Archivo de la etiqueta: Peekskill

Fascismo en EE.UU.

Police Attacking African American Man

 

A continuación publicamos un extracto del libro “High Treason” del escritor norteamericano Albert E. Kahn, relativo a los acontecimientos que sucedieron en agosto de 1949 en Peekskill, USA., que revelan un aspecto poco divulgado de los EE.UU.

 

Diez años antes del proceso de los líderes comunistas estadounidenses, Eugen Hadamovsky, jefe de la radio nazi y ayudante de Goebbels, escribía: “La propaganda y la fuerza nunca han sido antítesis absolutas; el uso de la fuerza puede ser parte de la propaganda. Entre ellas hay un escalón de rangos para ejercer la influencia: de la persuasión gentil a la propaganda salvaje de masas, de la organización de reclutas a la organización de instituciones estatales y paraestatales, del terror individual al terror en masa…

En el verano de 1949, cuando la propaganda anticomunista en EE.UU. llegaba al borde del delirio, ocurrió un acontecimiento que sacudiría el mundo y que parece ejemplificar la tesis de Eugen Hadamovsky.

Mientras que los doce líderes comunistas estaban siendo juzgados en el Tribunal Supremo de Nueva York por presunta propaganda a favor de la fuerza y de la violencia contra el Gobierno, los verdaderos exponentes de la fuerza y de la violencia en EE.UU. entraban en acción a poco menos de 50 millas de distancia.

Fue anunciado un concierto de Paul Robeson para la noche del sábado 27 de agosto de 1949 en el parque Lakeland Acres, cerca de la ciudad de Peekskill, N.Y. La recaudación del concierto debería ir a la sección de Harlem del “Congreso de los Derechos Civiles”, organización dedicada a la defensa de las libertades constitucionales, que fue citada en la lista “subversiva” del Fiscal General Clark.

Cuatro días antes del concierto, el “Evening Star” de Peekskill titulaba: “El concierto de Robeson ayuda al bloque subversivo“. Y el artículo decía: “El tiempo del silencio tolerante que significa aprobación se está acabando…“.

El presidente de la Cámara de Comercio local y otros patrioteros del lugar, tacharon el concierto de “anti-estadounidense”, al tiempo que las organizaciones de veteranos decidían promover manifestaciones y una marcha de protesta.

El concierto nunca se realizó.
Sigue leyendo

Anuncios