Curso Básico de Marxismo-Leninismo-Maoísmo (Capítulo 25: La lucha de Mao contra las líneas de derecha e ‘izquierda’ y la victoria de la Revolución China)

Capítulo 25

 

El siguiente documento ha sido redactado por el Partido Comunista de la India (Maoísta) y es utilizado como guía de estudio por sus cuadros. El blog “Cultura Proletaria” ha decidido, por su gran importancia y por el interés que suscita, traducir el documento al español.

 

 

Capítulo 25: La lucha de Mao contra las líneas de derecha e ‘izquierda’ y la victoria de la Revolución China

 

La Primera Guerra Civil Revolucionaria: Desde 1924 hasta principios de 1926, la Revolución China avanzó rápidamente con el proletariado y el campesinado en gran efervescencia. En 1925, la protesta contra la matanza de manifestantes del 30 de mayo, por la policía británica en Shanghai, se convirtió en un movimiento popular antiimperialista en el que participaron todas secciones de masas de todo el país. El país estaba al borde de una batalla decisiva entre la revolución y la contrarrevolución.

Con todo, sin embargo, dos desvíos plagaban el PCCh. La camarilla de la derecha oportunista fue liderada por el entonces Secretario General del Partido Chen Tu-hsiu. Tomó la posición de que la revolución democrático-burguesa debería ser dirigida por la burguesía y el objetivo de la revolución debería ser la formación de una república burguesa. Según su línea, la burguesía era la única fuerza democrática con la que la clase obrera debería unirse. No vio ninguna posibilidad de construir una alianza con el campesinado. Por el otro lado, estaban los oportunistas de “izquierdas” que eran representados por Chang Kuo-tao, el líder de la Federación del Trabajo de Toda China. Sólo veia el movimiento de la clase obrera, y argumentaba que esta era suficientemente fuerte para hacer la revolución sola. Por lo tanto, su camarilla también ignoraba el campesinado.

Mientras luchaba contra estas dos desviaciones, Mao hizo sus primeras e importantes contribuciones para el desarrollo de la teoría marxista. En marzo de 1926 desarrolló su famosa “Análisis de las clases de la sociedad china” y en marzo de 1927 presentó su “Informe sobre una investigación del movimiento campesino en Hunan“. En estas obras intentó responder a las cuestiones más básicas la Revolución China. ¿Quiénes son los amigos y los enemigos de la revolución? ¿Quién es la fuerza dirigente? ¿Quiénes son los aliados de confianza y los que vacilan? Argumentó que era el proletariado y no la burguesía el que debía dirigir la revolución. Pero el proletariado no sería capaz de ganar la lucha solo. Hizo hincapié en el papel del campesinado, que era el aliado más cercano y más numeroso del proletariado. También señaló que burguesía nacional era un aliado vacilante con la posibilidad de que el ala derecha se convirtiese en un enemigo y el ala izquierda restante, en una amiga de la revolución. Mao también presentó sus ideas sobre cómo deben ser movilizadas las masas, establecer un gobierno revolucionario y organizar a las fuerzas armadas campesinas. Esta fue la clara perspectiva de Mao para la dirección que las fuerzas revolucionarias deberían tomar.

Este fue la época de la Expedición al Norte, que fue una parte crítica de la primera fase de la Revolución China, la Primera Guerra Civil Revolucionaria. Fue una marcha llevada a cabo por el ejército revolucionario bajo la dirección del Frente Revolucionario Único (la alianza KMT-PCCh). Comenzó en julio de 1926 en Kwantung, en el sur de China, su objetivo era destruir el gobierno reaccionario de los señores de la guerra del norte, títeres del imperialismo, en una guerra revolucionaria y lograr la independencia y la unidad de China. La Expedición al Norte fue inicialmente un gran éxito en todo el Sur de China y muchos de los señores de la guerra del sur fueron derrotados o conquistados. Bajo la influencia de la Expedición al Norte, hubo un gran revuelo entre el campesinado. El proletariado organizó muchos levantamientos armados en la ciudad para corresponder al progreso del Ejército revolucionario. Incluso Shanghai, la mayor ciudad industrial y comercial de China, fue liberada en marzo de 1927, después de tres intentos de rebelión de los trabajadores armados.

Después de alcanzar grandes victorias, sin embargo, la camarilla burguesa representada por Chiang Kai-shek (el principal dirigente del Kuomintang después de la muerte de Sun Yat-Sen, en 1925), rompió el Frente Único. En abril de 1927, se llevaron a cabo matanzas, apoyadas por los imperialistas, contra los cuadros comunistas en diferentes partes del país. El oportunista de derechas Chen Tu-hsiu, líder del PCCh, sin embargo, en lugar de movilizar a los trabajadores y a los campesinos contra los reaccionarios del Kuomintang, se sometió a ellos. En julio 1927, otra camarilla del Kuomintang llevó a cabo masacres contra los comunistas. Esto dio como resultado la ruptura del Frente Único y la derrota de la Primera Guerra Civil Revolucionaria.

La línea de derecha de Chen Tu-hsiu, que gobernaba durante el periodo de la Primera Guerra Civil Revolucionaria, fue una de las razones principales del fracaso de la revolución durante este período. Aunque Mao luchase contra esta línea de derecha, no podría ganar el apoyo de la mayoría del partido. De hecho, en el V Congreso Nacional, realizado durante este período, en abril de 1927, Chen logró eliminar a Mao del Comité Central.

El Período de la Segunda Guerra Civil Revolucionaria: En agosto de 1927, al comienzo del siguiente período -el período de la Segunda Guerra Civil Revolucionaria- Chen Tu-hsiu fue retirado del puesto de Secretario General después de una firme crítica de su oportunismo de derecha. Mao regresó al Comité Central y se convirtió en miembro suplente del Politburó provisional. Sin embargo, la crítica correcta de la línea de derecha dio lugar, en noviembre de 1927, a la dominación de la línea oportunista de “izquierda” en el Comité Central, bajo el liderazgo de Chu Chiu-pai, camarada intelectual que volvió de la URSS tras su formación. Esta línea formuló la evaluación errónea de que la revolución china estaba en un “aumento constante”, y así era exigido por rebeliones armadas en muchas ciudades. Chu Chiu-pai criticó a Mao por defender y liderar una rebelión campesina y oponerse a las rebeliones armadas en las grandes ciudades. Mao fue de nuevo apartado de su puesto en el Comité Central. También fue apartado como miembro del Comité Provincial de Hunan. La línea oportunista de “izquierda” dio lugar a grandes pérdidas y al abandono de esta línea en abril de 1928.

El VI Congreso del PCCh, celebrado en Moscú en junio de 1928, corrigió esta primera línea oportunista de “izquierda” y adoptó una comprensión básicamente correcta, repudiando ambas posiciones oportunistas, tanto la de derecha como la de “izquierda”. Aunque Mao no asistió al Congreso, apoyó su posición en muchos puntos. En su ausencia, fue nuevamente elegido nuevamente como miembro del Comité Central. Fue durante la puesta en práctica de esta comprensión y mientras reforzaba de nuevo el Ejército Rojo tras los fracasos de la Expedición al Norte, y las revueltas de la ciudad, que Mao hizo sus contribuciones adicionales para el desarrollo de la teoría marxista-leninista. Escribió “Por qué puede existir el poder rojo en China” en octubre de 1928, y “La lucha en las montañas Chingkang” en noviembre de 1928. Estos obras históricas proporcionaron la base teórica para el proceso de construcción y desarrollo del Ejército Rojo hasta entonces en curso. Mao, comenzando con un pequeño grupo de combatientes compuesto de obreros y campesinos, formado tras el fracaso del levantamiento campesino en 1927, creó la primera base en las montañas de Chingkang en octubre de 1927. Durante el período desde 1927 hasta principios de 1930, la zona de las rebeliones campesinas y las bases revolucionarias rurales crecieron firmemente. Muchas de las secciones de combatientes, bajo el liderazgo comunista, se unieron a las fuerzas de Mao. El Ejército Rojo aumentó a 60.000 soldados, y un poco más tarde, a 100.000.

Pero las ideas de la línea oportunista de “izquierda” comenzaron de nuevo a surgir, y a partir de 1930 tomó la dirección del partido. Dos líneas oportunistas de “izquierda” dirigidas por Li Li-san en 1930 y Wang Ming en 1931-1934 dominaron el partido y causaron un daño incalculable. Li Li-San, en junio de 1930, ideó un plan para organizar levantamientos armados en las principales ciudades de todo el país y concentrar todas las unidades del Ejército Rojo para atacar estas ciudades. El intento de poner en práctica este plan, entre junio y septiembre de 1930, dio lugar a graves pérdidas y una demanda de cuadros para su rectificación. Durante este período, Mao lideró un ataque a Changsha, pero se retiró para evitar grandes pérdidas en favor de las superiores fuerzas imperialistas y el Kuomintang. Después de la retirada hubo una represión brutal en Changsha, durante la cual Yang Kai-hui, esposa de Mao, que estaba haciendo trabajo clandestino en el local, fue ejecutada. Li Li-san hizo autocrítica en la Conferencia de septiembre de 1930 y se retiró de las posiciones de liderazgo. Mao y Chu Teh (comandante del Ejército Rojo) asumieron el recién formado Politburó.

Este Politburó fue, sin embargo, vencidao en una conferencia realizada en enero de 1931 por Wang Ming, del grupo de los veintiocho, supuestamente llamados “bolcheviques”, que habían regresado después del entrenamiento en la URSS. No llamaron a Mao y a Chu Teh para el Plenario, pero aún así, entre ellos y otros, eliminaron el Comité Central. En agosto de 1932, Mao también fue revocado de sus cargos como secretario de la Comisión del Frente y como comisario político del Ejército Rojo. Con el Partido y el Ejército Rojo bajo su control, la camarilla de Wang Ming cometió numerosos errores que llevaron a pérdidas severas. Durante este período, su principal ataque fue contra Mao, que representaba, según ellos, el oportunismo de derecha y el mayor peligro dentro del Partido. La línea correcta de Mao fue llamada “línea de los campesinos ricos”. Se usaron métodos sectarios y fraccionarios por parte de la línea oportunista de “izquierda” para atacar no solamente a Mao, sino también a los líderes de las líneas oportunistas de “izquierda” anteriores, Li Li-San y Chu Chiu-pai. Mientras que la camarilla de Wang Ming estaba creando estragos en el Partido, Chiang Kai-shek estaba organizando campañas de cerco y aniquilamiento contra las bases rojas de apoyo. Las cuatro primeras campañas fueron derrotadas gracias a la dirección de Mao y a la influencia de sus principios estratégicos antes de que la dirección oportunista de “izquierda” adquiriese el control total sobre el Partido y el Ejército Rojo en las bases de apoyo. Sin embargo, cuando la dirección oportunista de “izquierda” se trasladó a una base de apoyo, su liderazgo condujo a graves errores y a la derrota de las fuerzas comunistas en la Quinta Campaña de las fuerzas del Kuomintang. Con el fin de romper el cerco de Chiang Kai-shek y obtener nuevas victorias, se decidió que a partir de octubre de 1934, se llevaría a cabo la estrategia que sacudió el mundo del Ejército Rojo, la Larga Marcha. Mao estaba acompañado por su mujer, Ho Tzu-chen, un cuadro del Partido de una familia campesina de la base de apoyo de Jiangxi. Se casaron en 1931, después de la muerte de la anterior esposa de Mao, Yang Kai-hui. Tuvieron dos hijos a los que dejaron con los campesinos en la base de apoyo de Jiangxi, al comienzo de la Larga Marcha.

Fue durante la Larga Marcha, en el Pleno del PCCh de Zunyi, en enero de 1935, que la dirección del Partido pasó a las manos de Mao y sus políticas. Fue un punto de inflexión para la Larga Marcha y para la Revolución China. Se decidió continuar la Larga Marcha hacia el norte con el fin de coordinar mejor el movimiento antijaponés en todo el país, que había crecido continuamente desde el ataque japonés y la ocupación del noreste de China en 1931.

Durante la Larga Marcha, el Partido tuvo que hacer frente, además de a los repetidos ataques de las tropas del Kuomintang, a la línea de los señores de la guerra dirigida por Chang Kuo-tao. Se realizaron dos conferencias del Comité Central durante la Larga Marcha, en las que se derrotaron las propuestas de Chang Kuo-tao de recular a las zona de minoría nacional en Xinjiang y el Tíbet. Se negó a seguir las decisiones del Partido y trató de formar un nuevo Comité Central. Lideró una sección del Ejército Rojo, llevándola a ser atacada y destruida por las fuerzas del Kuomintang. Chang se convirtió en un traidor y se unió al Kuomintang. La principal fuerza del Ejército Rojo llegó a su destino, a la provincia de Shaanxi, al noreste de China, en octubre de 1935, un año después de haber iniciado la Larga Marcha. El Ejército Rojo, que tenía alrededor de 300.000 efectivos justo antes del inicio de la “Quinta Campaña de Cerco”, ahora se había reducido a poco más de 20.000. Este fue el núcleo que creó la base de apoyo de Shensí-Kansú-Ninghshia (en las áreas de la frontera de estas tres provincias en el norte de China). El nombre de esta capital se hizo famoso y conocido como Yenan. Esta fue la base desde la que Mao dirigió el Partido y el Ejército Rojo a la victoria en 1945, en la guerra contra Japón.

Fue durante este periodo cuando Mao y Ho Tzu-chen se divorciaron, en 1938. En abril de 1939 Mao se casó con Chiang Ching. Chiang Ching fue el seudónimo utilizado en el partido por Lan Ping, una actriz de cine y de teatro que se unió al partido en 1933 y se trasladó a Yenan en 1937, para enseñar teatro en la Academia de Arte y participar en los equipos de propaganda entre los campesinos. Mao, que tenía un gran interés en el arte y la literatura, conoció a Chiang Ching en su trabajo, se enamoraron y decidieron casarse.

El Período de Guerra de la Resistencia contra Japón: Inmediatamente después de completar la Larga Marcha, Mao se centró en adoptar y aplicar una nueva dirección táctica para poner fin a la Guerra Civil y unir el máximo de fuerzas en la Guerra de Resistencia contra Japón. La presentación de la obra “Sobre la táctica de la lucha contra el imperialismo japonés” fue un importante desarrollo de la táctica marxista-leninista del Frente Único. Este sería desarrollado más tarde en su informe “Las tareas del Partido Comunista de China en el período de la resistencia al Japón“, en mayo de 1937. Haciendo una brillante exposición de la etapa de desarrollo de las contradicciones externas e internas de China, Mao explicó el cambio de la contradicción principal causada por la agresión japonesa, y, por lo tanto, el cambio en la táctica del Frente Único, necesaria para hacer frente a la nueva situación. Llamó a un Frente Único con el Kuomintang, con el fin de acabar conlos agresores japoneses. Pero Chiang Kai-shek no estaba de acuerdo en formar el Frente Único hasta que se vio forzado a hacerlo por la propaganda del PCCh y por la presión de algunas fracciones de su propio partido. Finalmente accedió cuando fue detenido en diciembre de 1936 por dos de sus propios generales, que insistían en formar un Frente Único con el PCCh. El Frente Únicoantijaponés fue construido en agosto 1937.

Durante el período de la Guerra de Resistencia, Mao tuvo que luchar de nuevo contra tendencias erróneas, aunque estas no llegaron a conquistar la dirección de Partido y la lucha. Una de ellas fue la tendencia pesimista de la subyugación nacional presente en algunas secciones del Kuomintang en el Frente Único. Éstas, después de algunas derrotas a manos de los japoneses, sintieron que los chinos estaban obligados a ser subyugados y gobernados por los japoneses y otros imperialistas. Una facción incluso se preparó para rendirse. En el otro lado estaba la tendencia de algunos sectores del PCCh, que creían que desde que se formase el Frente Único habría una rápida victoria sobre los japoneses. Estos camaradas sobreestimaron la fuerza del Frente Único y no vieron el lado reaccionario de la camarilla de Chiang Kai-shek. Con el fin de corregir estas teorías erróneas y señalar el curso correcto de la guerra, en mayo de 1938, Mao publicó su obra “Sobre la Guerra Prolongada“, en la que señalaba que la guerra iba a terminar finalmente en victoria, pero que esta victoria no sería rápida. En esta y en otras obras aportó más principios militares de guerra.

También escribió varias obras filosóficas para ayudar a educar a los cuadros del Partido y eliminar los efectos perjudiciales de las anteriores líneas oportunistas de derecha y de “izquierda”. Basada en estos escritos, entre 1941 y 1944, se llevó a cabo la larga Campaña de Rectificación para combatir los principales errores en el partido. Fue combinada con debates en profundidad para examinar la historia del partido. Chou En-lai, que había sido un compañero importante durante este período, participó particularmente en este proceso. Esto llevó a un completo y abierto rechazo de las erradas líneas anteriores. Esta comprensión fue adoptada en la “Resolución sobre ciertas cuestiones en la historia de nuestro Partido“, en el Congreso del PCCh, realizado en abril de 1945.

Armados con la línea correcta y con las tácticas correctas, el PCCh dirigió al pueblo chino a la victoria por primera vez en la Guerra de Resistencia contra el Japón, y después contra los reaccionarios liderados por Chiang Kai-shek. Con una fuerza de combate de poco más de 20.000 soldados al final de la Larga Marcha, el Ejército Rojo creció hasta un millón al final de la guerra contra el Japón, en 1945. En aquella época, en el VII Congreso del PCCh realizado en abril de 1945, Mao, en su informe “Sobre el Gobierno de Coalición“, presentó un resumen detallado de la guerra antijaponesa y un análisis de la actual situación internacional y nacional. Dio un programa específico para la formación de un gobierno de coalición con el Kuomintang después de la victoria sobre las fuerzas japonesas.

El período de la Tercera Guerra Civil Revolucionaria: Sin embargo, después de la victoria sobre los japoneses, Chiang Kai-shek, debido al apoyo imperialista de los Estados Unidos y la superioridad de sus fuerzas militares, se negó a aceptar la formación de un gobierno de coalición bajo ninguna condición razonable. En aquella época, incluso Stalin quería que el PCCh llegase a un acuerdo, diciendo que no deberían llegar a una guerra civil, sino cooperar con Chiang Kai-shek, ya que de lo contrario, la nación china perecería. Sin embargo, el PCCh, bajo la dirección de Mao, siguió adelante y luchó en lo que más tarde sería conocida como la Tercera Guerra Civil Revolucionaria. Contando con el pleno apoyo de las masas y, especialmente, del campesinado, el Ejército Rojo fue capaz de alterar el equilibrio militar de las fuerzas y, en julio de 1947 cambiar de la estrategia defensiva a la estrategia ofensiva. En octubre de 1949, el PCCh, tras un plazo de cuatro años, obtuvo la victoria a nivel nacional sobre el Kuomintang, apoyado por los EE.UU..

Debido a la victoria obtenida por China, marxistas-leninistas y el proletariado de todo el mundo estaban llenos de alegría y de orgullo por la formación de un campo socialista aparentemente invencible, que cubría un tercio de la humanidad. Mao, sin embargo, dio una idea de los desafíos y los peligros del próximo periodo. En 1949, durante el XXVIII aniversario de la fundación del PCCh, en su discurso “Sobre la Dictadura Democrática Popular“, dijo,”Los veintiocho años de vida de nuestro Partido constituyen un largo período, en el cual sólo hemos hecho una cosa: hemos logrado la victoria fundamental en la guerra revolucionaria. Ella merece celebrarse, porque es la victoria del pueblo, porque es una victoria conquistada en un país tan grande como China. Pero aún nos queda mucho por hacer; si lo comparamos con un viaje, nuestro trabajo ya realizado es tan sólo el primer paso dado en una larga marcha de diez mil li“.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s