su fuerte posición política le puso en contacto directo con Lenin que, desde el extranjero, pidió copias del artículo de Stalin. Además de su batalla ideológica contra los mencheviques, Stalin estaba profundamente implicado en las luchas revolucionarias que se estaban dando en todo el país como parte de la revolución de 1905. El centro de actividades de Stalin fue el Cáucaso.

Además de participar en la organización de la huelga de los trabajadores, Stalin comenzó inmediatamente la aplicación práctica de la llamada bolchevique para la preparación de la insurreción armada. Se convirtió en el principal organizador, inspiración y guía de la organización militar del Cáucaso. También construyó un laboratorio secreto y eficiente para explosivos. A través de las luchas, se crearon varios escuadrones de lucha. Participaron en los numerosos disturbios, en ataques a las bandas de la clase dominante Goonda, y mantuvieron contacto con las guerrillas campesinas. En el período posterior a la desaceleración de la revolución, cuando el partido sufrió una aguda escasez de fondos, algunos de los mejores escuadrones fueron utilizados en acciones audaces para recaudar dinero. Stalin desempeñó el papel principal en la dirección y organización de esa rama técnica clandestina del Partido. En esa época, también escribió artículos sobre el enfoque marxista para la insurreción.

En diciembre de 1905, Stalin participó en su primera reunión de la Conferencia Rusa de los Bolcheviques. Fue aquí donde Lenin conoció a Stalin por primera vez. Él también participó en el Congreso Unido de abril de 1906, donde fue el único delegado bolchevique de once delegados del Cáucaso. Los demás eran todos mencheviques. También fue el único bolchevique en participar en el Congreso de 1907. En ambos Congresos, uno de los puntos de discusión fueron hechos por Trotsky y por los mencheviques, llamando a detener las acciones armadas para obtener dinero. Sin embargo, el Cáucaso continuó siendo el principal centro de estas acciones con una estimación de 1150 entre 1905-1908.

A finales de 1907, Stalin fue elegido en el comité de Bakú. Esta ciudad petrolera de 50.000 trabajadores tenía trabajadores de varias nacionalidades y religiones que sufrían la explotación. Stalin unió a los trabajadores y desarrolló el centro de la lucha solidaria contra el período oscuro de la reacción de Stolypin. Bajo la adopción de una nueva identidad, estableció su residencia y una prensa clandestina en la región musulmana de la ciudad. Fue en esta época en la que Stalin comenzó a escribir por primera vez en ruso. En 1908, Stalin fue arrestado, pero continuó escribiendo artículos y liderando las actividades del partido desde dentro de la prisión. En 1909, fue desterrado de nuevo, pero escapó después de cuatro meses.

Stalin volvió vía San Petersburgo y encontró la sede del Estado del Partido en la capital desorganizada. A su regreso a Bakú, escribió sobre la situación y pidió la posición de los camaradas sobre la actuación del Partido en toda Rusia. Más tarde, también pidió la transferencia del centro de dirección práctica en toda Rusia. Después de muchos meses de intenso trabajo en Bakú y de escribir artículos para el órgano del partido en el extranjero, Stalin fue nuevamente detenido en marzo de 1910. Después de algunos meses en prisión, fue nuevamente desterrado y permaneció hasta julio de 1911. En esta ocasión, teniendo imposible volver al Cáucaso o a cualquier gran ciudad, decidió instalarse en una pequeña ciudad cerca de San Petersburgo y Moscú. Sin embargo, fue detenido de nuevo en un período de dos meses. Al cabo de algunos meses, Stalin fue liberado de nuevo, pero tuvo que permanecer lejos de las grandes áreas urbanas.

Fue durante este período que el primer Comité Central bolchevique captó a Stalin para la organización, a través de elecciones. Una de sus primeras tareas como miembro era distribuir el primer número del periódico bolchevique “Pravda“. Sin embargo, fue casi inmediatamente arrestado de nuevo, pero después de tres meses de prisión y dos meses en Siberia, logró escapar. Llegó a San Petersburgo a tiempo de organizar la campaña de las elecciones para la Duma. A pesar de que los bolcheviques habían ganado solamente en seis lugares, representaban más del 80% de los trabajadores industriales.

A finales de 1912 y principios de 1913, Stalin pasó algunas semanas en el extranjero, donde conoció y mantuvo conversaciones con Lenin y otros camaradas. Fue durante este período que escribió su famoso libro sobre la cuestión nacional. Volvió a San Petersburgo en febrero de 1913, pero fue traicionado por otro miembro del Comité Central, Malinovsky, que era un agente de la policía secreta zarista. Este agente también traicionó a otro compañero, Sverdlov. Tanto Sverdlov como Stalin fueron exiliados a las partes más remotas de Siberia, lo que hacía difícil escapar. Durante este período, Lenin ideó planes para la fuga de Stalin, pero los planes acabaron pasando por las manos de este agente secreto, que en lugar de ayudar en el plan original, sólo transfirió los dos para que fuesen mejor vigilados. Así, Stalin permaneció en el exilio durante cuatro largos años, hasta que la revolución burguesa de 1917, cuando el régimen zarista fue derrocado. Fue entonces cuando se le permitió regresar a San Petersburgo, donde llegó el 12 de marzo de 1917. Desde entonces, y hasta la llegada de Lenin en abril, Stalin lideró la dirección del partido.

Haciendo una retrospectiva en la vida política de Stalin, veinte años antes de la Revolución se erige como un ejemplo de coraje, abnegación, dedicación y devoción a la Revolución. Además de los largos años de exilio y prisión, la vida de Stalin pasó casi completamente en la clandestinidad, en contacto estrecho y directo con las masas. En una vida tan dura, Stalin casi no tuvo tiempo para mantener una “vida privada”. Se casó por primera vez cuando era jóven, con Ekaterina Svanidze, la hermana de uno de sus compañeros socialistas en el seminario de Tiflis. Tuvieron un hijo, que después de la muerte de Ekaterina en la revolución de 1905, fue educado por sus padres. Su segundo matrimonio fue con Nadezhda Alilúyeva, la hija de uno de los compañeros de trabajo más próximos de Stalin. Mantenía fuertes lazos con la familia, y siempre le estaban enviando ropa, alimentos y libros durante sus días de exilio. Este segundo matrimonio, a su vez, sólo se produjo cuando ambos fueron enviados a Tsaritsin (posteriormente Stalingrado) durante la guerra civil. Esto sólo se produjo después de la Revolución de Octubre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s