La lucha entre las dos lineas en el Instituto de Ingenieria Mecánica de Shanghai refleja la revolución educacional en las universidades cientificas y de ingenieria (Informe de investigación) (1968) Documentos sobre la GRCP)

1008597444

 

Nota de la redacción de “Hongqi” (Bandera Roja): El siguiente es otro informe de investigación del municipio de Shanghai que publicamos ahora como referencia. ¿Cuál es la situación del personal técnico y de ingeniería de las fábricas en las ciudades industriales grandes, medianas y pequeñas de todo el país? ¿Cómo va la revolución educacional en las universidades y escuelas secundarias científicas y de ingeniería? Deseamos que los comités revolucionarios de todos los lugares envíen personas para realizar algunas investigaciones de carácter típico e informen de los resultados al Comité Central del Partido. Nuestra revista seleccionará informes de importancia para su publicación. Aquí se plantea el siguiente problema: Hay que prestar atención a la reeducación de la gran cantidad de graduados universitarios y secundarios que iniciaron su trabajo ya hace mucho o que acaban de empezar a trabajar, para que se integren con los obreros y campesinos. Con seguridad algunos de ellos han alcanzado con éxito esta integración y han hecho invenciones e innovaciones. Hay que informar sobre estas personas a fin de alentarlas. Aquellos que son realmente irremisibles, es decir, los recalcitrantes seguidores del camino capitalista y las autoridades técnicas burguesas, extremadamente odiados por el pueblo y que deben ser derrocados son sólo un número exiguo. Incluso a ellos hay que darles una salida. La política de no dar salida no es política del proletariado. Las medidas políticas arriba mencionadas deben ser aplicadas indistintamente a los intelectuales nuevos y viejos, tanto de ciencias humanísticas como de ciencias naturales.

 

 

Es realmente bueno seleccionar estudiantes de entre los obreros y campesinos que tienen experiencia práctica

 

En el informe de investigación, “La Fábrica de Máquinas-Herramientas de Shanghai muestra el camino para preparar personal de ingeniería y técnica” (véase Pekín Informa, N.° 31, pág. 9, 1968), se mencionó la Escuela de Construcción de Maquinaria de Shanghai, predecesora del Instituto de Ingeniería Mecánica de Shanghai. Dicha escuela fue fundada en 1952 y estaba directamente subordinada al Primer Ministerio de Construcción de Maquinaria del Gobierno Popular Central. Más tarde, pasó a ser un instituto de ingeniería mecánica, para formar parte del “sistema de centros de enseñanza regular”. El proceso de cambios de esta escuela proporciona mucha materia para reflexionar.

Cuando se creó la escuela, admitió 2.181 principiantes que fueron todos seleccionados de entre los obreros, campesinos o cuadros a nivel de base en el campo, a fin de preparar técnicos de entre los trabajadores para satisfacer las necesidades de la construcción económica de la patria en gran escala. Estos estudiantes, procedentes de obreros y campesinos, se habían templado en la lucha de clases durante los movimientos san fan y wu fan y la reforma agraria, y tenían cierta experiencia práctica en la producción. Seleccionados de entre los obreros y campesinos con experiencia práctica, dichos estudiantes mostraban las siguientes cualidades:

Primero, los estudiantes obreros y campesinos estudiaban con un objetivo bien definido: Decían: “Los intelectuales burgueses nos denigran diciendo que ‘los obreros y campesinos tienen bajo nivel cultural. Ya que no han aprendido el ABC, ¿cómo pueden estudiar el diseño?’ Debemos seguir la enseñanza del Presidente Mao. Nosotros, los trabajadores, debemos ser dueños de la ciencia y la cultura“. Después de entrar en la escuela, los estudiantes obreros y campesinos formularon estas consignas combativas: “Debemos ser dignos del Presidente Mao”. “No dejemos quedarse atrás a un solo hermano de clase“. Organizaron por propia iniciativa grupos de ayuda mutua y establecieron el sistema del “estudiante-maestro”. Cada grupo estaba formado por tres estudiantes. El que sabía más enseñaba a otros dos, y los tres se ayudaban y aprendían mutuamente. Por ejemplo, al estudiar química, muchos estudiantes encontraban dificultad en memorizar los símbolos de los elementos químicos, entonces compusieron una canción con los elementos químicos que facilitó la memorización.

Segundo, los estudiantes obreros y campesinos tienen una alta conciencia de clase y se atreven a menospreciar a los intelectuales burgueses y las “autoridades” académicas burguesas. En la escuela había un profesor regresado de Alemania con un “doctorado” en electricidad. Los profesores que adoraban ciegamente los estereotipos extranjeros le tomaron como ídolo. Cuando este “doctor” fue a enseñar electricidad, llevando un montón de libros, repitió sólo lo que decían los libros. Los estudiantes obreros y campesinos no querían escuchar las cosas totalmente aisladas de la producción real. Le hicieron dos preguntas sobre motores eléctricos, problemas surgidos en la producción. Este “doctor” se quedó perplejo. Para salvar la cara, recurrió a rodeos tratando de evadir una respuesta a las preguntas de los estudiantes, con sus “teorías” ininteligibles. Pero los estudiantes no lo dejaron escapar. Insistieron en sus preguntas. El “doctor” tuvo que confesar balbuceando: “¡No he leído revistas técnicas durante más de diez años!” Después, los estudiantes obreros y campesinos echaron de la cátedra a este “coloso”.

Tercero, atacaron el viejo sistema educacional, el viejo contenido y métodos de enseñanza. Estos seguían siendo los mismos de antes; el poder de la educación estaba. en lo fundamental, en manos de los intelectuales burgueses. Sin embargo, los estudiantes obreros y campesinos eran tan numerosos que constituían más del 90 por ciento de los estudiantes, personal docente, empleados y obreros de la Escuela. La superioridad numérica de los estudiantes obreros y campesinos tenía cercados a los intelectuales burgueses y aquéllos ponían el viejo sistema educacional bajo su fuego constante. Para mantener frenados a los estudiantes obreros y campesinos, la dirección de la escuela introdujo el sistema de colocar cada grupo a cargo de un profesor responsable. Los estudiantes obreros y campesinos hicieron caso omiso de esto. Como resultado, este sistema sólo existió de nombre. Las células del Partido y de la Liga de la Juventud, así como el consejo estudiantil, gozaban de la más alta autoridad en la escuela. En un examen de matemáticas de mitad de período, los intelectuales burgueses hicieron preguntas capciosas a los estudiantes, por lo cual casi la mitad de más de dos mil estudiantes de la escuela resultaron reprobados. Los estudiantes de origen obrero y campesino se indignaron. Todos los grupos enviaron representantes a la oficina de decanos para discutir el asunto y la lucha obligó a la Escuela a declarar nulo este examen.

Cuarto, el propósito de los estudiantes obreros y campesinos es aplicar a la producción lo que han aprendido. Cuando fueron a una fábrica en Wusi, provincia de Chiangsú, para hacer la práctica se pusieron inmediatamente sus overoles grasientos y trabajaron junto con los obreros, discutiendo con ellos los problemas técnicos en la producción. Utilizaron rápidamente en la producción los conocimientos teóricos que habían adquirido. Presentaron a la fábrica más de 120 propuestas de innovaciones técnicas. Más de 30 fueron adoptadas de inmediato. Al mismo tiempo, un grupo de estudiantes de cierto instituto de Shanghai que también practicaba en la fábrica, por todas partes donde iba tomó notas en sus libretas todo el día acerca de los procesos y reglamentos técnicos, pero no creó nada. Los obreros de la planta dijeron que “los estudiantes obreros de veras son útiles, con lo que han aprendido“. Cuando se graduaron y regresaron a las entidades de producción, estos estudiantes hicieron muchas invenciones y creaciones. El camarada Wang De-fa, que se encargó del trabajo de diseñar una enorme rectificadora de superficies, a la altura de los niveles avanzados internacionales, en la Fábrica de Máquinas-Herramientas de Shanghai, es un egresado de esta escuela. Un técnico-obrero que realizó la cuarta importante innovación técnica sobre la caja de cambio a presión hidráulica de la rectificadora de precisión en la Fábrica de Máquinas-Herramientas de Shanghai, es también un graduado de dicha escuela. La persona responsable de producción de ensayo del primer microscopio electrónico de China para aumento de 200.000 veces, es también un graduado de los grupos de estudiantes obreros y campesinos de esta escuela.

 

 

Una aguda lucha entre las dos líneas

 

Sin embargo, la selección de los estudiantes de entre los obreros y campesinos con experiencia práctica y la preparación de los intelectuales de la clase obrera tuvieron impacto en la médula de la línea educacional revisionista del Jruschov chino. Durante los últimos diez y tantos años, se ha desplegado una lucha a muerte entre las dos clases, los dos caminos y las dos líneas en el frente educacional, en torno al problema de cómo tratar a los estudiantes obreros y campesinos.

Cuando el primer grupo de estudiantes obreros y campesinos ingresó en 1952 a la escuela, la clase obrera de Shanghai hirvió de júbilo. Expresó: “Nosotros, la clase obrera, no sólo debemos lograr la emancipación política sino que también debemos ser dueños de la ciencia y la técnica. Tenemos que preparar nuestros propios intelectuales de la clase obrera“. En aquel tiempo, las fábricas celebraron reuniones de despedida para casi todos los obreros que iban a la escuela. Tocaron tambores y gongs y prendieron en el pecho de éstos una gran flor roja dándoles tanto honor como a aquellos que se incorporan al ejército.

No obstante, el puñado de seguidores del camino capitalista y los intelectuales burgueses de la escuela salieron a gritar a voz en cuello: “Muy mal“, “es inconcebible que las cosas marchen asi“. Profirieron disparates tales como: “Los estudiantes obreros y campesinos son estúpidos. Es difícil enseñarles porque tienen diferentes niveles culturales al ingresar a la escuela“, “los estudiantes obreros y campesinos son muy criticones y no respetan a los maestros“, “los logros en la preparación de estudiantes obreros y campesinos no recompensan las pérdidas“, y cosas por el estilo. Valiéndose del poder que tenían en el frente educacional, impulsaban desenfrenadamente la línea educacional revisionista del Jruschov chino y ejercían la dictadura de la burguesía sobre los estudiantes obreros y campesinos.

Estos seguidores del camino capitalista se oponían y restringían por diversos medios la entrada de los obreros y campesinos a la escuela. Esta admitió solamente en tres ocasiones estudiantes obreros y campesinos, incluyendo la matricula de 2.181 en 1952. El puñado de seguidores del camino capitalista y los intelectuales burgueses los tomaban a ellos como “fardos”. En un balance del trabajo, hecho en marzo de 1955, atacaron y calumniaron de mil maneras a los estudiantes obreros y campesinos. Así que adoptaron el principio de “reducción drástica” y sólo admitieron ese año a 173 estudiantes obreros y campesinos. En 1960, bajo el pretexto de “igual oportunidad para todos, de acuerdo con las notas de los exámenes de admisión“, el instituto prácticamente cerró sus puertas a los hijos de obreros y campesinos y las abrió a los de la burguesía. Como resultado, solamente aceptó a 17 estudiantes obreros y campesinos. Desde entonces, para los obreros y campesinos con experiencia práctica el ingreso al instituto se les hizo tan difícil como subir a las estrellas.

En la enseñanza, los seguidores del camino capitalista y los intelectuales burgueses crearon dificultades, atacaron y persiguieron deliberadamente a los estudiantes obreros y campesinos. Por ejemplo, el dibujo técnico es fácil para los obreros de construcción de maquinaria.

Pero los señores burgueses insistieron rigurosamente en que los estudiantes obreros y campesinos aprendieran primero geometría descriptiva, y trataron de confundirlos con términos tales como cuerpos intersecantes y la curva de intersección. De este modo, más de cuarenta de los ciento setenta y tantos estudiantes obreros y campesinos fueron reprobados en los exámenes de 1957 y tuvieron que repetir el curso. Los señores burgueses se devanaron los sesos para poner deliberadamente notas más bajas al trabajo hecho por un estudiante que era obrero técnico de quinto grado (nivel mediano) y trabajador modelo de la provincia de Junán. Le calificaron con 59 puntos, un punto por debajo de la nota de aprobación, e insistieron en que permaneciera un año más en el mismo curso. Los estudiantes obreros y campesinos expresaron: “El sistema de notas es una línea de bloqueo para los obreros y campesinos y ayuda a restaurar el capitalismo“. Perseguidos por el sistema burgués de exámenes, 14 de los 17 estudiantes obreros y campesinos admitidos en 1960 fueron obligados a marcharse y abandonaron el instituto con inmenso odio al sistema educacional revisionista. Un obrero destacado proveniente de la Imprenta N.° 3 de Shanghai, quien estudió sólo un año y medio en el instituto, se vio obligado a repetir el curso porque fracasó en los exámenes de cultura física, idioma extranjero y física, y más tarde tuvo que abandonar los estudios. Fue a la dirección del instituto a criticar el sistema de promoción y retención de los estudiantes. Los seguidores del camino capitalista contestaron rencorosamente: “Bajo este sistema, todo el mundo es igual y los estudiantes obreros y campesinos no pueden ser una excepción”. Pero recurrieron a diversos trucos para promover a un joven estudiante de origen burgués a un curso superior aunque había sido reprobado en cinco asignaturas.

 

001EyBylgy6RanjmAiRc1&690
A la brillante luz del pensamiento del Presidente Mao sobre la revolución educacional, los profesores y estudiantes revolucionarios del instituto lanzaron en 1958 un violento ataque contra la línea revisionista en la educación. Muchas cosas nuevas revolucionarias surgieron en el instituto, tales como conferencias dadas por obreros, la enseñanza basada en una triple integración de obreros, profesores y estudiantes y la administración de una fábrica por el instituto. El camarada Kang Sheng hizo una inspección por el instituto el 12 de noviembre de ese año. Subrayó que los obreros debían subir a la cátedra. Son ellos la fuerza en la cual podemos apoyarnos realmente en los centros docentes; son la fuerza que posee verdadera capacidad. Algunos de los graduados universitarios podían hablar bien, pero no sabían hacer nada. El camarada Ke Ching-shi también dio ese año importantes instrucciones respecto a la preparación de técnicos de entre los obreros. Impartió la directiva de que se seleccionara a obreros para que realizaran investigaciones científicas avanzadas. Estas instrucciones elevaron grandemente la moral de los estudiantes obreros y campesinos. Sin embargo, en el auge de la vigorosa revolución educacional, Chen Pei-sien, agente del Jruschov chino en Shanghai, fue al instituto y dio un sinnúmero de órdenes siniestras, respaldando a los seguidores del camino capitalista y a los intelectuales burgueses del instituto, alentándoles a negarse a aplicar las importantes instrucciones del cuartel general proletario encabezado por el Presidente Mao. No permitieron que los obreros asumieran la cátedra, pero permitieron que los intelectuales burgueses continuaran ejerciendo la dictadura sobre nosotros. Resistieron frenéticamente contra la instrucción del camarada Ke Ching-shi, oponiéndose a la selección de estudiantes de entre los obreros y campesinos calificados, tanto en lo politico como en lo profesional, para que participaran en la investigación científica, y retiraron arbitrariamente a 10 de los 30 estudiantes ya escogidos. Entre los 21 estudiantes obreros, todos militantes del Partido o miembros de la Liga de la Juventud, que permanecieron en el instituto después de graduarse en 1959, sólo uno llegó a ser profesor; la aplastante mayoría de ellos fueron enviados a la fábrica anexa al instituto para ser obreros. A Li Fu-sing, miembro del Partido, obrero de quinto grado antes de ir al instituto, le asignaron únicamente el trabajo de ayudante en el laboratorio de tecnología después de cuatro años de estudio. Se dijo que no era competente para ser asistente de laboratorio y menos aún para encargarse de la enseñanza.

Al mismo tiempo, cuadros de origen obrero y campesino fueron excluidos. En 1956 hubo 44 egresados obreros y campesinos que trabajaban en el instituto, y la mayoría de ellos eran militantes del Partido Comunista; 29 fueron expulsados más tarde del instituto. Los seguidores del camino capitalista dijeron en su cara a los cuadros de origen obrero y campesino que trabajaban en el instituto, como instructores políticos después de su graduación: “Ustedes, los egresados de las escuelas especializadas secundarias, son inútiles; sólo los graduados de las escuelas superiores son competentes para trabajar como instructores de los estudiantes universitarios“.

En el sistema educacional, también copiaron totalmente la práctica de los revisionistas soviéticos, en un intento de sumergir en el lodazal del revisionismo a los estudiantes obreros y campesinos. A fin de aprenderlo todo del revisionismo soviético, empezaron a invitar en 1954 a un número de especialistas extranjeros al instituto. De acuerdo con la perversa instrucción del Jruschov chino de “no considerar los resultados antes de haber copiado todo“, copiaron sin discernimiento todo el sistema revisionista soviético, desde los arreglos de especialidades, pasando por los objetivos de preparación, planes y programas de enseñanza, materiales y métodos de enseñanza, organización docente, normas y reglamentos, incluyendo lo que se llaman “6 eslabones”, “7 tipos de planes”, “24 clases de formularios”, “sistema de promoción y retención de estudiantes”, etc. El ejemplo más típico es la asignatura de cultura física. Imitando a la Unión Soviética, pusieron en boga el baile de salón en un esfuerzo por empujar a los estudiantes de origen obrero y campesino al camino del revisionismo.

Entre tanto, siguiendo estrechamente las órdenes de su siniestro amo Lu Ding-yi, plantearon la consigna de “aprender de la Universidad Jiaotong y alcanzar al Instituto de Ingeniería de Jarbín“, implantaron la supuesta “tradición de administrar los centros docentes” capitalista y revisionista, y enfatizaron “el alto grado, la precisión y el nivel avanzado” y “lo grande, extranjero y omnímodo“, con el propósito de preparar a los estudiantes convirtiéndolos en ingenieros y diseñadores burgueses que se divorcien de la política proletaria, de las masas obrero-campesinas y de la producción. So pretexto de aspirar por “hacer todo en gran escala, omnímodo y moderno”, estos tipos establecieron organizaciones y sistemas masivos, abultados y burocráticos. El número de estudiantes seguía siendo de algo más de 2.000, pero los organismos se multiplicaron desde sólo 2 secciones y 2 oficinas en 1952, a 7 departamentos y secciones, 2 oficinas y 22 grupos de enseñanza e investigación en 1960; el número de profesores, empleados y trabajadores subió vertiginosamente de un poco más de 300 a más de 800; y la suma total gastada para el equipo de enseñanza aumentó rápidamente de un millón de yuanes a más de ocho millones de yuanes; durante la revolución educacional en 1958, la fábrica anexa al instituto servía a la enseñanza y la producción industrial y agrícola, pero más tarde fue puesta bajo administración capitalista y sometida al mando de las ganancias, convirtiéndose en una fuente de lucro para el derroche y despilfarro de los seguidores del camino capitalista.

 

 

Cómo tomar el camino de la Fábrica de Máquinas-Herramientas de Shanghai

 

La enconada lucha entre las dos clases, los dos caminos y las dos lineas librada en el Instituto de Ingenieria Mecánica de Shanghai desde su fundación fue una lucha entre la burguesía que intentaba una restauración y el proletariado que se oponía a ésta. El problema central de la lucha es el problema del Poder.

Hace poco, algunos ingenieros y técnicos de la Fábrica de Máquinas-Herramientas de Shanghai quese graduaron en el instituto, los camaradas obreros de la fábrica anexa a éste y las masas de profesores y estudiantes revolucionarios del plantel, después de sintetizar las experiencias positivas y negativas desde la fundación del instituto, formularon las siguientes opiniones e ideas sobre la revolución educacional en las universidades científicas y de ingeniería:

1) El Presidente Mao señaló recientemente: “Es todavía necesario tener universidades; aquí me refiero, en lo principal, a las universidades científicas y de ingeniería. Sin embargo, hay que acortar el período de estudio, hacer una revolución en la educación, poner la política proletaria al mando y seguir el camino tomado por la Fábrica de Máquinas-Herramientas de Shanghai de preparar personal técnico entre los obreros. Hay que seleccionar estudiantes de entre los obreros y campesinos, que tienen experiencia práctica, y ellos deben volver a la práctica de la producción después de estudiar algunos años en los centros docentes“.

Esta reciente instrucción del Presidente Mao ha indicado la orientación fundamental para las universidades científicas y de ingeniería, en la realización de la revolución educacional proletaria. Ellos consideran que las universidades e institutos científicos y de ingeniería deben resolver el problema de qué clase ejerce la dirección, antes de poder emprender el camino de la Fábrica de Máquinas-Herramientas de Shanghai. Esto se refiere, ante todo, al poder en lo político y lo organizativo. El Presidente Mao ha enviado miembros de la clase obrera a las universidades e institutos para que ocupen el frente de la educación. Esta es la clave para garantizar que la dirección de las universidades e institutos siempre permanezca en manos de la clase obrera y que los obreros y campesinos con experiencia práctica ingresen continuamente a estos centros de enseñanza. El Instituto de Ingeniería Mecánica de Shanghai escogía estudiantes de entre los obreros y campesinos con experiencia práctica, y ¿por qué cerró luego la puerta a los obreros y campesinos? La razón es que no se había resuelto el problema del poder. De esto debemos extraer una lección. En segundo lugar, existe la cuestión del poder en lo ideológico. Si la posición educacional no es ocupada por el pensamiento de Mao Tse-tung, está destinada a ser inundada por la ideología burguesa. La lección sacada del hecho de que el puñado de seguidores del camino capitalista dentro del Partido en el Instituto de Ingeniería Mecánica de Shanghai ejerció durante largo tiempo la dictadura de la burguesía sobre los estudiantes obreros y campesinos, demuestra que es necesario desplegar a fondo la critica revolucionaria de masas a la linea revisionista en la educación, criticar los crimenes que cometieron los intelectuales burgueses al dominar las escuelas, asi como repudiar los conceptos antiproletarios de despreciar a los obreros y campesinos y subestimar la práctica y las ideas burguesas de buscar fama y fortuna personales. Hay que establecer la posición dominante del pensamiento de Mao Tse-tung en las escuelas. De otra manera, la posición conquistada en la educación volverá a perderse.

2) Es apropiado un periodo de estudio de dos a tres años en los institutos y universidades científicas y de ingenieria. En el arreglo de las asignaturas, se debe acabar con la antigua división de asignaturas básicas, cursos técnicos básicos y cursos especializados. Los tres pueden ser integrados en un todo orgánico mediante el estudio de una maquinaria tipica y piezas tipicas en el proceso real de la producción. El teoricismo hueco y el escolasticismo, divorciados de la práctica de producción, deben ser cabalmente eliminados. En cuanto al contenido de enseñanza, es imperativo aplicar el principio de que los cursos sean pocos pero mejores, a fin de que se pueda asir la esencia y dominar completamente el contenido. La enseñanza en el sitio de trabajo debe desarrollarse ampliamente para que la enseñanza se combine con el trabajo productivo. Después de su transformación, las escuelas superiores científicas y de ingeniería no sólo deberán ser centros docentes sino también fábricas y entidades de investigación científica. Al entrar en los centros docentes, los estudiantes deben tener en mente los diversos problemas difíciles encontrados en el curso de la producción. Los departamentos de producción y entidades de investigación científica deben formular temas para los centros docentes, partiendo de puntos de vista de la enseñanza, de manera planificada y con propósitos definidos, para ayudar a los estudiantes a concentrarse en la elevación de su capacidad de análisis y su habilidad de resolver los problemas en el proceso de la producción, estudio e investigación, piocurando así que la educación sirva al trabajo productivo.

3) Las universidades científicas y de ingeniería deben también asumir la tarea de dirigir bien la enseñanza técnica de tiempo libre. El principio debe ser la cooperación entre las fábricas y las escuelas: las fábricas organizan cursos con ayuda de las escuelas. Este es otro camino importante para persistir en la línea de masas y preparar gran cantidad de ingenieros y técnicos de la clase obrera. De acuerdo a las necesidades de la revolución industrial proletaria y partiendo de la realidad de la producción, hay que adoptar el principio educacional de “organizar todas las escuelas que sean necesarias, aprender lo que exige el trabajo real y proporcionar lo requerido“, con el propósito de dirigir bien las numerosas escuelas técnicas de tiempo libre y los cursos de capacitación a corto plazo, de todos los tipos.

4) Formar un contingente de profesores proletarios. Las actuales filas de profesores son incapaces de asumir la tarea de enseñar a los estudiantes obreros y campesinos que tienen la experiencia práctica y, por lo tanto, es preciso que sean rectificadas, transformadas y reconstruidas. En el futuro, las filas de profesores deben adoptar la forma de “triple integración”, que abarque a los obreros con una alta conciencia política proletaria y experiencia práctica, estudiantes obreros y campesinos con experiencia práctica e intelectuales revolucionarios. Gran número de obreros y técnicos de la sociedad que han hecho inventos o innovaciones en la práctica, deben ir periódicamente y de manera planeada a las escuelas a dictar clases. Estos obreros que se encarguen de las tareas de enseñanza pueden ser profesores de tiempo completo o de tiempo parcial, pero la abrumadora mayoría deben ser profesores de tiempo parcial. El principal papel de los profesores de tiempo completo consiste en vincular orgánicamente los centros de enseñanza, las fábricas y los departamentos de investigación científica, a fin de ayudar a los estudiantes a elevar sus conocimientos prácticos al nivel teórico y luego aplicarlos a la práctica. Los estudiantes también tienen experiencia práctica y pueden asumir la cátedra para intercambiar experiencias. Los profesores de la actualidad deben ir por etapas y en grupos a donde los obreros y campesinos, y tomar el camino de integrarse con ellos.

 

 

Extraído de “Pekín Informa”, Nº37, 18 de Septiembre de 1968

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s