Reunión de Mao Tse-tung con los 5 grandes líderes de los Guardias Rojos de Pekín (1968) (Documentos sobre la GRCP) (1 de 3)

20130619030557205

 

Este documento fue publicado originalmente bajo el título “召见 首都 红 代 会 负责 人 的 谈话” (“Zhaojian Shoudu Hong dai hui fuzeren Tanhua“, “Conversación entre los responsables y representantes de los Guardias Rojos de la capital“), en las páginas 687-716 del libro titulado “毛泽东思想 万岁” (“Mao Zedong Sixiang Wangsui“, “Larga vida al pensamiento de Mao Tse-tung“), publicado en 1969. El volumen “Larga vida al pensamiento de Mao Tse-tung” es una publicación no oficial atribuida a una organización de Guardias Rojos no identificada, que contiene la mayoría de los textos de Mao de la época de la Revolución Cultural. El texto utilizado como base para esta traducción integra una edición electrónica del libro “Larga vida al pensamiento de Mao Tse-tung“, y fue comparado con otras versiones del documento transcritas en archivos electrónicos de documentos de la Revolución Cultural. El documento es una transcripción de una reunión celebrada el 28 de julio de 1968.

 

Encuentro con los cinco principales líderes de los Guardias Rojos, ocurrido el 28 de julio de 1968, a las 3 de la madrugada, en la Sala Hunan de la Gran Sala del Pueblo. En este día, el Presidente Mao celebró una reunión con los representantes de los Guardias Rojos de Pekín, los “cinco principales líderes”: Kuai Dafu, de la Universidad de Qinghua, Nie Yuanzi, de la Universidad de Pekín, Han Aijing, del Insituto de Aeronáutica de Pekín, Tan Houlan, de la Universidad de Magisterio [Shifan] y Wang Dabing, del Instituto de Geología de Pekín. La reunión duró más de cinco horas. En la reunión estuvieron presentes otros dirigentes del Comité Central: el Vice-Presidente del Comité Central del Partido Comunista y Ministro de Defensa, el Mariscal Lin Biao; el Primer Ministro Chou En-lai; el Presidente del Grupo Central de la Revolución Cultural (GCRC), Chen Boda; el Asesor del GCRC, Kang Sheng; la Vicepresidenta del GCRC y esposa del Presidente Mao, Chiang Ching; el miembro del GCRC, Yao Wenyuan; la esposa de Lin Biao, Ye Qun; el líder del Grupo Central del Regimiento de la Guardia Roja, Wang Dongxing; el Vice-Primer Ministro, Jefe de Seguridad Pública, responsable del Comité Revolucionario de Pekín y Comisario Político Regional de Pekín, Xie Fuzhi; el Jefe del Estado Mayor del Ejército Popular de la Liberación, Huang Yongsheng; el Comandante de la Fuerza Aérea, Wu Faxian; el Comandante de la Guarnición de Pekín y Vice-Jefe del Estado Mayor, Wen Yucheng; el Comisario Político de la Guarnición de Pekín, Huang Zuozhen; el Co-Responsable del Comité Revolucionario de Pekín, Ren Wude.(1)

El tema principal de la reunión fueron las consecuencias del agotamiento político de los guardias rojos. En agosto de 1966, habían sido aclamados como “nuevas formas de organización creadas por el pueblo”, lo que tendría un “carácter permanente” de innovación institucional y política (como se indica en la decisión del PCCh del 8 de agosto de 1966, también llamada “Documentos de los dieciséis puntos”, el principal documento programático de la Revolución Cultural). Sin embargo, especialmente durante el último año, los Guardias Rojos se habían descompuesto en pequeños grupos paramilitares carentes de toda distinción política, metidos de lleno en peleas cada vez más grotescas para establecer la supremacía absoluta de sus propias facciones.

En los meses anteriores, la mayoría de los militantes, confusos con la crisis política de sus organizaciones, habían abandonado cualquier forma de activismo y engrosaron las filas de la llamada facción de los desconectados (逍遥 派 xiaoyaopai), que en realidad no era una verdadera facción. Por otra parte, cuanto más disminuía el número de militantes, más violentos se convertian los enfrentamientos en algunos de los campus de Pekín, en particular en el de la Universidad de Tsinghua, donde las líneas duras de dos facciones (unos pocos miles de personas, en total) continuaban luchando con armas rudimentarias, pero mortales.

El día anterior, el 27 de julio, por iniciativa de Mao y llevando a cabo un seguimiento de las principales reuniones en diversas fábricas, decenas de miles de trabajadores desarmados ocuparon pacíficamente el campus de Tsinghua y, gritando consignas opuestas del conflicto armado, se pusieron entre las dos facciones de Guardias Rojos para que cesase la lucha. Los trabajadores fueron atacados violentamente por los estudiantes (cinco trabajadores murieron y cientos resultaron heridos), pero, con un extraordinario sentido de la autodisciplina, su única reacción fue continuar gritando las consignas contra el conflictos armados. Finalmente, los trabajadores lograron desarmar a las dos facciones y tomar los lugares clave del campus. En el momento de esta reunión, la batalla acababa de terminar.

 

Nie Yuanzi, Tan Houlan, Aijing Han y Wang Dabing entraron en la sala de reuniones. Mao Tse-tung se levantó y se acercó a ellos para saludarlos y darles la mano.

El Presidente Mao: ¡Todos tan jóvenes!

El Presidente Mao (dando la mano a Huang Zuozhen): ¿Tú eres Huang Zuozhen? Nunca te había visto antes; ¿no estabas muerto?

Chiang Ching: ¡Cuánto tiempo sin vernos! Últimamente no han pegado carteles (dazibaos).

Presidente Mao: Nos vimos en Tiananmen, pero no hemos vuelto a hablar. ¿No es cierto? Vosotros sois de los que sólo van al Palacio Triratna cuando es cuestión de vida o muerte; pero he leído todos los periódicos y panfletos y entiendo toda la situación. Kuai Dafu no vino. ¿No podía o no quería venir?

Xie Fuzhi: Me temo que no quiso venir.

Han Aijing: ¡Imposible!, él sin duda vendría a una reunión con la dirección central. ¡Si no pudiese venir a ver al Presidente Mao se pondría a llorar! Seguro que no pudo venir.

El Presidente Mao: Kuai Dafu quiere encontrar la mano oculta, la que hizo que todos esos trabajadores fuesen a la universidad a “reprimir” a la Guardia Roja. Hasta el momento no ha logrado encontrar al responsable. ¡La mano invisible soy yo mismo! ¡Si él no viene, y luego trata de encontrarme, dejen que me encuentre! Fuí yo el que envió a la Guardia Nacional del Comité Central y a los trabajadores de la Editorial Xinhua y de la Fábrica de Tejidos. Me preguntaba cómo resolver el problema del conflicto armado dentro de las universidades, y entonces les pedí que fueran allí y que examinasen ellos mismos la cuestión. Y, de hecho, fueron treinta mil personas. En realidad, odiaban la Universidad de Pekín, pero no la de Qinghua. Nie Yuanzi, ¿cómo debe manejar el pueblo la relación entre los trabajadores y los estudiantes? Decenas de miles de estudiantes y trabajadores marchaban juntos. Escuché decir que hasta disteis la bienvenida a los trabajadores. ¿Fuisteis vosotros o fue Beida (Jinggangshan)?

Nie Yuanzi: Les esperamos en la puerta para darles agua.

Wen Yucheng y Huang Zuozhen: No fueron ellos. La Universidad de Pekín entró en conflicto con los trabajadores de aquella unidad de producción.

Nie Yuanzi: Fue la Facultad de Ciencias Agrícolas, nosotros estábamos en la puerta distribuyendo agua. Nos llamaron conservadores del doble juego.

El Presidente Mao: ¿Entrásteis en conflicto con ellos?

Nie Yuanzi: Todos comenzaron a luchar.

El Presidente Mao: La Universidad de Pekín quiso coger a la mano oculta. Pero esa mano oculta no soy yo, esa es Xie Fuzhi. Yo no tramo ese tipo de maquinaciones. Hablé con unas pocas personas para que fuesen a charlar con él y a tratar de resolver los conflictos, pero Kuai Dafu dijo que fueron cien mil personas.

Xie Fuzhi: No llegaban ni a treinta mil.

El Presidente Mao: ¿Qué hacemos con este problema de la violencia en las universidades? Una solución sería retirarnos totalmente, no coordinar a los estudiantes, y entonces quien quiera luchar que luche. Hasta ahora, los comités revolucionarios no controlaban, no se enfrentaban con vosotros ni intentaban reprimir. Esta forma también podría considerarse correcta. Otra forma es ayudar e intervenir un poco, esta estrategia ha recibido la aprobación de los obreros, de los campesinos y fue bien acogida por la mayoría de los estudiantes. Hay más de cincuenta escuelas de educación superior en Pekín, entre ellas hay cinco o seis que tienen los conflictos más violentos. Es una prueba para sus habilidades políticas. También habría otra forma de resolverlo: una parte de vosotros podría ir a vivir al Sur y la otra parte podría ir a vivir al Norte. Las dos se llaman “Nueva Beida” y tienen hasta parentesco en el nombre: “Nueva Beida (Jinggangshan)” y “Nueva Beida (Comuna)”. Parece el Partido Comunista Soviético dividido entre “bolcheviques” y “mencheviques”. Si no consiguen resolver estos problemas, la solución es poner en marcha al ejército, recurrir al liderazgo del camarada Lin Biao y luego a Huang Yongsheng, ambos capaces de resolver el problema. Llévais ya dos años participando en la Revolución Cultural, conocéis la estrategia de debatir-criticar-transformar; pero ahora no hacéis ni debates, ni críticas y no transformáis nada. Debatir es luchar con palabras, pero vosotros estáis luchando con armas. El pueblo está irritado, los trabajadores, los campesinos, los vecinos… nadie está contento con vuestra actitud. ¡En muchas escuelas, los estudiantes no están contentos, ni su propia escuela y ni su propia facción! ¿Es así cómo se lleva a cabo la unificación? Nie Yuanzi, ahora, vosotros, la Nueva Beida (Comuna) sois mayoría, ¿no es “Viejo Buda”? Eres una filósofa, ¿no me digas que en la Nueva Beida (Comuna) no hay nadie contra ti? ¡No me lo creería! No dicen nada delante tuyo, pero hablan de ti a tus espaldas. Wang Dabing, ¿cómo es su situación?

Wang Dabing: Había algunos contra el Primer Ministro Xie Fuzhi, pero huyeron.

Xie Fuzhi: El diputado de Wang quiso tomar el poder, dijo que ahora es de derechas.

El Presidente Mao: Pero parecía que era de izquierdas, un marxista.

Wang Dabin: Eso era un intento de sembrar la discordia entre nosotros, Nie Shuren es un buen camarada, de buen origen y sufrió mucho en la vida, tiene odio de clase, es una persona muy honesta, de un fuerte carácter revolucionario. Un poco impaciente. No sabe bien trabajar unido y sus métodos de trabajo son un tanto rígidos.

El Presidente Mao: ¿Consiguirías unirte a él? Uno de izquierdas, uno de derechas, parece una buena asociación. Te has sentado muy lejos, ven más cerca.

Lin Biao: Ven.

Xie Fuzhi: ¡Ven, anda! (Wang Dabing se sentó al lado del presidente Mao)

El Presidente Mao: Siéntate, siéntate. En este punto, debemos hacer algunos comentarios. A fin de cuentas, son todos estudiantes, no son bandas criminales. Aunque recientemente, en algunas escuelas, casi se formaron bandas. El asunto es que las dos facciones que participan en el conflicto armado se dedican plenamente al conflicto armado. Esta manera de debatir-criticar-transformar no funciona. Ahora no se debate, crítica o transforma: solamente luchan. Los estudiantes no se están involucrando en la política. Si este es el problema, tal vez sea mejor llevar a cabo la estrategia de debatir-criticar-dispersar, ¿han pensado en eso? Hay muchos estudiantes en las facciones que están desconectados. Ahora mucha gente dice que Nie Yuanzi y Kuai Dafu dicen muchas tonterías. Nie Yuanzi ya casi no tiene ningún apoyo, Kuai Dafu tampoco. A veces tenéis 300, o menos, 150 personas con vosotros. ¿Cómo queréis compararos a Lin Biao o a Huang Yongsheng? Yo, por ejemplo, sólo esta vez, en una acción, tuvo el apoyo de 30.000 personas.

Lin Biao: ¡Ni se comparan con Huang Yongsheng!

El Presidente Mao: Las cosas del mundo son importantes. Aquello que está separado por un largo tiempo debe unirse, de la misma manera que aquello que está unido por un largo tiempo, debe separarse. Los conflictos armados deben terminar inmediatamente, y todas las armas, frías o calientes, deben ser recogidas y almacenadas por la Guardia Nacional. Nie Yuanzi, te están llamando “Viejo Buda” y a tu cuartel general “Nido del Viejo Buda”.

Lin Biao: ¡Y ahí está su colega, Tan Houlan, tan joven que todavía lleva dos trenzas en el pelo!

El Presidente Mao: Habías accedido a hacer que el movimiento se descentralizase e ir a la escuela a leer algunos libros y a estudiar. Todos estuvieron de acuerdo con la idea de la descentralización, pero me temo que no conseguirás dejar el movimiento, o incluso, si dejas la dirección, ¿quién te sustituirá?

Tan Houlan: Ya se han organizado.

El Presidente Mao: Todos os estamos protegiendo, “cinco pequeños generales”, y hasta protegemos a Kuai Dafu, que quiere capturar a la mano oculta. Nosotros también tenemos un lado. Mirad: la Nueva Beida (Jinggangshan), la facción 14 de abril y los Soldados Unidos tienen algunos comentarios acerca de mí. No temo ser destituido. La 14 de abril de la Universidad de Qinghua tiene la teoría de la “victoria segura”, pero yo no estoy de acuerdo con esa idea. Dicen que quien toma la montaña, no puede gobernar la montaña. Pero eso significaría que si el proletariado toma el poder en el mundo no podría gobernar el mundo. La 14 de abril tiene un teórico llamado Zhou Quanying. Pero ¿por qué íbamos a detener a un teórico? ¿Son una facción de teóricos? ¿Escriben artículos y vosotros los detenéis, por qué? Debéis soltarlos inmediatamente. La gente tienen opiniones, ¡dejad que escriban! ¡Si no, van a decir que ya no hay libertad! Tú, “Viejo Buda”, debes ser un poco más generosa. La Beida (Jinggangshan) tiene gente, si estuviesen libres, toda su fuerza limpiaria tu “templo del Rey Dragón”. ¿Todavía te podrías mantener? Si continúas siendo un “Viejo Buda” vamos a tener que activar el ejército. También cuentas con una tercera forma, tratar de actuar de acuerdo con la dialéctica: podéis vivir en diferentes ciudades, “uno se divide en dos”, su grupo o la Jinggangshan van a vivir al sur y el otro grupo al Norte, así ya no os veréis más, ya no lucharéis más entre vosotros. Cada grupo lleva a cabo sus propios proyectos y así el mundo se mantendrá unido. Si no siempre vas a tener miedo, si atacan el “Nido del Viejo Buda” no conseguirás dormir. Tienes miedo y ellos también lo tienen. Necesitáis dar un paso atrás, ¿por qué estar tan nerviosos? Si estáis todo el tiempo con miedo a que los otros ataquen, no conseguiréis luchar ni dejar de luchar. Exaltabais tanto… ¿el qué? He oído que alguien te amenazó de muerte… Si sabes quién fue, no debes necesariamente golpearle. ¡Olvídalo! Incluso saber quién fue, no sirve de nada. Pero entonces ten cuidado, no camines sola por ahí.

Chiang Ching: ¿Tienes gente que te proteja?

Nie Yuanzi: No, no tengo.

El Presidente Mao: Su hermano mayor y su hermana no son buenas personas. Incluso un hermano con problemas es siempre un hermano y una hermana difícil, es siempre una hermana. ¿Por qué necesitas involucrar a tu hermana menor?

(Entra una persona y avisa de que aún no se ha encontrado a Kuai Dafu)

El Presidente Mao: ¿Kuai Dafu no quiere venir o no puede venir?

Xie Fuzhi: Ya se ha anunciado por los altavoces, mencionamos su nombre y le pedimos que viniese a la reunión con el Comité Central. No se atreve a venir.

Chiang Ching: ¿No tiene el valor de venir o no puede salir de dónde está?

Xie Fuzhi: Creo que alguien lo retiene.

Yao Wenyuan: Puede ser.

El Presidente Mao: Pienso que Kuai Dafu es una buena persona, destaca y asume riesgos. Tiene mala gente alrededor que intenta manipularlo, pero aún así él y sus compañeros son buenas personas. Es bueno arriesgarse e involucrarse tanto personalmente, esta experiencia es muy útil. Wang Dabing, tú entraste en diversos conflictos, ¿no es así?

Wang Dabing: El 23 de septiembre 1966 luchamos con la facción conservadora y la facción del camarada Chen Boda nos ayudó. En aquella lucha ganamos.

El Presidente Mao: Muy bien, entonces. De ahora en adelante, tú y Han Aijing no debéis involucraros en peleas y luchas. Han Aijing, tú eres un verdadero descendiente de Han Xin, sabes proponer ideas, eres un buen estratega.

Han Aijing: En nuestra escuela hay muchos camaradas trabajadores y campesinos, las personas están más integradas. Tienen diferentes puntos de vista, pero no nos dividimos en facciones.

Yao Wenyuan: Yo no me fio de eso. ¡No tienen diferentes puntos de vista, están todos en el mismo lado!

Kan Sheng: Han Aijing, has hablado de eso, ¿no?

El Presidente Mao: No podéis juzgar a Han Aijing de ese modo. Ponerlo contra la pared. Es difícil conversar así.

Han Aijing: La facción de Kuai Dafu es grande y compleja, tiene muchos aliados. A la hora de proponer debates y escribir dazibaos son pocos, pero a la hora del conflicto y de la lucha, el número aumenta. Piden apoyo, pero Kuai Dafu no consigue controlarlos a todos.

El Presidente Mao: Tan Houlan, la Revolución Cultural ya dura dos años, aquella facción contraria a la tuya, la de Soldados Unidos de cien o doscientas personas, ha provocado mucho desorden. Todavía no puedes dejar el movimiento, porque eres una “emperatriz”. Hoy en día, de los cuatro líderes que vinisteis a esta reunión, dos de vosotras sois mujeres, ¡es impresionante! Creo que todavía no te puedes ir, debes convivir con ellos, ayudarlos. Esas personas también son ya bastante problemáticas. La Tropa de los Rebeldes de la Universidad de Pekín se compone de todo tipo de miembros, parece el Comité Revolucionario Unificado de Hunan, ¡eso es porque ella tomó el poder! Tiene miembros de otras escuelas que vinieron a unirse, y tú, Han Aijing, y Kuai Dafu, sois parte de esa situación.

Han Aiping: Yo también me he unido a ellos.

Chiang Ching: Entonces Han Aijing quiere derrocar a Tan Houlan.

El Presidente Mao: Tú también tienes parte en esto, y nuestro “comandante” Kuai Dafu también tiene parte. Los jóvenes quieren hacer cosas buenas, pero también pueden hacer cosas malas. Decís que el Comité Central no dio directrices, pero los camaradas Lin Biao y Chou En-lai, el 24 y el 27 de marzo, fueron a una conferencia e hicieron una asamblea con diez mil personas. Ese día, los camaradas Huang Zuozhen y Wen Yucheng hablaron, pero luego los atacasteis. Parece que estáis en contra nuestra. Tenemos este principio fundamental: luchar con palabras y no con armas. ¡Ahora bien, si quereis luchar, podéis luchar, cuanto más mejor!… pero los dos lados no tienen ni artillería, entonces, ¿qué tipo de luchas estáis llevando a cabo? ¡Vuestros métodos de lucha no tienen ninguna planificación! Usáis armas caseras… es como Sichuan, que usaron artillería antiaérea para combatir el mismo cielo.

Chiang Ching: Son unos revoltosos.

El Presidente Mao: “Viejo Buda”, se cree sobrenatural, pero sólo consiguió convocar a dos o tres centenares de personas, y ahora, ¿sus soldados hacia dónde corren? Tuviste que apoyarte en trabajadores y soldados desmovilizados como la fuerza principal de tu regimiento, y sin ellos no consigues hacer nada. ¡El camarada Lin Biao tiene guardias de sobra! ¡Podría darte unos cuantos miles o decenas de miles, y así conseguirías exterminar a la Nueva Beida (Jinggangshan) por completo! Pero no vamos a abordar esto aquí. Podemos hacer más reuniones para discutir el problema. En primer lugar debéis uniros.

Lin Biao: Es verdad, en primer lugar debéis uniros. Los cuatro programas del Presidente Mao son: en primer lugar, la coordinación militar; en segundo lugar, el “uno se divide en dos”; en tercer lugar, debatir-criticar-dispersar; en cuarto lugar, si hay que luchar, luchar las grandes luchas.

El Presidente Mao: Hablo de dividir uno en dos justamente para acabar con los conflictos, los dos lados están muy tensos, nadie consigue ni dormir. Pero cambiar de casa también es un problema, porque donde vayan a buscar casa, la gente va a desconfiar y a ponerse nerviosa. Veo hay suficiente espacio en esta sala, el complejo Zhongnanhai es bastante grande, acoge a unos cuarenta o cincuenta mil de la Guardia Roja, incluso se puede abrir una escuela, ¿por qué no? Podrías venir, Nie Yuanzi, o Hou Hanqing. ¿No acostumbran a decir “matar el buey, abatir al mono y cocer al carnero”? El buey sería Niu Huilin, el mono, Hou Hanqing, y el cordero, el camarada Yang Keming (líderes de las facciones a las que se oponía Nie Yuanzi). Conozco a Yang Keming, es muy joven. En la época de la 11ª sesión plenaria, Yang Keming ayudó a hacer un cartel (se refiere al cartel “Al final, ¿qué hicieron Song Shuo, Lu Ping y Peng Peiyun en la Revolución Cultural?”), más voces dijeron que el cartel mostraba su desunión. Ahora, la sociedad no cambia sólo por la voluntad del pueblo. ¿Quién podría esperar este conflicto? En un principio se planeaba detener las clases durante seis meses, y así fue publicado; después, no funcionó y el plazo se extendió a un año. Si no funcionase la paralización, se extendería a uno, dos o tres años. No importa si la persona es un representante o no, si tú, por ejemplo, estabas en el primer año, y pasaban dos años de paralización, entonces serías considerado para el tercer año. O incluso si pasaran dos años, cuatro años u ocho años: donde sea, quién vive un día, crece un día. Debatir-criticar-dispersar también es un método. Tan Houlan, por ejemplo, ¿no estás queriendo dejar el movimiento? Entonces, dejad que se vaya. Sin embargo, ¿debemos mantener las universidades? ¿Las universidades deben inscribir a nuevos alumnos? Si no tienen nuevos estudiantes, no tienen sentido. Pero creo que no fuí del todo claro en aquella conferencia (se refiere a la “Directiva del 21 de julio” o “7.21”): todavía tenemos dificultades, mencioné principalmente la ciencia y la tecnología, lo que no significa que no se debe estudiar las ciencia humanas. Pero este viejo sistema educativo y estos viejos métodos no son buenos. Debemos acortar el período de escolarización y revolucionar la educación. Disminuir la cantidad de disciplinas. Creo que los conocimientos básicos del segundo grado y de la escuela básica son los mismos que los de la universidad. Entonces se debe frecuentar la escuela durante seis años, diez años como máximo. Ahora, los cursos de la escuela básica repiten los últimos años de la escuela primaria, la enseñanza media repite algunos contenidos de la escuela básica, y la universidad repite cursos de la enseñanza media. Los cursos básicos están llenos de repeticiones. La gente y los maestros, en los cursos de especialización, no entienden nada acerca de su propia especialidad. Los filósofos no saben nada de filosofía. En este contexto, ¿para qué sirve estudiar? Nie Yuanyi, ¿tú eres filósofa, no?

Nie Yuanzi: No, no soy filósofa.

Chiang Ching: Es un “viejo buda”.

El Presidente Mao: ¿Y qué escuela de filosofía es esa? ¿La universidad es suficiente para enseñar filosofía? Si la persona nunca ha sido un trabajador o campesino y va a la escuela para estudiar filosofía, entonces, ¿qué tipo de filosofía es esa?

Lin Biao: Allí, mientras más se estudia, más estrecho queda uno. Es una “estrechosofia”.

El Presidente Mao: Y cuando alguien estudia literatura, no debería estudiar historia de la literatura, sino que debería aprender a escribir ficción, y cada semana escribir un texto; si no consigue escribir, debería ir a la fábrica a trabajar como aprendiz. Siendo aprendiz, podría escribir sobre su proceso de aprendizaje. En la actualidad, nadie escribe novelas o poesía en la facultad de literatura. En un primer momento, Hu Wanchun, de Shanghai, escribió muchas cosas, ¡después no había nada más que ver!

Chou Enlai: Como en el caso de Gao Yubao, que entró en la universidad y su mente se congeló.

El Presidente Mao: Ya os conté el caso de Marx, de Engels, de Lenin y de Stalin. Excepto Marx y Lenin, los otros no fueron a la universidad. Lenin estudió derecho durante un año, Engels abandonó la escuela después de estar seis meses en el segundo grado, su padre lo había llamado para trabajar en la contabilidad de la fábrica, que más tarde se trasladó a Inglaterra; allí tuvo contacto con los trabajadores. ¿Y dónde creen que Engels aprendió acerca de las ciencias naturales? Fue estudiando en la biblioteca de Londres, frecuentando la biblioteca durante ocho años. No entró en la universidad. Stalin no fue a la universidad, completó el segundo grado en una escuela eclesiástica. Gorki apenas hizo dos años de la escuela primaria, menos incluso que Chiang Ching, que terminó el primer grado. También estudió durante seis años y Gorki sólo dos.

Ye Qun: Chiang Ching ha trabajado duro en sus estudios autodidácticos.

El Presidente Mao (a Yen Qun): No debes halagarla. El conocimiento no depende solamente de ir a estudiar a la escuela. Yo, por ejemplo, jamás me atuve a las reglas de la escuela, sólo hacía lo suficiente para no ser expulsado. En las evaluaciones, obtenía entre sesenta y ochenta puntos, setenta era la puntuación media… no hacía muchas materias, a veces repetía y todavía no lo lograba, en algunas pruebas entregué la hoja en blanco; en un examen de geometría, una vez, dibujé un huevo, ¡eso también es una forma geométrica! Era un sólo trazo, por eso fui el primero en entregar el examen.

Lin Biao: Yo estudié hasta la escuela básica, estudié durante cuatro años y me fuí sin terminar. Dejé la escuela porque quise. Sin el diploma de primaria, trabajaba como maestro de enseñanza básica. Me gusta estudiar así, solo.

El Presidente Mao: Hoy en día, ir a una escuela militar durante mucho tiempo sólo puede perjudicar a las personas. ¿sabéis cuánto tiempo estudian en la escuela miliar de Huang Pu? ¡Tres o seis meses!

Lin Biao: El primero, segundo y tercer período son de tres meses; el cuarto es un poco más largo.

El Presidente Mao: Es un poco de entrenamiento, un pequeño cambio de perspectiva. Estudiar algunos temas, no muchos, en realidad practicar un poco algunas técnicas militares.

Lin Biao: Sí. Hay un punto importante: lo que se estudia, la gente lo olvida. Lo que se estudia en varias semanas en la escuela, en unos pocos días en el ejército se aprende. No se puede comparar lo que se oye cien veces con lo que se ve una sola vez.

El Presidente Mao: Yo no he hecho ninguna escuela militar, ni he leído nada sobre estrategia militar. Dicen que luché como describe el “Romance de los tres reinos”. De hecho, no he leído ” El arte de la guerra” de Sun Tzu, pero leí el “Romance de los tres reinos”.

Lin Biao: En aquella época me había pedido que encontrara ese libro. Y no logré encontrarlo.

El Presidente Mao: En la Conferencia de Zunyi (en 1935), debatí con He Kechuan. Me preguntó si había leído “El Arte de la Guerra” de Sun Tzu. Le pregunté: “Camarada,”El arte de la guerra”, en total, ¿cuántos capítulos tiene?” no lo sabía. Le pregunté cuál era el nombre del primer capítulo, y tampoco lo sabía. Sólo más tarde, cuando escribí algunos textos sobre estrategia militar, leí por encima “El arte de la guerra”. ¿Qué quiere decir “El arte de la guerra”? Quién estudió inglés los sabe, Art Mill es “El arte de la guerra”, sin embargo, aún hay que estudiar mejor el inglés. Me fui de casa temprano, no estudié un idioma extranjero. Para estudiar un idioma extranjero es mejor rápido, cuando se es joven. Tan Houlan, tú qué estudias?

Tan Houlan: Estudio ruso.

El Presidente Mao repitió la pregunta a Han Aijing y Wang Dabing.

Han Aijing: Estudié ruso ocho años y algo de inglés.

Wang Dabing: Estudio ruso.

El Presidente Mao: Un idioma extranjero es muy importante para la calidad de la enseñanza, ¡estudiar inglés es aún mejor! Estudiar un segundo idioma es mejor desde la infancia.

Han Aijing: Presidente, después del final de la Revolución Cultural, ¿puedo entrar en el ejército?

El Presidente Mao: Ser soldado durante medio año es suficiente. Si una persona trabaja como soldado durante mucho tiempo, ¿qué va a combatir? Permanecer en el ejército durante seis meses es el límite, después puedes ser campesino durante un año, obrero durante dos años, ¡ese es el verdadero estudio! La verdadera universidad es la fábrica, el campo. Dices que el camarada Lin Biao es un intelectual porque fue a la escuela secundaria. Y Huang Yongsheng y Wen Yucheng, ¿qué tipo de intelectuales son? ¡Tampoco son soldados!

El Presidente Mao (a Huang Yongsheng): ¿Cuántos años estudiaste?

Huang Yongsheng: Un año y medio.

El Presidente Mao: ¿Cuál es el origen de tu familia?

Huang Yongsheng: Pequeño-medio campesina.

El Presidente Mao (a Wen Yucheng): “¿Cuántos años estudiaste?”

Wen Yucheng: Tres años.

El Presidente Mao: ¿Y cuál es el origen de tu familia?

Wen Yucheng: Campesino pobre.

El Presidente Mao: Todos son rústicos, paletos, estudiaron muy poco. Huang Yongsheng estudió muy poco, y se convirtió en Jefe del Estado Mayor, lo crean o no. Yo al principio no lo conocía, pero lo ví en Pekín hablar dos veces y nos conocimos.

Lin Biao: En la Academia Militar de Whampoa, Chiang Kai-shek le dio un reloj de oro, y luego no podía luchar en Nanking.

Ye Qun: Se opuso al Presidente.

El Presidente Mao: Entre las personas, en el mundo, tiene que haber oposición. Si quieren oponerse, dejen que se opongan. Le dije que su interpretación de “El arte de la guerra” de Sun Tzu tenía defectos, pero ni así cambió. Zhou Yuehan, Wang Ming y Wang Dehou fueron a la Unión Soviética a estudiar.

Ye Qun: En Yenan, sirvieron como secretarios de Zhu De.

Lin Biao: En la Academia Militar de Nanking, en diversas materias, sólo consiguieron tirar 5, por lo que no pueden luchar.

El Presidente Mao: Entonces, luchar-criticar-dispersar es todavía un buen método. Siguiendo el camino de Tan Houlan, quieres dejar la lucha, ¿verdad? También dije que deberíamos cancelar el estudio de las humanidades, pero tenemos que cambiar los métodos. Los que estudian literatura deberán escribir novelas, poesía, los que estudian filosofía deberán escribir ensayos, discutir el actual proceso revolucionario en China. Sin embargo, puede ser mejor no tener un curso separado de derecho. Escuché decir que la “facción del cielo” se opuso a Xie Fuzhi, no intervenimos, y, finalmente, no se opusieron más. Sobre “Desmontar la Seguridad Pública y destituir a Xie Fuzhi”, de hecho, lo primero que Xie Fuzhi hizo en su mandato fue desmantelar la Seguridad Pública, de las treinta mil personas de la Oficina de Seguridad Pública de Pekín, pescó nuevecientas que eran de derechas, corruptos o antirrevolucionarios. Entonces, empezaron a hablar de desmantelar la Seguridad Pública, ya que de decenas de miles quedaron sólo unos pocos cientos, y el resto participaron en cursos de formación. También inventásteis un lema que dice que Xie Fuzhi debe ser destituído porque es un miembro del Comité Central. Atacabais y encarcelabais aquí y allá, pero los tres cuarteles generales de la Universidad Popular de Pekín no dieron la cara, sólo enviaron un pequeño grupo para pegar carteles que atacaban a Xie Fuzhi. Y cuando se comenzó a investigar a los responsables, respondieron: “Nuestro cuartel general no derribó a Xie Fuzhi, sólo tenemos un pequeño grupo”. Hablaron de derrocar a Zhao Guilin porque era contrarrevolucionario. No conocí a Zhao Guilin, pero ¿cómo puede ser contrarrevolucionario? Vi todo vuestro material. Nie Yuanzi, tú todavía dices que Hou Hanqing es contrarrevolucionario, ¿verdad?

Nie Yuanzi: Hou Hanqing se unió a un grupo reaccionario en la comunidad, hizo ataques perversos contra el Presidente y el Vicepresidente Lin.

El Presidente Mao: No nos importa que estas personas nos hayan difamado un poco. El programa político de Niu Huilin no estaba muy bien hecho, pero tampoco es un gran problema político… no era nada en contra de la ley. En la facultad de ciencias políticas hicieron una comuna y su propio ejército. No estaban contentos con esta noticia. Lo mejor sería reducir el tiempo (en las universidades) y escoger estudiantes entre los hijos de obreros y campesinos. Un caso de investigación es el juicio en la metalúrgica Anshan, las masas tomaron parte y estaban bien informadas, incluso así, durante muchos años la investigación no produjo resultados. En el caso de la Oficina de Seguridad Pública, incluso antes de las audiencias preliminares, no utilizaron otro método, sólo atacaban a la gente. Ahora el juicio vienes de las masas, ya no se usa más la violencia. No es justo producir pruebas y materiales. La Comisión del Control Militar no es una tropa de soldados. Wen Yucheng y Huang Yongsheng, no se conocía gente así, ¿entonces podrían basarse solamente en algunas investigaciones? Dijimos: estudiar con el pueblo, ellos… dije, en primer lugar, no deben ser muertos; en segundo lugar, ninguna sentencia muy pesada, es mejor condenar sólo de dos o tres años. Anteriormente existía régimen de aislamiento, ¿todavía existe? ¿Todavía detienen a “desertores”?

Yucheng Wen: No, no existe.

El Presidente Mao: Si alguien quiere desertar, ¿para que sirve arrestar a la persona? Debatir-criticar-desertar, si alguien quiere salir, déjenlo ir. ¿Cuál es la razón por la qué alguien querría desertar? Eso no es una razón para luchar contra esa persona, criticar o combatir contra ella no es bueno. Puede ser porque tiene problemas en casa, o porque el trabajo en el ejército es muy difícil, la persona no aguanta. No detengan a los desertores, no confinen a nadie, hoy las deserciones disminuyeron mucho en relación al pasado. Somos el Ejército Popular de Liberación, hoy en día, cuando las escuelas capturan y hacen prisionero a alguien, exigen confesiones, usan la violencia para obtener confesiones, o golpean simplemente para hacer daño, son los intelectuales menos civilizados que hay. Dicen que un intelectual es civilizado, yo creo que los intelectuales son los menos civilizados. Creo que un ignorante es mucho más civilizado. Huang Yongsheng y Wen Yucheng no capturaron desertores, tampoco aislaron a nadie. Inventásteis el “castigo del chorro”. El principal culpable por la invención de ese castigo soy yo. En el “Informe sobre el movimiento campesino en Hunan” mencioné el castigo de poner un sombrero de papel alto y caminar por la ciudad, pero yo no he dicho nada acerca de este castigo de chorro. Incluso así, soy el principal culpable, ¡y es difícil escapar a la culpa! ¿Y ahora que debemos hacer? ¿Debemos detener a gente y encerrarla? Esta práctica de la facción Jianggangshan no es buena. La Jianggangshan del “comandante Kuai” mató a cuatro personas, hirió a cincuenta de la fábrica de tejidos, esto sin considerar el efecto que tuvo en la sociedad. Y no estoy hablando de un individuo, la pérdida sería mínima, muy pequeña.

Lin Biao: Vale la pena, la pérdida es mínima.

Chou Enlai: El Vicepresidente Lin está en lo correcto, la pérdida sería bastante pequeña, pero los resultado muy grandes.

El Presidente Mao: Si después otros trabajadores fueran hasta vosotros, ¡necesitáis recibirlos muy bien! No podéis utilizar estos métodos de Kuai Dafu.

Zhou Enlai: En la segunda mitad de 1966, fuisteis a las fábricas para intercambiar experiencias, y los trabajadores os recibieron muy bien, nadie os golpeó.

El Presidente Mao: ¡Dejadlos hacer propaganda! ¡No los ataquéis, son proletarios, fueron enviados por el Partido! ¿No son los proletarios la clase dirigente? ¿Esto no es una dictadura del proletariado? Es una dictadura que ejerce el poder sobre los pequeños grupos corruptos en sus universidades. No podéis ejercer una dictadura sobre el proletariado. Todos sois figuras principales. Sois figuras públicas, incluyendo el “comandante Kuai”. Todavía debéis hacer una serie de reuniones, en Qinghua, en el Instituto de Aeronáutica, en Heping. Con varias personas que son de otras provincias y vienen aquí. Por ejemplo, con la facción 22 de abril de Guangxi, la facción de Hunan, Comuna 7 de febrero, la facción oposición hasta el fin de Sichuan, con una parte de la facción 8-9-1 de Liaoning, la facción marginal de Jinzhou, la facción Bombardear de Heilongjiang, la facción bandera de Guangdong.

Han Aijing: No sabía que estos grupos habían participado.

Yao Wenyuan: ¿No fue Hou Yushan, de vuestro grupo, el que hizo el informe?

Lin Biao: Nosotros no abrimos el IX Congreso, ellos lo hicieron.

Chou Enlai: Tampoco empezamos el XII Plenario Nacional. Escuché decir que el Instituto de Aviación iba a hacer algún tipo de conferencia de defensa nacional.

Han Aijing: Llegué a escuchar algo sobre esta idea, pero me asusté, no me atrevería a hacer eso.

Chou Enlai: Eso es correcto, no es para hacer dicha conferencia. Ya sabes, son secretos de Estado.

El Presidente Mao: ¿Por qué no busqué la facción opuesta a vosotros? Os he llamado para hablar de estas cosas para que os organiceis. Nunca grabo las reuniones, hoy estamos grabando todo. Así, después podéis coger lo que os sea necesario. Dejo la grabación, y en primer lugar van a discutir, a hablar. Esta grabación permitirá a las personas que nos escuchen muchas veces sin cambiar el contenido de la reunión, y así puedan hacer tantas reuniones como les sea necesario. ¡Hicimos una reunión tan larga! El discurso de Huang Zuozhen, en un principio, no hay necesidad de tenerlo en cuenta, los tiempos en que estamos buscando Kuai Dafu, tampoco no cuentan; pero deben ser preservadas todas las declaraciones del Comité Central. Sobre vuestra situación, me involucré al comienzo de la movilización, tuve cuidado, pero después las circunstancias eran tales que ya no conseguimos coordinaros. En Pekín tiene que coordinaros Xie Fuzhi. En la última reunión que llevastéis a cabo en Pekín, ni yo ni Lin Biao pudimos ir, fuímos burócratas. Esta vez me temo que me expulsarán del Partido. La burocracia debe ser eliminada. Pero yo hace mucho que no quiero ser un burócrata, por eso ahora soy la mano oculta que suprime la Guardia Roja.

 

 

Notas:

(1) Al ser transcripción de diálogo, el documento se caracteriza por el registro oral del mandarin. El uso de la cadencia y de las expresiones características de la oralidad, que incluían referencias literarias e históricas, es también una opción política llevada a cabo por Mao Tse-tung y otros líderes maoístas del Comité Central. Ya desde los años 30, cuando el Partido Comunista de China se formaba en las bases rojas de las Montañas de Jinggangshan, los discursos de Mao Tse-tung estaban marcados por la forma y estado de ánimo característicos de las conversaciones populares. Esta elección política debe ser contextualizada en un país en el que el lenguaje escrito y el lenguaje oral son profundamente -e intencionalmente- diferentes. Esta diferencia había servido precisamente para mantener acuerdos legales de gobierno y de control por parte de las clases imperiales. También hay que tener en cuenta que el lenguaje oral, en China, a menudo puede ser verdaderamente erudito, incluso articulado por una persona que no sabe leer o escribir. Esta traducción busca mantener el significado y el estado de ánimo de las frases pronunciadas.

 

 

Traducido por “Cultura Proletaria” de la revista “Leste Vermelho”, junio de 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s