Archivo de la etiqueta: Comité Ejecutivo del Congreso de los Ciudadanos de la URSS

El modelo económico de Stalin. ¿Qué era? ¿Cómo fue destruído? ¿Cuál es su papel en el futuro?

Russia Stalin

 

El siguiente documento es una transcripción de la entrevista que realizó Serguei Prokopenko a Tatiana Khabarova (actual presidenta del Comité Ejecutivo del Congreso de los Ciudadanos de la URSS) en directo el 21 de Junio de 2013 en el programa «Resistencia Soviética» (http://video.yandex.ru/users/cccp-kpss/view/5/#).

Serguei Prokopenko: ¿Es correcto decir que el desarrollo del socialismo, de las relaciones socialistas de producción en la URSS, en total correspondencia con los intereses del pueblo soviético, tuvo lugar únicamente bajo la dirección de Iosif Vissariónovich Stalin?. ¿Que todo lo que sucedió en la URSS después de su muerte influyó en la destrucción deliberada del socialismo, de las relaciones socialistas de producción, lo que, en última instancia, condujo a la derrota del pueblo soviético en 1991?

Tatiana Khabarova: Por supuesto que no se puede decir que después de la muerte de Stalin se asistió a una destrucción total. Aún había una enorme inercia del periodo de Stalin, el pueblo creía profundamente en la construcción del socialismo y del comunismo, trabajaba, había muchas personas honestas, incluso en el partido y en el cuerpo de dirigentes. Por eso la edificación continuó y se hizo mucho en el periodo post-Stalin. No hablo ni siquiera de la conquista del espacio, pero, por ejemplo, creamos el sistema energético unificado del país, el complejo petrolífero y gasífero, alcanzamos la igualdad militar con los EE.UU., etc. Por lo tanto, el proceso de edificación continuó, pero después del final de la II Guerra Mundial fue desencadenada contra nosotros una nueva guerra imperialista. Después de 1948, como es sabido, el Consejo Nacional de Seguridad de los EE.UU. aprobó la infame Directiva 20/1(1), en la cual se afirma abiertamente que los EE.UU. llevan a cabo una guerra contra la Unión Soviética y que esa guerra es precisamente la destrucción de nuestro sistema social, de nuestro régimen social y de nuestro pueblo. Esta guerra tuvo naturalmente una acción de contención, pero las cosas sólo se fueron de madre completamente cuando la camarilla de traidores, encabezada por Gorbachov y preparada bajo la influencia de los servicios de inteligencia occidentales, consiguió llegar al poder.

S.P.: Háblenos, por favor, sobre el funcionamiento del mecanismo económico bajo el mando de Stalin.

T.K.: Propongo que empecemos hablando de la actual crisis económica mundial.
Por supuesto que la propia idea de la propiedad privada está obsoleta, pero hablaremos sobre esto más adelante.
¿Cuál es la causa concreta de la crisis? La causa concreta de la crisis es la «burbuja» del dólar, es decir, la circulación en el mundo de una masa colosal de dólares, que no corresponden con los propios productos. Sin embargo, los dólares circulan como si fuesen una moneda real, es más, como una moneda mundial.
Imaginemos que nosotros dos somos un país normal anterior a la época del «dólar», es decir, antes de la «burbuja».
Queremos vivir mejor, pero no conseguimos producir más. Así que decidimos imprimir más moneda propia. Pero continuamos sin vivir mejor, porque la inflación se disparó.
Con nuestro dinero vamos a un país vecino a tratar de comprar aquello que no podemos producir. Nos responden que tenemos que pagar en oro o nos proponen cambiar nuestro dinero según el patrón-oro.
Pero no podemos hacerlo porque no sólo no tenemos oro, sino que nuestra moneda está desvalorizada.
Este es el umbral que los EE.UU. superaron cuando impusieron al mundo su dólar, su moneda nacional, en vez del padrón-oro(2).
Se sabe que los estadounidenses hace mucho tiempo que no producen suficiente en relación a lo que consumen. Pero inventaron esta orden financiera mundial única que les permite sustraer de cualquier país todo lo que necesitan y lo que no producen internamente.

S.P.: ¿Y qué consecuencias sufren los países que están sujetos al dominio del dólar?
Sigue leyendo