Denunciar los engaños de paz de Johnson (1968) (Documentos sobre la GRCP)

55573325_2

 

El líder del imperialismo estadounidense, Lyndon Johnson, ha puesto en marcha lo que él llama un programa de “suspensión parcial de los bombardeos“, programa hecho para falsear la paz, pero en menos de dos semanas, incluso antes de que su complot se haya ejecutado completamente, las intenciones asesinas de Johnson salieron a la luz.

Un gran número de hechos que han demostrado que la estratagema de Johnson ha sido un truco, puro y simple, un gran engaño.

¿Qué hizo el gobierno de Johnson durante los últimos quince días?

En el momento preciso en que Johnson llamaba a “lograr la paz” en Vietnam, el gobierno estadounidense adaptaba una serie de medidas destinadas a intensificar su guerra de agresión. Llevó a cabo una llamada a las armas a 24.500 reservistas de las fuerzas terrestres, de mar y aire, se prepararon para llevar a casi 550.000 efectivos destinados a la agresión en Vietnam. El gobierno de Estados Unidos tuvo problemas para mover sus tropas y sus comandantes. Así que reemplazó a Westmoreland, comandante de las tropas de la agresión norteamericana en Vietnam por Craighton Abrams, al que la población de Vietnam del Sur también ha infligido muchas derrotas.

Por otra parte, el gobierno de Estados Unidos está preparado para llevar a cabo nuevos despliegues militares en el campo de batalla de Vietnam del Sur.

Exigió a la industria militar de Estados Unidos acelerar su producción masiva de armas, con el fin de reforzar el equipamiento de las fuerzas de agresión americanas en Vietnam, así como las fuerzas títeres de Vietnam del Sur.

Llamó a todos sus cómplices en la agresión contra Vietnam a una reunión, con el fin de intensificarla.

A las órdenes de los Estados Unidos, la camarilla tailandesa de marionetas dijo que enviaba a Vietnam del Sur una “división de refuerzo”, es decir, una división de fuerzas satélites. El gobierno estadounidense ha enviado aviones-piratas para bombardear intensamente el Norte de Vietnam, sobre todo al norte de la línea de demarcación militar: los bombardeos alcanzaron una ferocidad sin precedente. Esta serie de hechos demuestran que las “negociaciones de paz” de Johnson no son, obviamente, nada más que una estratagema destinada a cubrir sus conspiraciones de instensificación de la guerra.

Johnson ha trabajado para parecer querer iniciar “negociaciones de paz” mientras se dedicaba a diferentes juegos, incluso propuso el lugar de “encuentro” entre las dos partes.

Anteriormente, había dicho: “Los Estados Unidos están dispuestos a enviar a sus representantes a cualquier lugar y en cualquier momento con el fin de discutir las medidas adecuadas para poner fin a esta guerra“.

Ahora, faltando a su palabra, se opone a que Phnom Penh sirva como punto de contacto.

Samdech Sihanouk, Jefe de Estado de Camboya, declaró que esta actitud demuestra la “hostilidad permanente” de los Estados Unidos a Camboya; y que “si los estadounidenses han adoptado esta actitud, es porque quieren hacer gran alboroto alrededor de sus conversaciones con Vietnam del Norte“.

Este hecho por sí solo revela que las pretendidas “entrevistas” propuestas por el líder del imperialismo estadounidense no son más que un fraude.

Si el gobierno de Johnson está trabajando para llamar a sus artimañas “negociaciones de paz” es porque se enfrenta a dificultades sin precedentes tanto dentro como fuera: la derrota completa de su guerra de agresión en Vietnam, la insuperable crisis del dólar, la vigorosa lucha de los afroamericanos, las contradicciones feroces en el seno de la camarilla dominante, y finalmente, el aislamiento total en el plano internacional. Con la cercanía de las elecciones presidenciales, Johnson trata de pasar el difícil momento con la estrecha coordinación y con la ayuda enérgica de la camarilla revisionista soviética de traidores, esta estratagema, a través de la cual se espera poder engañar al pueblo estadounidense y a otros pueblos del mundo. Nuestro gran líder el Presidente Mao nos enseña: “El principio que siguen las fuerzas reaccionarias con las fuerzas democráticas populares es destruir decididamente todas las que puedan y prepararse para destruir más tarde cuantas no puedan destruir ahora“.

El imperialismo norteamericano jamás renunciará a sus planes de agresión en Vietnam. Cuando los agresores norteamericanos sean totalmente derrotados en el campo de batalla, y todos sean expulsados del territorio vietnamita, entonces solamente el pueblo vietnamita logrará su objetivo sagrado, que es la liberación nacional y la reunificación de la patria.

El heroico pueblo vietnamita, decidido a luchar y ganar, resuelto a combatir obstinadamente, y a avanzar con el impulso de sus victorias. Sólo él puede conquistar la victoria final en la guerra de resistencia a la agresión por la salvación nacional.

 

 

Traducido por “Cultura Proletaria”

 

Editorial de “Renmin Ribao”, 15 de abril de 1968

Anuncios

Un pensamiento en “Denunciar los engaños de paz de Johnson (1968) (Documentos sobre la GRCP)

  1. Pingback: Denunciar los engaños de paz de Johnson (1968) (Documentos sobre la GRCP) – Diario Octubre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s