Sobre los cuadros

 

Camaradas: Nuestros acuerdos, incluso los más justos, quedarán sobre el papel, si no tenemos hombres capaces de llevarlos a la práctica. Y aquí, no tengo más remedio que decir, desgraciadamente, que uno de los problemas más importantes, el problema de los cuadros, ha pasado casi desapercibido en nuestro Congreso.

En torno al informe del Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista, discutido por espacio de siete días, hablaron numerosos oradores de diversos países y sólo alguno que otro se detuvo de pasada sobre este problema extraordinariamente esencial para los Partidos Comunistas y el movimiento obrero. En su actuación práctica, nuestros Partidos están aún muy lejos de tener conciencia de que los hombres, los cuadros, lo deciden todo.

La actitud despectiva ante el problema de los cuadros es tanto más inadmisible, cuanto que constantemente perdemos en la lucha una parte de nuestros cuadros más valiosos. Pues, nosotros no somos una sociedad científica, sino un movimiento combativo, que está constantemente en la línea de fuego. Nuestros elementos más enérgicos, más audaces y conscientes luchan en primera fila. El enemigo se ceba especialmente en ellos, en la vanguardia, los asesina, los arroja a las cárceles y campos de concentración, los somete a torturas horribles, especialmente en los países fascistas. Esto agudiza, de un modo particular, la necesidad de completar, de formar y de educar constantemente nuevos cuadros.

El problema de los cuadros adquiere también una agudeza especial por otra razón: porque bajo nuestra influencia se despliega el movimiento de masas del frente único, del que se destacan muchos miles de nuevos activistas proletarios. Además, a las filas de nuestros Partidos, afluyen no sólo elementos revolucionarios jóvenes, obreros que se van revolucionarizando y que jamás han tomado parte hasta ahora en el movimiento político. También vienen a nosotros, muy a menudo, antiguos miembros y activistas de los partidos socialdemócratas. Estos nuevos cuadros exigen una atención especial, sobre todo en los Partidos ilegales, tanto más, cuanto que estos cuadros, poco preparados teóricamente, se enfrentan en su labor práctica con los problemas políticos más serios y que ellos mismos tienen que resolver.

El problema de una política justa de cuadros es la cuestión más actual para nuestros partidos, para la Juventud Comunista y para todas las organizaciones de masas, para todo el movimiento obrero revolucionario.

¿En qué estriba una política justa de cuadros’?
Sigue leyendo

Lidiya Vladimirovna Litviak, la Rosa Blanca de Stalingrado

 

Lídiya Vladímirovna Litviak, (18 de agosto de 1921 – 1 de agosto de 1943), también conocida como La Rosa Blanca de Stalingrado, fue una piloto de caza de la Fuerza Aérea Soviética (Voyenno-vozdushnye sily, VVS) durante la Segunda Guerra Mundial.

Lidiya Vladimirovna Litvyak nació en Moscú el 18 de agosto de 1921, cuando la Unión Soviética todavía estaba gobernada por Lenin. No se sabe mucho de su vida antes de que se iniciara la segunda guerra mundial, solo se sabe que ella siempre estuvo fascinada con la aviación, de hecho se sabe que el vuelo del Rodina (Patria) en el que las famosas aviadoras Valentina Grizodubova, Polina Osipenko y Marina Raskova establecieron un record de larga distancia fue lo que desencadeno en Lidyia una inspiración para convertirse en aviadora.

A los 14 años se matriculo en un aeroclub soviético, comenzando así su carrera, obtuvo su carnet de piloto deportiva dos años más tarde. Su ascenso fue exponencial, y a finales de la década de los años 30 ya se había convertido en instructora de vuelo de Kherson. Para cuando los alemanes invadieron la Unión Soviética en 1941, Lidiya había entrenado por lo menos a cuarenta y cinco pilotos.

 

 

Inicios como piloto de Caza

 

Cuando supo que Marina Raskova estaba reclutando pilotos para su regimiento de mujeres, Lidiya quiso alistarse de inmediato para combatir, pero fue rechazada por falta de experiencia, ya que no había cumplido las 100 horas de vuelo que se exigían como mínimo necesario para instar como piloto de caza, se rumora que sin pensárselo un momento, Lidiya falsificó su documentación y, con las 100 horas de vuelo “cumplidas”. Después de completar un riguroso entrenamiento en la base de Engels fue admitida en el 586º Regimiento de Cazas (IAP 586), una unidad exclusivamente femenina equipado con aviones Yakovlev Yak-1.

Estas son unas memorias en las que se habla de Lidiya por su paso en Engels:

…Una vez, en Engels, hicieron salir a Lídiya de la formación matutina. Llevábamos el uniforme de invierno, y ella había cortado los bordes superiores de sus botas altas de piel a fin de hacerse un fular para su traje de vuelo. Marina Raskova, nuestra comandante, le preguntó cuándo había hecho eso. Lídiya contestó: “Durante la noche”. Lídiya quería vestir a su manera. Raskova le dijo que durante la noche siguiente, en vez de dormir, volviera a coser la piel en su sitio. […] Era muy extraño: había una guerra en marcha y esta rubia, esta chiquilla, estaba pensando en adornos para su traje. Me pregunté: ¿qué clase de piloto va a ser esta, si no le preocupa nada más que su fular y su aspecto?…
Sigue leyendo

Holger Meins: Sobre la alimentación forzada (1974)

 

Cinco o seis policías, dos o tres enfermeras, un médico.

Los policías me empujan, me arrastran a una silla de operaciones, en realidad es una mesa inclinada de operaciones con todos los instrumentos, que gira en todas direcciones, etc.

Plegable en posición de silla apoyabrazos, accesorios para los pies, la cabeza.

Atado: dos pares de esposas en los pies, un cinturón de 30 cm de ancho alrededor de la cintura, en el brazo izquierdo dos piezas de cuero con cuatro correas que van desde la muñeca hasta el codo, en el brazo derecho dos correas en la muñeca y el codo. Una correa alrededor del pecho.

Detrás de mí, un policía o una enfermera me sujeta la cabeza con las dos manos, una en la frente y la otra presionándome con fuerza contra la mesa.

Por cualquier caso de resistencia activa con la cabeza, otros dos policías, uno a la izquierda y el otro a la derecha, me sujetan el cabello, la barba y el cuello.

De esta manera todo el cuerpo se mantiene fijo, si es necesario, otro me sujetará las rodillas o los hombros.

El único movimiento posible no es muscular y está situado dentro del cuerpo.
Sigue leyendo

La ayuda del pueblo al Ejército Rojo en la Gran Guerra Patria

 

Este texto es un extracto del informe leído por Stalin en la sesión del Soviet de diputados de los trabajadores de Moscú, conjuntamente con las organizaciones sociales y del Partido, en Moscú, el 6 de Noviembre de 1943.

 

 

Los éxitos del Ejército Rojo no habrían sido posibles sin el apoyo del pueblo, sin el trabajo abnegado de los ciudadanos soviéticos en las fábricas y talleres, en las minas y en los depósitos, en el transporte y en la agricultura. En las duras condiciones de la guerra, el pueblo soviético ha demostrado ser capaz de garantizar a su ejército todo lo indispensable y perfeccionar continuamente su material bélico. En todo el transcurso de la guerra, el enemigo no pudo superar a nuestro Ejército en la calidad del armamento. Al mismo tiempo, nuestra industria fortaleció la línea del frente material de guerra en cantidades cada vez mayores.

El año pasado marcó un punto de inflexión no sólo en el transcurso de las operaciones militares, sino también en el trabajo de nuestra retaguardia. Ya no nos enfrentamos con tareas como la evacuación de las empresas hacia el este y la adaptación de la industria a la producción de armamentos. El Estado soviético tiene ahora una economía de guerra eficiente y que crece rapidamente. Por lo tanto, todos los esfuerzos del pueblo pudieron concentrarse en el aumento de la producción y en la mejora progresiva del armamento, en particular de los tanques, aviones, cañones y artillería automotriz. Aquí hemos logrado grandes éxitos. El Ejército Rojo, con el apoyo de todo el pueblo, recibió regularmente suministros bélicos y lanzó sobre el enemigo millones de bombas, minas y proyectiles, derribando en la batalla miles de tanques y aviones. Se puede decir, con pleno fundamento, que el abnegado trabajo del pueblo soviético en la retaguardia pasará a la historia, junto con la heroica lucha del Ejército Rojo, como una hazaña sin precedentes del pueblo en la defensa de su patria. (Aplausos prolongados.)

Los trabajadores de la Unión Soviética, que en los años de la construcción pacífica construyeron una poderosa industria socialista altamente desarrollada durante la Guerra Patria, llevaron a cabo un intenso y duro trabajo para ayudar al frente, revelando un verdadero heroísmo en el trabajo.

Todo el mundo sabe que los hitlerianos disponían, para la guerra contra la URSS, no sólo de la industria altamente desarrollada de Alemania, sino también de la industria más poderosa de los países vasallos y ocupados. Sin embargo, los hitlerianos no pudieron mantener la superioridad cuantitativa del material bélico del que disponían al comienzo de la guerra contra la Unión Soviética. El hecho de que la anterior superioridad numérica del enemigo en tanques, aviones, morteros y armas automáticas fuese liquidada, y de que nuestro ejército no haya sufrido una seria escasez de armas, municiones y equipos, se debe, en el primer lugar, al mérito de nuestra clase trabajadora. (Grandes y prolongados aplausos).
Sigue leyendo

!Exigimos la libertad del profesor G.N. Saibaba, condenado a cadena perpetua por el régimen fascista hindú!

 

La Red de Blogs Comunistas (RBC) se hace eco de la denuncia a la condena del profesor Saibaba a cadena perpetua por el régimen fascista hindú, en el marco de la persecución contra toda protesta social y política y, en especial, contra los revolucionarios, el Partido Comunista de la India (Maoista) y el movimiento naxalita, y se une a la exigencia de su liberación.

 

!Viva la Revolución Naxalita y el PCI (m)!
!Libertad para el profesor Saibaba y todos los presos políticos del régimen fascista hindú!
***
INDIA URGENTE: El profesor G.N. Saibaba condenado a cadena perpetua.

 

 

Un reporte de la agencia IANS informa que el profesor de la Universidad de Delhi G.N. Saibaba
junto a otros cuatro acusados de tener vínculos con el clandestino Partido Comunista de la India (maoísta) han sido condenados a cadena perpetua por el Tribunal de Sesiones de Gadchiroli (Maharashtra).

El profesor Saibaba, de 47 años y con una minusvalía de un 90% fue detenido en mayo de 2014 acusado de ser miembro del PCI (maoísta). Después de permanecer en penosas condiciones en la cárcel de Nagpur, fue autorizado, en régimen de libertad condicional, a seguir un tratamiento médico en abril del pasado año.
La fiscalía sostuvo que Mishra, Tirki y Narote entraron a los bosques de Gadchiroli en Maharashtra para reunirse con Narmada Akka, un alto comandante maoísta, del que recibieron 500.000 rupias, para entregar al profesor Saibaba con el objetivo de difundir la ideología maoísta en el la ciudad.

Sigue leyendo

RBC con la mujer proletaria y revolucionaria: “Anuradha Ghandy, la rebelde”

La Red de Blogs Comunistas quiere conmemorar el Día de la Mujer Trabajadora, el día de la mujer que se pone al frente de la lucha contra toda explotación, recordando a Anuradha Ghandy, militante y dirigente naxalita y del Partido Comunista de la India (Maoísta).
 
Ya en la Universidad se unió al Movimiento Juvenil Progresista (PROYOM), que se inspiró en el movimiento naxalita. Más tarde se convertiría en una de las dirigentes del movimiento por las libertades civiles en Mumbai. A mediados de los años 90, Anuradha entró en la dirección de los naxalitas en las selvas de Bastar, y finalmente pasó a la clandestinidad. En el IX congreso del Partido Comunista de la India (Maoísta), en 2007, Anuradha fue elegida miembro del Comité Central.
Anuradha siempre tuvo un papel muy activo en la lucha por los derechos de la mujer, contra el sistema de castas, y por su papel activo dentro del partido y del movimiento. Sin duda, Anuradha Gandhy es un ejemplo de mujer proletaria revolucionaria, esa mujer que se reivindica en este día 8 de marzo, que combate codo a codo con sus camaradas hombres por el fin de toda explotación del hombre por el hombre sea cual sea su género, su raza o su nación.
¿Cómo es posible que la hija de un gran abogado de la Corte Suprema de Bombay, graduado en la prestigiosa Universidad de Elphinstone, y en la M.Phil en Sociología, una niña nacida en la abundancia, eligiese una vida de lucha y penurias en las traicioneras selvas de Bastar, acompañada por un rifle y una sábana para dormir?
Eso es lo que se explica en el artículo traducido por el blog miembro de RBC, Cultura Proletaria, a partir del original de Rahul Pandita en Open the Magazine,  que compartimos a continuación.
!Arriba la mujer proletaria revolucionaria!

!Viva la mujer trabajadora!

!Gloria a Anuradha Ghandy, guerrillera naxalita!
***

 

 
ANARADHA GHANDY, LA REBELDE
 

Nació en la abundancia y podría haber elegido perfectamente la vida fácil. Pero Anuradha Ghandy escogió el camino de las armas en lugar del camino de las rosas, para luchar por los oprimidos.

En una bochornosa noche de 2008, en algún lugar en Mumbai, un médico buscaba desesperadamente ponerse en contacto con su paciente. La paciente era una mujer de unos 50 años, la cual había ingresado esa mañana con fiebre alta. El médico había recomendado hacer algunos análisis de sangre, y mientras observaba los resultados, intentaba llamar a un número que la paciente había garabateado en un papel con una letra ilegible. Rápidamente se dio cuenta de que el número no existía. Estaba inquieto. Los resultados revelaron la presencia de dos cepas mortales de malaria en el torrente sanguíneo de la mujer. Tenía que ser ingresada en el hospital sin demora. El tiempo volaba y ella no daba señal alguna.

Cuando la mujer volvió a contactar con el médico ya habían pasado unos días. El médico quería ponerla bajo cuidados intensivos de inmediato. Pero ya era demasiado tarde.

A la mañana siguiente, 12 de abril, Anuradha Ghandy estaba muerta. Sufrió múltiples fallos orgánicos, su sistema inmunológico estaba debilitado por la esclerodermia sistémica, una enfermedad autoinmune responsable, entre otras cosas, de su mala caligrafía.

La noticia se difundió rápidamente entre los amigos y seguidores de Anu, como la llamaban cariñosamente. Incluso antes de llegar a Indora, una zona pobre de Nagpur, donde Anu había vivido durante siete años. Esto fue antes de que su nombre apareciese en los expedientes del Ministerio de Interior como Janaki, Narmada, o Varsha, la única mujer en el Comité Central del Partido Comunista de la India (Maoísta), órgano principal de los naxalitas.

¿Cómo es posible que la hija de un gran abogado de la Corte Suprema de Bombay, graduado en la prestigiosa Universidad de Elphinstone, y en la M.Phil en sociología, una niña nacida en la abundancia, eligiese una vida de lucha y penurias en las traicioneras selvas de Bastar, acompañada por un rifle y una sábana para dormir? La respuesta podría estar en la época en la que vivió. O el tipo de persona que era. O quizá un poco de ambos.

El progreso sólo es posible con la teoría de “uno se divide en dos”

001uw1jzgy71how9kdt6b690

 

El siguiente artículo, que “Cultura Proletaria” ha traducido, ha sido escrito por Wang Ching-fan, empleado del Banco Agrícola de Pin Hsien, de Shensi, en China. (Publicado en “Ta-kung Pao“, Pekín, 24 de enero de 1965).

 

 

En la actualidad, existe un gran debate en el frente filosófico entre “uno se divide en dos” e “integrar dos en uno”. Creo que este debate es una manifestación de la agudización de la lucha de clases, una seria lucha de clases en el ámbito ideológico. Esta lucha es una defensa para proteger la dialéctica del Marxismo-Leninismo y llevar la revolución socialista hasta el final. Como soy un joven revolucionario, debo interesarme y tomar posición en este debate.

Aquí, voy a utilizar mi propia experiencia para discutir mis ideas sobre esta cuestión.

Después de graduarme en la escuela media superior en 1963, y guiado por mis maestros, me instaron a acudir al examen oral para la entrada de cuadros de la Escuela de Shensien en Comercio y Finanzas. Como no entendía correctamente el comercio y las finanzas, y me habían influenciado los hábitos de la vieja sociedad, sentí que este trabajo era demasiado simple, de poco interés y que si lo realizaba toda la vida, perdería todo el interés para mí. Pensé: “Si cojo este tipo de trabajo, habré perdido 13 años de estudio“. Al mismo tiempo, estaba cada vez más y más molesto, ya que después de haber crecido en la ciudad, temía que tuviera que dejar Sian si asistía a esta escuela. En ese momento, el individualismo ya había corroído todo mi pensamiento, era un miope que sólo veía las cosas que estaban cerca de mi casa, en Sian. No podía distinguir los niveles básicos, ni el norte ni el sur. No entendía que, para el desarrollo del socialismo y del frente comercial y financiero, se necesitaba urgentemente un gran número de personas con cierta conciencia política y conocimientos especializados. Menos aún comprendí que los niveles básicos requerían que los intelectuales jóvenes aportaran toda su fuerza y que fuera en lugares especiales. Por lo tanto, cuando fuí a rellenar un formulario para la prueba oral, y me preguntaron si estaba dispuesto a aceptar una asignación en concreto o cualquiera, rellené la casilla de “Cualquier asignación”.

Más tarde, a través de la educación en la escuela de la organización del partido, con las sinceras regañinas de los profesores, la paciente ayuda de los compañeros, y particularmente, después de estudiar las obras del presidente Mao, se libró una lucha en mi mente. Poco a poco me di cuenta de que la causa de mi error fue que me había relajado en la reforma ideológica.

Cuando vi que mis compañeros estaban dispuestos a aceptar cualquier asignación, que estaban decididos a ir a los niveles básicos a forjarse y soportar tormentas y pruebas, que eran luchadores revolucionarios proletarios dispuestos a asumir cargas pesadas y sufrir dificultades, me mostraron el heroísmo de la juventud en la era de Mao Tse-tung. Me sentí avergonzado y durante varias noches no pude dormir. Fiuras heroicas como Norman Bethune, Chang Szu-te y Lei Feng venían continuamente a mi mente.
Sigue leyendo

Es hora de construir un Partido Revolucionario (Charu Mazumdar – 1967)

Resultado de imagen de Charu Mazumdar

 

La Red de Blogs Comunistas continúa con su labor de dar voz al movimiento naxalita y al PCI (M) en castellano, esta vez con la traducción del texto escrito en 1967 por Charu Maxumdar, que a mediados de la década de 1960 organizó lel ala izquierda del Partido Comunista de la India (Marxista) en el norte de Bengala, y escribió, tras el levantamiento naxalita de 1967, ocho artículos conocidos como “los históricos los ocho documentos” – que han sido definidos como la base del fundamento ideológico del naxalismo- El mismo año, Majumdar rompió con el PCI (marxista) y formó el Comité de Coordinación de la India Todos los revolucionarios comunistas , que en 1969 se transformaría en el Partido Comunista de la India (Marxista-Leninista) -con Majumdar como su secretario general.

Tras un proceso de fusiones, el PCI (M-L) daría lugar al actual PCI (Maoísta), vanguardia de la revolución naxalita. El texto, traducido por un blog miembro de RBC, Cultura Proletaria, muestra el contexto de lucha contra el revisionismo en la India en el que se produjeron el alzamiento naxalita y las rupturas de los comunistas revolucionarios que convergerían en el PCI (M-L) y, finalmente, en el PCI (Maoísta):

 

***

Es hora de construir un Partido Revolucionario (Charu Mazumdar – 1967)

 

El Comité Central del Partido Comunista de la India (Marxista) ha adoptado una línea política que es básicamente antirrevolucionaria, opuesta al pensamiento del Presidente Mao Tse-Tung y al Marxismo-Leninismo y que está basada en la colaboración de clase y en una ideología revisionista. En su mitin en Madurai, el C.C. ha hecho una declaración en favor de la transición pacífica al socialismo y ha escogido el camino de la democracia parlamentaria para el progreso del país.

A pesar de la gran polémica sobre las disputas ideológicas internacionales, ha rechazado totalmente la postura ideológica del gran Partido Chino y el Pensamiento del Presidente Mao. Al mismo tiempo que calla sobre el avivamiento capitalista en la Unión Soviética, descarta el postulado del último escrito del camarada Stalin, “Problemas económicos del socialismo en la URSS“, y se opone a la línea del gran Partido Chino declarando abiertamente que la Unión Soviética sigue siendo miembro del campo socialista. Esto implica prestar apoyo a la política revisionista soviética sobre la cuestión de Vietnam en el ámbito internacional y descubrir el papel progresivo de la “ayuda” económica soviética dándole la bienvenida a las relaciones comerciales. Sobre el tema de las luchas campesinas, el C.C. ha adoptado la línea política menchevique.

Naturalmente, el mitin del C.C. en Madurai ha colocado al partido al nivel de un partido revisionista y burgués. Por lo tanto, para los auténticos Marxistas-Leninistas, no queda otra alternativa que oponerse a esta política. Ahora que se ha adoptado la resolución de Madurai, es obvio que el Comité Central no es un Comité revolucionario. De ahí que el deber revolucionario de todo Marxista-Leninista sea declarar la guerra contra este Comité Central. El motivo ulterior de la pomposa resolución de la que formó parte la totalidad del C.C. no es otro que engañar a la sección revolucionaria dentro del partido, y más aún, actuar en secreto y estratégicamente para el interés imperialista de los EE.UU., el revisionismo Soviético y las fuerzas reaccionarias indias.
Sigue leyendo

En refutación de la falacia de “gato blanco o gato negro”

images

 

El siguiente artículo ha sido escrito por Chin Chi-po y publicado en “Pekín Informa“, nº16, 21 de abril de 1976.

 

 

En la lucha por contragolpear el viento derechista destinado a revocar los veredictos justos, el Presidente Mao ha desenmascarado y criticado penetrantemente la naturaleza de Teng Siao-ping, seguidor del camino capitalista reacio a corregirse, que negaba tomar como clave la lucha de clases y practicaba el revisionismo. El Presidente Mao ha señalado: “Esta persona no se empeña en la lucha de clases; nunca ha mencionado esta clave. Sigue todavía con su ‘gato blanco o gato negro’, sin hacer distinción entre el imperialismo y el marxismo“. Estudiar a conciencia esta importante instrucción del Presidente Mao, criticar a fondo la reaccionaria falacia de “gato blanco o gato negro” y trazar una clara línea demarcatoria entre el marxismo y el revisionismo y entre el socialismo por una parte y el capitalismo y el imperialismo por la otra, es de enorme significación para que nos adhiramos a la línea fundamental del Partido y llevemos hasta el fin la revolución socialista.

 

 

El fondo de la aparición del absurdo “gato blanco o gato negro” y su esencia

 

La reaccionaria falacia de “un gato, blanco o negro, es bueno con tal que cace ratones” apareció en 1961. En aquel tiempo, debido al sabotaje de la renegada camarilla soviética de Jruschov y a las graves calamidades naturales, China se encontraba con dificultades económicas temporales, y la lucha entre las dos clases, los dos caminos y las dos líneas era muy aguda y enconada. Los enemigos de clase de dentro y fuera del país, que se sentían regocijados por nuestras dificultades temporales, nos calumniaban diciendo que la economía china se hallaba “al borde del colapso” y creían que la China socialista se arruinaría pronto. Cantando a coro con ellos, los cabecillas de la linea revisionista dentro de nuestro Partido hicieron todo lo posible por distorsionar la causa real de esas dificultades temporales atribuyéndola al sistema socialista y a la linea, principios y medidas politicas del Partido, sin mencionar en absoluto el sabotaje del revisionismo soviético ni las graves calamidades naturales. Hicieron una valoración errónea de la situación y, pensando que ya estaba en sazón la oportunidad de restaurar el capitalismo, lanzaron furiosos ataques contra el socialismo. El renegado agente enemigo y vendeobreros Liu Shao-chi se desgañitó gritando que “la industria debe retroceder hasta un grado suficiente y la agricultura también debe hacer lo mismo. Esto incluye fijar las cuotas de producción en base a la familia campesina y trabajar individualmente“. También pregonó celosamente que entre los diversos tipos de relaciones de producción en el mundo, “debemos escoger uno que pueda elevar la producción”. Lo que intentaba realmente era restaurar las relaciones de producción capitalistas. Fue en estas circunstancias que Teng Siao-ping salió ala palestra para preconizar con gran fervor su “gato blanco o gato negro”. Temiendo que la gente no lo entendiera explicó: “iCuál tipo de relaciones de producción es mejor? Parece que tenemos que tomar esta actitud: adoptar en cualquier lugar cualquier tipo que facilite la restauración y el desarrollo de la producción“. Dijo además: “También se permite el trabajo individual siempre que aumente la producción“. Evidentemente, a sus ojos, el sistema socialista ya no sirve y no es capaz de “cazar ratones“‘ mientras el sistema capitalista es bueno porque puede hacerlo. Se esforzó al máximo por convertir la economía colectiva en individual y desviar del camino socialista a la Nueva China para conducirla de nuevo al capitalista.
Sigue leyendo

Los estudiantes soviéticos

04

 

En 1938, la Unión Soviética tenía 716 universidades, colegios y otras instituciones de educación superior con un núcleo estudiantil de 601.000 personas. Este número supera al de los estudiantes de colegios y universidades de 23 países europeos juntos, incluyendo a Francia, Italia y Polonia, además de Japón.

Existen instituciones de educación superior en cada una de las Repúblicas de la Unión y Regiones Autónomas de la Unión Soviética. Kirguistán, que no tenía una sola institución de enseñanza superior antes de la Revolución, ahora tiene cuatro; Turquistán tiene 5; Tayikistán también tiene 5 y Kazajistán 19. Y cada una de estas instituciones educativas cuenta con labotatorios modernos, salas de lectura y bibliotecas que son lo último en temas de equipamiento escolar.

Antes de la Revolución, los colegios y universidades de la Rusia zarista tenían población escolar total de 112.000 alumnos, de los cuales el 35% eran hijos de la nobleza y de los jefes del gobierno, el 10% hijos de los grandes empresarios y comerciantes, el 14,5% hijos de los campesinos ricos. Por lo tanto, el 70,8% del alumnado pertenecía a las clases dominantes, como hijos de las grandes fortunas. El alto costo de admisión, además de las limitaciones de clases y de normas establecidas hacía imposible a los trabajadores dar una educación superior a sus hijos.

El gobierno soviético dio acceso a las escuelas de educación superior a todos los ciudadanos de la URSS. Las puertas de los colegios y universidades de la URSS están abiertas para todos los graduados de la escuela secundaria. No existe la mínima limitación de nacionalidad, raza, condición social o económica en las instituciones educativas soviéticas. Las mujeres disfrutan de los mismos derechos que los hombres para ingresar en cualquier institución de educación superior de la URSS. En la Unión Soviética, el 43% de los estudiantes de colegios y universidades son mujeres.

Las sumas establecidas por el gobierno soviético para el desarrollo de la educación superior aumentan año tras año. Por ejemplo, la suma asignada por el Gobierno para la educación superior aumentó de 86 millones de rublos en 1934 a 219 mil millones de rublos en 1938.

A pesar del enorme aumento del número de instituciones de educación superior y de la masa estudiantil, el rápido desarrollo de la economía nacional de la URSS requiere, todavía, un mayor número de personas capacitadas en todos los campos del conocimiento.

Las instituciones de educación superior de la URSS preparan expertos en 178 ramas de la ciencia, de la tecnología y de las artes. Entre las 716 instituciones de enseñanza superior soviéticas, 119 son institutos industriales, 29 institutos de transporte y comunicaciones, 84 escuelas de agricultura, 71 escuelas de medicina, 27 institutos económicos, 11 escuelas de derecho, 24 universidades generales, 211 institutos pedagógicos y de preparación de profesores, conservatorios de música, institutos de literatura, de arquitectura, etc.
Sigue leyendo

Expediciones por España

2011-03-22_img_2011-03-22_23-54-02_vi7

 

El siguiente texto es un informe realizado por N .Vavilov (biólogo genetista soviético) a partir de un viaje realizado por España en 1927.

 

 

España tenía especial interés para nosotros conforme al plan general de investigaciones que nos habíamos trazado sobre la agricultura mundial y las plantas cultivadas. Es uno de los países más extensos del mediterráneo, y en él se practica la agricultura desde hace miles de años.

Viajé desde Génova hasta Barcelona en Junio de 1927, después de completar las expediciones al este y noreste de África y a los países del Mediterráneo oriental. Esto ocurrió durante la dictadura de Primo de Rivera. Inmediatamente después de entrar en España pude sentir la atmósfera de tensión de la dictadura del general. En el tren, los documentos debían ser verificados; los pasaportes debían presentarse no sólo en la frontera, sino también cuando se viajaba dentro del país. El rojo pasaporte soviético con la hoz y el martillo tenía el efecto de un estimulante para los oficiales que revisaban los documentos. Cuanto más penetraba en el país más se preocupaban.

En cuanto al mundo científico, me encontré con la recepción más agradable, especialmente la del director del Museo de Historia Natural, el conocido entomólogo Profesor P. Bolivaz y su hijo, así como la del botánico Profesor Crespi. Viajando en coche o en caballo a través de los pueblos me encontré con actitudes excepcionalmente amistosas y hospitalarias, típicas del pueblo español.

Mi objetivo era tomar contacto con todas las áreas agrícolas de España, atravesarlas en todas direcciones y coleccionar todo el material que fuera posible del campo y de los cultivos vegetales. Tomé Madrid como punto de partida, desde donde podría viajar de forma radial a diferentes áreas del país de acuerdo con la secuencia de la maduración del grano, empezando por el sudeste y terminando en el norte, en Galicia, Asturias y las provincias vascas.

El visado concedido por la recomendación de amigos era válido sólo para un mes. Dada la amplitud de la expedición, era obviamente imposible cubrir todas las áreas agrícolas, incluso seleccionando algunas, en tan breve período de tiempo. Mis amigos Bolivaz y Crespi me recomendaron pedir un mes más de ampliación de la visa en la prefectura de Madrid.

En uno de los calurosos días de Junio fui invitado a la prefectura para ser interrogado por la policía nacional. El viejo edificio de la prefectura con ventanas pequeñas databa precisamente de los tiempos de la Inquisición. Fui escoltado a través de estrechos pasillos de luz mortecina hasta el área de recepción. El botánico Crespi, que me acompañaba, me advirtió de que, al parecer, el prefecto conocía el idioma ruso. Después de varios minutos se nos hizo pasar por delante de una cola formada por otros solicitantes, a una lóbrega oficina con arcos pintados. Frente al escritorio se encontraba un oficial rechoncho, que asumía una pose militar a Napoleón con la mano en un pliegue de su levita oficial y recitaba en un ruso quebrado la canción:

El fuego en Moscú crepitaba y resplandecía…

Avisado por Crespi, yo estaba algo preparado para la súbita declamación, a la que contesté, también en verso:

De Sevilla a Granada
en la silenciosa oscuridad de la noche
se oían serenatas
y el estruendo de las espadas…

Resultó que el general había sido un antiguo agregado militar del zar de Rusia y había permanecido seis años en mi país, llegando a conocer bien el área del Cáucaso y del Volga. El propósito de mi expedición fue de poco interés para él, pero me recomendó que pusiera mucha atención a las artes en España y me hizo prometer que visitaría El Escorial y Toledo.
Sigue leyendo

Mensaje a las mujeres revolucionarias

51aa303e700a134787237caaa7c8ad89

 

El siguiente texto dirigido a las mujeres revolucionarias negras fue publicado en el periódico del partido “The Black Panther” (La Pantera Negra), 9 Agosto 1969, pág. 23.

 

 

Mujeres Negras, Mujeres Negras,

Levantad la cabeza y mirad al frente.

Nosotras también somos necesarias en la revolución.

Hermanas, eduquemos a nuestro pueblo.

Combatir el liberalismo y combatir el machismo. Despertad a nuestros hombres al hecho de que no somos ni más ni menos. Somos tan revolucionarias como ellos. Durante demasiado tiempo, hemos estado solas. Durante demasiado tiempo hemos sido mujeres sin hombres, durante demasiado tiempo hemos sido doblemente oprimidas, no sólo por la sociedad capitalista sino también por los hombres.

Ahora ya no estamos solas más, nuestros hombres están junto a nosotras.

Nosotros, mujeres y hombres revolucionarios, somos la mitad de cada uno.

Debemos continuar educando a nuestros hombres, y conducir sus mentes desde un nivel machista a un nivel superior.
Sigue leyendo

RBC: Suresh Khaimar denuncia el fascismo hindú por la supresión de la libertad de expresión en todo el país y sus sistemáticas atrocidades en Cachemira

 

El intelectual y militante en defensa de los Derechos Humanos, Suresh Khaimar, ha denunciado el fascismo de Modi, presidente de la India, y su partido, el BJP, y la supresión de la libertad de expresión en todo el país para criminalizar toda protesta política y social:

„si un musulmán habla en contra del partido del gobierno, es considerado terrorista y si lo hace un hindú, se le considera naxalita”.

Suresh Khaimar acusa igualmente al gobierno hindú de las atrocidades continuas perpetradas en Cachemira, dentro de un plan sistemático de represión en esta región.

La Red de Blogs Comunistas (RBC) ha traducido al castellano la noticia en la cual se da cuenta de estas declaraciones para su conocimiento y difusión.

 

 

***

 

Nueva Delhi: el sábado, 4 de febrero, Suresh Khairnar, militante social y defensor de los derechos humanos, ha criticado el gobierno de Modi por haber polarizado las diferentes comunidades y haber suprimido la libertad de expresión en el país.

Él ha tomado la palabra durante la entrega del premio Mukundan C Menon – 2016, que le ha sido otorgado por la Confederación Nacional de los Derechos Humanos (NCHRO) por su participación activa en los asuntos sociales y la defensa de los derechos humanos.
Sigue leyendo

Golpea duro, pero no mates (Lenin, 1901)

lenin1-470x313

 

El siguiente texto fue escrito por Lenin para la revista “Zarya”, en 1901.

 

El 23 de enero, en Nizhni Nóvgorod, en una audiencia especial del tribunal de Moscú, con participación de representantes de los estamentos, se juzgó el caso del asesinato del campesino Timoféi Vasílievich Vózdujov, quien había sido conducido a la comisaría de policía “para que se le pase la borrachera”, y allí fue golpeado por cuatro agentes de policía: Shelemétiev, Shulpín, Shibáev y Oljovin y el inspector interino de la comisaría Panov a tal punto, que al día siguiente moría en un hospital.

Este es el relato sucinto de un hecho simple, que proyecta viva luz sobre lo que ocurre continua y habitualmente en nuestras comisarías de policía.

Según las brevísimas informaciones de los diarios, el incidente se desarrolló así: el 20 de abril, Vózdujov llegó en un coche de punto a la casa del gobernador. Salió el conserje de la casa del gobernador; ese conserje declaró en el tribunal que Vózdujov no llevaba gorra, que había bebido, pero no estaba borracho, y que se quejaba de la oficina de un embarcadero donde se negaron a venderle el pasaje para una travesía (?). El conserje ordenó al agente de facción Shelemétiev que llevase a Vózdujov a la comisaría de policía. Vózdujov estaba tan poco bebido que conversó tranquilamente con Shelemétiev y, al llegar a la comisaría, dio con toda claridad su nombre y condición al inspector Panov. A pesar de eso, Shelemétiev –sin duda con conocimiento de Panov, quien acababa de interrogar a Vózdujov– “empujó” a éste no al calabozo donde había varios borrachos, sino “al local de guardia”, situado al lado. Al empujarlo, enganchó su sable en la manija de la puerta, se hirió ligeramente la mano y se imaginó que era Vózdujov quien retenía su sable; se arrojó entonces sobre él y comenzó a golpearlo, gritando que le había cortado la mano. Lo golpeó con toda su fuerza en la cara, en el pecho, en los costados; lo golpeó de tal manera, que Vózdujov cayó de espaldas, dando con la cabeza contra el suelo, mientras pedía clemencia. “¿Por qué me golpean? –decía, según declaró un testigo que se encontraba en el calabozo (Semajin)–. No soy culpable. ¡Perdónenme, por amor de Dios!” Según la declaración del mismo testigo, Vózdujov no estaba borracho; más bien parecía estarlo Shelemétiev. El hecho de que Shelemétiev le estaba dando una “lección” (¡es la expresión que recoge el acta de la acusación!) a Vózdujov, llegó a oídos de los compañeros de aquél, Shulpín y Shibáev, que bebían en la comisaría desde el primer día de Pascua (el 20 de abril era martes, tercer día de Pascua). Estos se presentaron en el local de guardia junto con Oljovin, quien venía de otra comisaría, y agredieron a Vózdujov a puñetazos y puntapiés. Luego apareció también el inspector Panov y golpeó a su vez a Vózdujov en la cabeza con un libro y con los puños. “Lo golpearon tanto, tanto –dice una mujer que estaba detenida– que a mí se me revolvía el estómago de espanto.” Cuando la “lección” hubo terminado, el inspector ordenó con toda tranquilidad a Shibáev que limpiara la sangre de la cara del castigado –¡así estará más presentable, si acaso llegasen a verlo las autoridades!–, y que lo arrojaran al calabozo. “¡Hermanitos! –les dijo Vózdujov a los otros detenidos–, ¿ven cómo golpea la policía? ¡Sean mis testigos, los demandaré!” Pero no pudo demandarlos: al día siguiente por la mañana lo encontraron inconsciente y lo enviaron al hospital, donde murió ocho horas después, sin haber vuelto en sí. La autopsia reveló diez costillas rotas, equimosis en todo el cuerpo y un derrame cerebral.

El tribunal condenó a Shelemétiev, Shulpín y Shibáev a cuatro años de trabajos forzados, y a Oljovin y Panov a un mes de arresto, reconociéndolos culpables únicamente de “conducta injuriosa”…

Comenzaremos nuestro examen por dicha sentencia. Los condenados a trabajos forzados eran acusados en virtud de los artículos 346 y 1490, 2a parte, del Código Penal. El primero de estos artículos establece que un funcionario que cause heridas o lesiones en ejercicio de sus funciones merece la pena máxima “prevista para ese delito”. Y el artículo 1490, 2a parte, establece para las torturas, cuando produzcan la muerte, de 8 a 10 años de trabajos forzados. En lugar de aplicar la pena máxima, el tribunal de representantes de estamentos y jueces de la Corona redujo el castigo en dos grados (sexto grado: de 8 a 10 años de trabajos forzados; séptimo grado, de 4 a 6 años), es decir, efectuó la máxima reducción permitida por la ley para el caso de circunstancias atenuantes y, además, prescribió la pena mínima del grado inferior. En una palabra, el tribunal hizo lo que pudo para suavizar la pena de los inculpados; y aun más de lo que podía, ya que la ley de “pena máxima” fue eludida. No queremos, por cierto, decir que la “estricta justicia” exigía precisamente 10, y no 4 años de trabajos forzados; lo importante aquí es que los asesinos hayan sido reconocidos como tales y condenados a trabajos forzados. Pero es imposible dejar de señalar la tendencia singularmente característica del tribunal formado por jueces de la Corona y representantes de los estamentos: cuando juzgan a funcionarios policiales, están predispuestos a demostrar la mayor condescendencia; cuando juzgan los delitos contra la policía, manifiestan, como es sabido, una severidad despiadada(1).
Sigue leyendo

La falsa suposición de que, bajo el socialismo, todo el mundo cobra el mismo salario

 

 

images

 

Existe una falsa suposición circulando entre la gente poco instruida e incluso entre algunos que se consideran cultos, de que el Estado socialista se construye sobre el fundamento de la igualdad de salarios para todos los trabajadores, manuales o intelectuales, con el pretexto de que todos los hombres son iguales, con un derecho inherente a los servicios públicos y servicios producidos por la comunidad en la que viven, se agitan y tienen su entorno. Jamás existió semejante idea entre los marxistas. De manera completamente opuesta a esto, Karl Marx y Lenin, después de él, estigmatizaron siempre la concepción de una igualdad abstracta del hombre para el hombre, ya fuese en el recién nacido o en el adulto amoldado a las circunstancias. En el caso de algunos comunistas que, de forma individual, se entregan a pensamientos en cuanto a la forma en que se deberían dividir entre los miembros de la comunidad los bienes de esta, la consigna ha sido siempre de desigualdad. De hecho, es lo que se expresa constantemente en la frase “de cada cual según su capacidad y a cada cual según sus necesidades“, que, por supuesto, es diametralmente opuesta a una igualdad entre los individuos, en el sentido de identidad de recompensas o de sacrificios.

Esta máxima fue elaborada con precisión por Stalin en su discurso en el XVII Congreso del Partido Comunista, en enero de 1934: “Esas personas (esos “izquierdistas cabezones”, como se les llama en otros lugares) piensan, por lo visto, que el socialismo exige el igualitarismo, la igualación, la nivelación de las necesidades y de la vida personal de los miembros de la sociedad. Huelga decir que tal suposición no tiene nada en común con el marxismo, con el leninismo. El marxismo entiendo por igualdad, no la nivelación de las necesidades y del modo de vida de cada uno, sino la abolición de las clases, es decir: a) la liberación, igual para todos los trabajadores, de la explotación, una vez derrocados y expropiados los capitalistas; b) la abolición, igual para todos, de la propiedad privada sobre los medios de producción, después de que estos últimos han pasado a ser propiedad de toda la sociedad; c) el deber, igual para todos de trabajar según sus capacidades, y el derecho, igual para todos los trabajadores, de ser remunerados según sus necesidades (sociedad comunista). Además, el marxismo parte del hecho de que los gustos y las necesidades de los hombres no son ni pueden ser unos y los mismos en cantidad o en calidad, ni el período del socialismo ni en el período del comunismo. Ahí tenéis la concepción marxista de la igualdad“.

Esto en cuanto a los ideales perseguidos por el marxismo ortodoxo. El propio Lenin, sin embargo, era práctico por encima de todo. Se negaba a tomar en consideración un estado de la sociedad que aún no había nacido. Tuvo que construir el Estado socialista con el material humano representado por 160 millones de trabajadores y campesinos, a los que había enseñado durante siglos de opresión política y económica, a coger todo lo que pudiesen, a diestro y siniestro, y a utilizar en el servicio del terrateniente y del capitalista el mínimo esfuerzo que la osadía les dictase. Además de eso, Lenin reconocía que los impulsos implantados en el hombre común para la búsqueda de la comodidad y de la seguridad, así como en muchos hombres con el fin de mejorar sus condiciones habituales de vida, eran impulsos que, si fuesen orientados hacia el interés público y desviados de la intención de obtener algo a cambio de nada, serían incentivos útiles y deberían ser estimulados a través de medios apropiados de remuneración por los servicios prestados, Esto podría hacerse, bajo el comunismo soviético, sin el peligro de crear nuevas clases sociales, En los países donde el capitalismo reemplazó al feudalismo por la plutocracia -especialmente en Gran Bretaña y en los EE.UU.-, los diferentes niveles de ingresos, especialmente cuando son por diferentes fortunas particulares, con diversas herencias, dan resultado, sin duda, a la creación de clases sociales nítidamente diferentes entre sí. Con la abolición de los ingresos particulares provenientes de rentas y beneficios, la remuneración individual por servicios prestados podría ser suficientemente variada sin perjudicar aquella condición general de igualdad social, que es fundamental tanto para el socialismo como para el comunismo.
Sigue leyendo

Comunicado del PCI (M): homenaje a los camaradas Kuppu Devaraj y Ajitha

 

La Red de Blogs Comunista continúa con su tarea de dar voz en castellano al Partido Comunista de la India (M), traduciendo sus comunicados. En esta ocasión, se trata del llamamiento del pasado día 1 de enero con motivo del asesinato de dos militantes del partido, el camarada del Comité Central Kuppu Devaraj y la militante Ajitha. Su vida revolucionara, sin duda alguna, servirá para que las nuevas generaciones continúen su lucha hasta la victoria.

“Por duras que sean la represión y las pérdidas, el movimiento avanzará hasta acabar con las clases dominantes explotadoras, implantar el poder estatal popular y establecer el Estado de Nueva Democracia que avance hacia el Socialismo y, más tarde, hacia el Comunismo”.

 

***

 

¡HOMENAJE ROJO AL RESPETADO HIJO DE LA CLASE PROLETARIA, AL HEROICO DIRIGENTE DE LAS MASAS OPRIMIDAS DE NUESTRO PAÍS, CAMARADA KUPPU DEVARAJ!

El Partido Comunista de la India (Maoísta) rinde un respetuoso homenaje al miembro de su Comité Central, camarada Kuppu Devaraj (Ramesh/Yogesh/Rayanna), y a una veterana militante, la camarada Ajitha. El camarada Devaraj sirvió al movimiento revolucionario durante casi cuarenta años y murió en un falso enfrentamiento junto a otra veterana militante, la camarada Ajitha, el 24 de diciembre de 2016. Enviamos nuestro más sentido pésame a las familias de nuestros queridos camaradas Devaraj y Ajitha. El camarada Devaraj tenía 62 años y la camarada Ajitha 52. Hacemos un llamamiento a las masas, demócratas, patriotas y ciudadanos de todo el país para que condenen el brutal asesinato y se opongan a atrocidades semejantes. La responsabilidad de este falso enfrentamiento recae sobre el actual gobierno brahmánico-hinduista-fascista de Modi y el gobierno socialfascista del Partido Comunista de la India (Marxista) de Kerala.

Ésta es la trayectoria revolucionaria de nuestro querido camarada Devaraj. Bajo la influencia de la lucha armada campesina de Naxalbari en la década de los 60, el campesinado y los intelectuales del estado de Karnataka comenzaron a trabajar con las masas. Una de esas personas fue Koganuru Gonappa, de la aldea de Sirahatti, quien, con el ejemplo político de la lucha de Naxalbari, empezó a despertar la conciencia de los campesinos pobres. Los mercenarios de los terratenientes lo asesinaron.

Se produjo más tarde un vacío de varios años, al que siguió la formación del PCI (ML) [Guerra Popular]. Los militantes y simpatizantes revolucionarios de todo el país comenzaron a unirse. Entre ellos estaba el camarada Devaraj, quien entró en contacto con el partido en 1980. El resultado de ello fue la aparición de militantes a tiempo parcial en Karnataka, que se consolidaron en células del partido. Yogesh era un militante activo de una de esas células. Junto con otros, comenzó a desarrollar el trabajo político y organizativo entre los obreros, los estudiantes y la juventud. De hecho, incluso antes de que el partido entrara en contacto con él, ya realizaba actividades revolucionarias con otros militantes en el seno de la clase obrera.

El camarada Devaraj era obrero en una fábrica. Pertenecía a la clase pobre urbana y a los dalits oprimidos. Sus antepasados habían emigrado de Tamil Nadu a Bangalore. Tenía una familia con esposa, hijos, hermanos y hermanas. Después de convertirse en militante, su casa se convirtió en un centro de las actividades del partido.
Sigue leyendo

Las ediciones de la obras de Lenin

obras-de-lenin-en-varios-idiomas

 

 

Según datos de la Cámara del Libro de la URSS, las obras de Vladimir Lenin, hasta 1945, habían sido editadas 3.834 veces, en 76 idiomas, con una tirada total de 164.400.000 ejemplares. De estos, 122.981.000 fueron editados en ruso, la lengua materna de Lenin.

Durante la gran Guerra Patriótica, entre el 1 de julio de 1941 y el 1 de julio de 1945, mientras los pueblos de la Unión Soviética mantenían contra las fuerzas de agresión una guerra coronada por la victoria, la obras de Lenin se editaron 189 veces, con una tirada de 6.158.000 ejemplares. Es curioso notar que de esas 189 veces, 134 fueron traducidas del ruso a otros idiomas.

Las obras de Lenin sirvieron como una poderosa arma espiritual a los pueblos en su lucha contra el nazismo.

El mayor número de ediciones de trabajos de Lenin, desde 1917 hasta 1945, corresponde al folleto “Las tareas de la juventud comunista“. Existían, hasta 1945, 272 ediciones de ese famoso discurso pronunciado por Lenin el 2 de octubre de 1920. Su tirada total supera con creces los 10.000.000 de ejemplares. Durante la guerra, ese folleto fue editado 28 veces en 18 lenguas. “El imperialismo, fase superior del capitalismo“, fue editado 105 veces y “El Estado y la Revolución“, 103 veces.
Sigue leyendo

Comunicado del PCI (M): Atreverse a ganar y a conquistar la victoria

 

La Red de Blog Comunistas (RBC) ha traducido al castellano un nuevo llamamiento del Comité Central del Partido Comunista de la India (Maoísta), en el que llama a celebrar el XII Aniversario del partido, consolidándolo y haciendo avanzar al Ejército Guerrillero de Liberación Popular y a la lucha revolucionaria, y derrotando la tercera fase de la genocida operación Green Hunt lanzada, con ayuda de los imperialistas, por las clases dirigentes fascistas de la India.

El PCI (M) convoca a los pueblos de la India a, utilizando una cita de Mao, “¡Atreverse a luchar y a conquistar la victoria!”; es decir, recordando que no solo basta con organizarse y tener coraje de iniciar el combate, sino que es necesario también estar decididos a ganar.

 

 

PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA (MAOÍSTA) COMITÉ CENTRAL

¡DERROTEMOS LA TERCERA FASE DE LA OPERACIÓN GREEN HUNT ASÍ COMO LOS PLANES MISIÓN-2016 DE BASTAR Y EL PLAN DE ACCIÓN SARANDA, QUE SON PARTE INTEGRANTE DE DICHA OPERACIÓN!

¡CELEBREMOS EL 12º ANIVERSARIO DEL PARTIDO EN TODO EL PAÍS CON ENTUSIASMO REVOLUCIONARIO!

¡AVANCEMOS CONSOLIDANDO EL PARTIDO, EL EGLP, LAS ORGANIZACIONES REVOLUCIONARIAS DE MASAS Y LOS COMITÉS POPULARES REVOLUCIONARIOS!

 

 

Queridos camaradas, querido pueblo,

Vamos a celebrar el 12º aniversario de la creación de nuestro Partido con gran entusiasmo y fervor.  El 21 de septiembre tiene gran importancia para nuestro Partido y para los revolucionarios. El 21 de septiembre de hace 12 años, dos corrientes revolucionarias se unieron para formar el PCI (Maoísta). Nuestro Comité Central envía sus más cordiales saludos revolucionarios a todos los miembros del Partido, a los comandantes y soldados del Ejército Guerrillero de Liberación Popular (EGLP), a los dirigentes y miembros de los nuevos órganos de gobierno popular democrático, a las organizaciones revolucionarias de masas, a los simpatizantes del Partido y a las masas revolucionarias. Nuestro Comité Central hace igualmente extensivo su sincero saludo revolucionario a los partidos maoístas y a las organizaciones de diversos países que forman parte de los movimientos de solidaridad que, por todo el mundo, apoyan la guerra popular en curso en nuestro país.

Más de ciento cincuenta de nuestros queridos camaradas perdieron sus preciosas vidas en la lucha revolucionaria durante el pasado año, desde que celebramos el 11º aniversario de nuestro Partido. Entre ellos había camaradas que pertenecían a la dirección nacional del Partido y miembros de su base; comandantes de pelotón y miembros de las milicias populares; había desde dirigentes de los gobiernos populares revolucionarios y las organizaciones de masas hasta gentes corrientes. El camarada Chirag (Zona Especial de Bihar oriental y Jharkhand nororiental), el camarada Vasanth (Orissa) y el camarada Lachchanna (miembro suplente del Comité Especial de Zona de Dandakaranya) pertenecían a la dirección nacional o a la dirección de Zonas Especiales. El camarada Ravi (Secretario del Comité de la División oriental de la zona fronteriza de Andhra-Orissa), el camarada Satish (Zona sur, Bijapur), la camarada Rama (Seendri Lingo, División de Kalinganagar, Orissa), el camarada Sunil (División de Maad, Dandakaranya), la camarada Rajitha (División de Gadichiroli septentrional, Dandakaranya) y la camarada Soni (Bastar meridional, Dandakaranya) pertenecían al nivel directivo de los Comités Zonales o de División. Recordemos a los miles de heroicos mártires que han entregado sus vidas desde los días del movimiento revolucionario armado campesino de Naxalbari y rindamos nuestro humilde homenaje a todos y cada uno de los camaradas caídos este último año, con quienes luchamos hombro a hombro contra el enemigo en esta guerra popular para alcanzar los elevados objetivos de la Revolución.

Nuestro Comité Central rinde también homenaje a los heroicos camaradas que entregaron sus vidas al servicio de los distintos movimientos que, dirigidos en diferentes países por partidos, organizaciones y grupos maoístas, luchan por la revolución socialista mundial. También rinde tributo a demócratas auténticos como BD Sharma, amigo inquebrantable de nuestro Partido y de la Revolución de Nueva Democracia que se desarrolla en el país, a la que siempre deseó el mayor éxito posible.
Sigue leyendo

¿Estaba la URSS preparada para la guerra?

daite-bolshe-tankov

 

El siguiente texto es un extracto del libro “El Estado Mayor General en los años de la Guerra” de Sergei Matveevich Shtemenko(1). El libro está compuesto por dos volúmenes, el cual tuvo dos ediciones, en 1968 y 1975. En este libro, Shtemenko reúne sus recuerdos de aquella época. La presente traducción procede de la segunda edición, revisada y corregida por el autor, reeditada por la editorial “Voenizdat” en 1981 y 1989. También se consultó la primera edición de su traducción francesa, publicada por “Ediciones du Progrès“, Moscú, 1971. (N. Ed.)

 

 

Hoy, cuando nos separan décadas de aquella fatídica noche, se hacen numerosas y diversas apreciaciones sobre el estado en el que se encontraba en aquel entonces nuestras Fuerzas Armadas.

Unos afirman que no estábamos ni mínimamente preparados para rechazar el ataque del enemigo, que nuestro ejército fue instruido para conseguir una fácil victoria. Y este tipo de declaraciones provienen, por regla general, de personas sin formación militar. A su alrededor se levanta una impenetrable barrera de sabia terminología especializada. Se afirma, por ejemplo, que debido a una comprensión, supuestamente equivocada, de carácter y contenido del período inicial de la guerra, nuestras tropas fueron mal entrenadas para operaciones militares precisamente en ese periodo.

Esta afirmación tiene tanto de osadía como de ignorancia. Esto se debe a que la idea del “período inicial de la guerra” es una categoría operativa y estratégica que nunca tuvo una influencia sustancial en la instrucción de los soldados, de las compañías, de los regimientos o incluso de las divisiones. Los soldados, las compañías, los regimientos y las divisiones, en general, operan de la misma manera en cualquier período de la guerra. Deben atacar con determinación, defenderse con firmeza y maniobrar hábilmente en todos los casos, independientemente del momento en el que transcurre el combate, ya sea al principio o al final de la guerra. Nunca ha habido en los reglamentos ninguna demarcación a este respecto. Ni siquiera hoy en día hay.

Son muy frecuentes las opiniones de que supuestamente se subestimó el peligro de una guerra con Alemania. En defensa de esta errónea idea se hacen alegaciones completamente ridículas sobre el movimiento, sin éxito, de tropas a las regiones militares a las que correspondía cubrir y defender las fronteras occidentales. ¿Sin éxito por qué? Como se sabe, las enormes fuerzas que integraron el efectivo de las regiones fronterizas no fueron colocadas en la frontera, sino más lejos de ella. Está ya muy demostrado, tanto en la práctica como en la teoría, que en cualquier tipo de operaciones militares, las fuerzas principales deben escalonarse obligatoriamente en profundidad. ¿Dónde debe haber más fuerzas y en qué profundidad deben ser escalonadas? Esta es una cuestión muy compleja. Todo depende de las circunstancias y del plan del comandante militar.
Sigue leyendo

Felices recuerdos de una infancia soviética

la-cura-de-arboles-y-los-campamentos-de-pioneros-eran-pasatiempos-habituales-entre-los-ninos-de-la-urss

 

Dicen que la infancia es una de las mejores épocas de la vida, un periodo sin preocupaciones ni problemas. Es cuando aún no debes pasarte el día trabajando y puedes dedicarte a jugar con tus amigos, comer, dormir y disfrutar mientras creces. ¿Qué daríamos por volver a esa época de nuestra vida, libre de preocupaciones?

Yo tengo la impresión que la infancia en la URSS era más gratificante que la de los niños de hoy en día.

Probablemente eso se deba más bien a la época, tanto de la vida individual como histórica, que al régimen político en sí. No teníamos preocupaciones ni miedos. Pasábamos el día entero jugando al aire libre, montando en bicicleta, patinando o simplemente dando una vuelta. No había móviles, ni guardas de seguridad y podíamos ir donde quisiéramos sin decírselo a nuestros padres.

Ahora volvamos a los soviéticos. El Partido Comunista entrenaba a sus seguidores desde una edad muy temprana. Para empezar, en el primer año a los niños se les daba el título de “Oktiabrenok”, que significa “El niño del Octubre Rojo”. Nos daban un pequeño pin en forma de estrella con la imagen de Lenin cuando era niño. Para nosotros eso no tenía mucha importancia.

El momento de ser admitidos en los Pioneros (el siguiente paso para convertirnos en comunistas) era muy importante. Cuando terminábamos el tercer grado nos evaluaban para convertirnos en pioneros. Los chicos mayores y los profesores comprobaban las notas, el comportamiento, los éxitos y demás. El acto de admisión era imponente y emocionante. Los compañeros pioneros nos ataban al cuello un tipo de bandana formando una lazada y, a partir de aquel momento, ya podíamos convertirnos en comprometidos jóvenes, miembros del Partido Comunista.

Nos enseñaban a cuidar y proteger la naturaleza. Puede parecer una tontería, pero literalmente debíamos cuidar la naturaleza. ¡Una de nuestras actividades favoritas era jugar a los “enfermeros” y curar árboles! Teníamos que llevar un bolso de la Cruz Roja lleno de material médico: vendas, tijeras, algodón, desinfectante y nos poníamos en marcha, bien cargados, para llevar a cabo el proyecto “Curar a los árboles”.

Debíamos ir en busca de ramas rotas, tallos cortados, arbustos doblados, y aplicarles una solución desinfectante y poner vendajes. Era una actividad estupenda que desarrollaba el sentido de la atención.
Sigue leyendo

¿Hubo hambre en la URSS en 1931-32?

%d0%bf%d0%bb%d0%b0%d0%ba%d0%b0%d1%82-%d0%bf%d1%80%d0%be%d1%82%d0%b8%d0%b2-%d0%ba%d1%83%d0%bb%d0%b0%d1%87%d0%b5%d1%81%d1%82%d0%b2%d0%b0

 

El siguiente documento ha sido extraído y traducido por “Cultura Proletaria” del libro “Soviet Communism: A new civilization?” (1936), de Beatrice Webb y Sidney Webb.

 

 

De un extremo a otro de la URSS, tenemos que imaginar a los Departamentos de Agricultura de las provincias y de los distritos, con los Soviets de pueblo y las estaciones de máquinas y tractores, supervisando y ayudando a las doscientas mil granjas colectivas y toda esa organización guiada y dirigida por las 3.000 Secciones de Ejecución de Normas inspiradas e impulsadas por la actividad incesante de Kaganóvich, al frente del Departamento de Agricultura del Comité Central del Partido Comunista. ¿Cuáles fueron los resultados de este intento de enfrentarse, por una parte, a las dificultades climáticas, y por el otro, a la inercia, la ignorancia y la desconfianza del campesinado de la inmensa extensión de tierras que había que trabajar? ¿Hubo o no hubo hambre en la URSS en los años 1931 y 1932?

Aquellos que creen que es fácil responder a esta pregunta ya tienen probablemente el espíritu preparado, de acuerdo a casi todas las declaraciones de las personas hostiles al comunismo soviético, a decir que efectivamente hubo hambre en la URSS y no dudan en decir el número de muertos causados por esta -ignorados por cualquier estadista-, que van de 3 millones a 6 millones y hasta 10 millones de víctimas (1). Por otro lado, un alto funcionario ya retirado del Gobierno de la India que hablaba ruso y se identificaba con la Rusia zarista, y que además administraba personalmente las zonas dominadas por el hambre en India, visitó en 1932 algunos de los lugares de la URSS, cuyas condiciones eran las peores, tal como se sabe y consta. Informó a los autores de este libro, que en aquella ocasión no había visto prueba alguna de existir o haber existido nada parecido a lo que los funcionarios de la India habían descrito como hambre.

Sin esperar convencer a esos espíritus preconcebidos, presentamos la conclusión a la que ahora nos llevan nuestras visitas de 1932 y 1934 y el posterior examen de las pruebas disponibles. Que en cada uno de los años 1931 y 1932 hubo un fracaso parcial de las cosechas en distintas partes de la vasta extensión de la Unión Soviética, es algo que, sin duda, es cierto. Como también es cierto que esto sucedió en la India inglesa y en los Estados Unidos. Ocurrió lo mismo en la URSS y en todos los países de un tamaño que merezcan una comparación con ella, en cada año sucesivo del presente siglo. En países con un área tan grande, con todo tipo de climas, siempre hay un fracaso parcial de la cosechas en alguna parte. Es imposible comprobar con seguridad la extensión y la gravedad del fracaso parcial de las cosechas en la URSS en 1931 y 1932. Por un lado, personas que raras veces tuvieron la oportunidad de visitar las zonas afectadas, afirmaron que, en toda la extensión de enormes provincias, había una completa carencia de alimentos, de manera que (como en 1891 y 1921) murieron de inanición varios millones de personas. Por otro lado, los funcionarios locales de los Soviets, de distrito en distrito, informaron a los autores de este trabajo que, si bien ha habido escasez y hambre, nunca ha habido, en ningún momento, falta alguna de pan, aunque la calidad de este se viese afectada por el uso de otros ingredientes además de la harina de trigo, y que cualquier aumento de la tasa de mortalidad resultante de las enfermedades que acompañaban la nutrición deficiente, ocurrieron sólo en un número relativamente pequeño de aldeas. Lo que puede ser más valioso que un testimonio oficial son las declaraciones de varios periodistas ingleses y norteamericanos, residentes en el país, y que viajaron en 1933 y 1934, por los distritos en que se decía que había sido más intenso el sufrimiento. Ellos declararon a los autores de este libro que no habían encontrado razones para suponer que la perturbación había sido más grave de lo que se informara oficialmente. Nuestra impresión personal, después de estudiar todas las pruebas disponibles, fue que el fracaso parcial de las cosechas se extendió, sin duda, sólo a una fracción de la URSS, posiblemente no superior a una décima parte del área geográfica. Creemos, de forma muy clara, que este fracaso parcial, por si solo, no fue lo suficientemente grave como para causar inanición, con la posible excepción de los distritos que más sufrieron, y que son relativamente pequeños. Nos parece increíblemente excesiva cualquier estimación del número total de muertes por encima de la media normal, basada en una población total de 60 millones (lo que significaría la mitad de la población rural entre el Báltico y el Pacífico), según temerariamente afirman algunos, no nos parece servir de base ni el 1/10 de tal población.

Por otro lado, parece probado que, tanto en la primavera de 1932 como en la de 1933, numerosas familias campesinas estaban desprovistas de suficiente suministro de cereales y sensiblemente necesitadas de grasa. A estos casos volveremos más adelante. Inmediatamente recordamos, sin embargo, que en países como la India, la URSS, China y hasta los EE.UU., (en los que no existe un sistema ubicuo de asistencia a la pobreza), mueren todos los años un determinado número de personas (llegando a miles en esas grandes poblaciones) de inanición o de enfermedades que, como consecuencia de esta, se vuelven endémicas; sin duda, el número crece considerablemente cada vez que hay un fracaso de las cosechas, incluso parcial. No se puede suponer, por lo tanto, que no haya sucedido en partes del sur de Ucrania, en el distrito de Kuban y Daghestan, en los inviernos de 1931 y 1932.
Sigue leyendo