¿Qué significa la Gran Revolución Cultural Proletaria?

Grcproletaria

 

Robinson Rojas resume, en 6 puntos, lo que significa la Gran Revolución Cultural Proletaria:

1) En términos políticos, significa arrebatarles el poder a aquellos dirigentes comunistas y técnicos que se han “aburguesado”; es decir, en una frase chilena, a aquellos dirigentes comunistas y técnicos que le han tomado gusto al poder, y se quieren quedar allí, cumpliendo una especie de destino “de dirigentes”, aunque para ello tengan que renunciar a los planteamientos teóricos y morales de la revolución. Es decir, dejar de ser comunistas. Esta gente es la que ha formado un germen de costra dirigente en China, del mismo modo como se formó en Yugoslavia y en la Unión Soviética, que constituye, en términos de estructura económico-social, una “nueva clase”. Una nueva clase burócrata y tecnócrata que va olvidando los términos del juego revolucionario, y se encuentra, de improviso, con que está conspirando para continuar como clase dirigente, disfrutando del trabajo del pueblo al cual gobierna; en este caso, el pueblo chino.

2) En términos ideológicos, la revolución cultural es un intento de resolver en la práctica el problema que se les ha presentado a todos los países socialistas: la aparición de una nueva clase burócrata y tecnócrata. Los chinos intentan resolver el problema de eliminarla y de crear “sucesores” revolucionarios, que queden al margen de caer en el mismo círculo vicioso del “aburguesamiento”. Concurren factores muy variados para este fenómeno, como el hábito de siglos, la diferencia de salarios, la obligación de utilizar a la burguesía anterior, de intelectuales e industriales, para el desarrollo económico del país, y los factores de presión externa (en este caso el cerco militar norteamericano y soviético). Todo esto va gestando un proceso de creación de un tipo de dirigente corrompido, que acude al soborno y al engaño para mantenerse en su nivel o escalar mejores posiciones. (Es el caso de los actuales dirigentes soviéticos y de la camarilla china que pretendía un golpe de estado). Fundamental para combatir esto es la sublimación de los valores morales de la revolución.

3) Como este proceso es continuo y paralelo al desarrollo económico del pais, los chinos plantean la necesidad de una revolución que no se detiene con el acceso al poder del Partido Comunista, porque las clases siguen existiendo después. La necesidad de educar políticamente a las masas para, llegado el momento, insurreccionarlas en la ciudad y el campo, para dislocar esta nueva clase, y romper los diques creados por ella para impedir la corriente de poder de abajo hacia arriba, que es la clave teórica del sistema comunista futuro, generando así un cauce sin escollos para la ocurrencia de la línea de masas. Es decir, de la democracia real y efectiva.

4) En términos administrativos, la revolución cultural quiere resolver el problema de crear nuevas superestucturas, adecuadas a un sistema económico-social socialista. Un sistema de superestructura que sea creación de la nueva realidad económica y social de un país socialista, en que el excesivo número de funcionarios, condición necesaria en los actuales organismos de poder heredados del pasado no socialista, sea eliminado. Una superestructura realmente democrática que sea fluída al acceso de las masas a ella.

5) En términos culturales, los chinos pretenden aprovechar esta “limpieza de la casa” hecha por todo el pueblo, para echar la semilla de un nuevo tipo de hombre, cuya escala de valores esté constiftuida por la generosidad y el sacrificio de sí mismo por los principios morales de la revolución, contra toda manifestación de individualismo y el ansia de poder que enferma a no pocos revolucionarios. Así, los chinos están tratando de borrar, en el menor tiempo posible, todo el lastre mental de una civilización de 40 siglos que se estructuró (como toda la civilización occidental) sobre la base del individualismo como cima de la escala de los valores, creando una sociedad “devoradora de hombres”. A esta sociedad, los chinos quieren reemplazarla por la comunista.

6) En términos históricos, la revolución cultural china está dirigida a crear una nueva civilización: la civilización comunista. Es decir, que este proceso que está ocurriendo actualmente en China, y del cual se habla o en términos de crónica policial o en términos de repudio político, es mucho más importante, desde el punto de vista histórico, que la creación de la civilización súmera, la egipcia, la griega, la, romana, la cristiana o la norteamericana.

 

 

Extraído del libro “La Guardia Roja conquista China”, de Robinson Rojas. 1968

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s