Archivo de la etiqueta: Huey P. Newton

Huey P. Newton sobre la liberación femenina y homosexual

tumblr_n15mv5zocz1r2d38bo1_500

 

En los últimos años se han desarrollado fuertes movimientos entre las mujeres y los homosexuales que buscan su liberación. Ha existido cierta incertidumbre sobre cómo relacionarse con tales movimientos.

Cualesquiera que sean vuestras opiniones e inseguridades acerca de la homosexualidad y los distintos movimientos de liberación que han surgido entre los homosexuales y las mujeres (y hablo de los homosexuales y de las mujeres en cuanto grupos oprimidos), deberíamos intentar unirnos con ellos de forma revolucionaria. Digo “cualesquiera que sean vuestras inseguridades” porque, como muy bien sabemos, nuestro primer impulso es querer pegarle a un homosexual en la boca y que las mujeres se estén calladitas. Queremos pegarle a un homosexual en la boca porque nos asusta que pudiéramos ser homosexuales; y queremos golpear a una mujer o hacerla callar porque tememos que pudiese castrarnos o arrebatarnos esas pelotas que acaso no tengamos.

Debemos ganar confianza en nosotros mismos y así tener respeto y sensibilidad por toda la gente oprimida. No debemos tener la misma actitud racista que los racistas blancos tienen con nuestra gente por el simple hecho de ser negros y pobres. Muchas veces, el más pobre de los blancos es el más racista porque teme perder algo o descubrir algo de lo que carece. Por eso sois una forma de amenaza para él. Esta forma de psicología opera también cuando consideramos a los oprimidos y nos ponen furiosos por su peculiar forma de comportamiento, o por su peculiar forma de desviarse de la norma establecida.

Recordad: aún no hemos establecido un sistema de valores revolucionarios; solo estamos metidos en el proceso. No recuerdo que jamás hayamos establecido un valor que diga que un revolucionario debe ofender a los homosexuales, o que un revolucionario debe asegurarse de que las mujeres no hablen acercan de su particular forma de opresión. De hecho, es justo lo contrario: afirmamos que reconocemos el derecho de las mujeres a ser libres. No hemos dicho gran cosa acerca de los homosexuales, pero debemos establecer relaciones con el movimiento homosexual porque es algo real. Y yo sé, gracias a mis lecturas y a mi experiencia vital y mis observaciones, que a los homosexuales nadie les ha concedido libertad y reconocimiento en esta sociedad. Tal vez sea la gente más oprimida de la sociedad.
Sigue leyendo

Anuncios

En defensa de la autodefensa

huey

 

Huey P. Newton sobre Anarquistas e Individualistas con relación a la lucha revolucionaria y el Movimiento de Liberación Negra.

 

 

 

Deberíamos entender que hay una diferencia entre la rebelión de los anarquistas y la revolución negra o liberación de la colonia negra.

Esta es una sociedad de clases; siempre lo ha sido. Esta sociedad de clases reaccionaria coloca su limitación sobre los individuos, no sólo en términos de su ocupación, sino también de su libertad de expresión, su movilidad y su libertad para ser realmente creativo y hacer cualquier cosa que quiera hacer.

La sociedad de clases previene esto. Esto es cierto no sólo para la masa de la clase inferior o sojuzgada. Es también cierto entre la clase dominante. Esa clase también limita la libertad de las almas individuales de la gente que la integra.

En América tenemos no sólo una sociedad de clases, tenemos también un sistema de castas y el pueblo negro es relegado a la casta más baja. Carece de movilidad para trepar la escalera de clases. No tiene oportunidad alguna de ingresar en la estructura gobernante.

Dentro de la clase dominante están protestando (¿resistiendo?), porque la gente ha descubierto que está completamente sujeta a los manipuladores y la voluntad de la administración. Esto trae a colación un fenómeno muy extraño en América, esto es, muchos de los estudiantes blancos que se rebelan y los anarquistas son el retoño de la clase dominante. Seguramente muchos de ellos tienen una extracción de clase media y algunos hasta de clase alta. Ven las limitaciones sobre ellos impuestas y ahora luchan, como todos los hombres luchan, por conseguir la libertad del alma, libertad de expresión y libertad de movimiento sin las limitaciones artificiales de antiguos valores.

La gente negra y de color en América, confinada dentro del sistema de castas, es discriminada como grupo. No es una cuestión de libertad individual como lo es para los hijos de las clases dominantes. Nosotros no hemos alcanzado el punto de tratar de liberarnos individualmente porque estamos dominados y oprimidos como grupo.
Sigue leyendo

Nacionalismo revolucionario y nacionalismo reaccionario

Huey Newton

 

Hay dos clases de nacionalismo: el nacionalismo revolucionario y el nacionalismo reaccionario. El nacionalismo revolucionario depende principalmente de una revolución popular cuyo fin último es que el pueblo esté en el poder. Es más, para ser un nacionalista revolucionario, por necesidad, hay que ser socialista. Si se es un nacionalista reaccionario, no se es socialista, y entonces, su finalidad es la opresión del pueblo.

El nacionalismo cultural -o el “nacionalismo de chuleta de cerdo”, como yo le llamo- es básicamente un problema de tener una perspectiva política equivocada. Parece ser una reacción en lugar de responder a la opresión política. Los nacionalistas culturales se definen por una vuelta a la vieja cultura africana para, de ese modo, ganar su identidad y libertad. En otras palabras, sienten que la cultura africana les dará automáticamente la libertad política. Muchas veces los nacionalistas culturales siguen la línea de los nacionalistas reaccionarios. Papa Doc, en Haití, es un excelente ejemplo de nacionalismo reaccionario. Oprime al pueblo y al mismo tiempo promociona la cultura africana. (…)Simplemente expulsó a los racistas y los substituyó personalmente convirtiéndose él en el opresor. Muchos nacionalistas en este país parecen desear los mismos fines. El Partido de las Panteras Negras, que es un grupo revolucionario de gente negra, es consciente que tenemos que tener una identidad. Tenemos que dar cuenta de nuestra herencia negra para coger fuerza para seguir adelante y avanzar. Pero volver a la vieja cultura africana es innecesario y, en muchos aspectos, no supone un avance. Creemos que la cultura por sí misma no nos liberará. Vamos a necesitar esfuerzos mucho más grandes.

Un buen ejemplo de nacionalismo revolucionario fue la revolución en Argelia cuando Ben Bella llegó al poder. Los franceses fueron expulsados, sin embargo fue una revolución popular porque el pueblo terminó en el poder. Los líderes que llegaron al poder no estaban interesados en buscar su propio beneficio explotando al pueblo y manteniéndolo en un estado de esclavitud. Nacionalizaron la industria y sus beneficios fueron a la comunidad. Eso es de lo que se trata el socialismo, en resumidas cuentas. Los representantes populares están al mando estrictamente por el consentimiento del pueblo. La riqueza del país está controlada por el pueblo y es este el consultado sobre todas las modificaciones en la industria que han de tener lugar.
Sigue leyendo

Entrevista con Huey P. Newton, co-fundador del Partido Panteras Negras, en la cárcel.

Traducción:
En los EE.UU., los negros son tratados como los vietnamitas o cualquier otro pueblo que no sea blanco. Sufrimos abusos, malos tratos. La policía en nuestra comunidad ocupa nuestro espacio. Nuestra comunidad tiene una manera de ocupar territorio y la policía no está en nuestra comunidad para nuestro bienestar o para nuestra seguridad o protección, sino para dominarnos, maltratarnos y matarnos, porque reciben órdenes para hacerlo. Así como los soldados en Vietnam reciben órdenes para aniquilar a los vietnamitas. Los policías no podrían de hecho estar en nuestra comunidad para proteger nuestras propiedades porque nosotros no tenemos ninguna. Es obvio que ellos no están para cumplir el debido proceso legal porque la propia policía niega el derecho al debido proceso legal. Es evidente que la policía no está para nuestra seguridad, sino para la seguridad de los dueños de los establecimientos comerciales y también ver que el status quo está siendo mantenido. Cuando comenzamos teníamos una patrulla para vigilar a la policía y guiábamos a la sociedad de que si veíamos a la policía golpeando a alguien por esto o aquello, porque es común verla haciendo eso, nosotros controlaríamos la situación porque estábamos armados. Y si la policía detuviese a alguien, los seguiríamos hasta la cárcel, y pagaríamos la fianza. ¿Y cuál es el fin de las Panteras en eso? Ganaríamos más adeptos y entonces el pueblo de la comunidad comenzaría a hablar, el pueblo realmente se preocupa del bienestar. Pensamos que los estudiantes blancos deberían prestar más atención a la situación colonial de los negros aquí. Primero, porque a final de cuentas es nuestra tierra, y eso no quiere decir que ellos no se tengan manifestado contra las acciones de las instituciones americanas en el exterior, pero es necesario trabajar de diferente manera el mismo tema. Es importante que se de un especial énfasis en relación a la acción criminal hecha en los EE.UU., aquí en nuestra tierra.