Archivo de la etiqueta: Teng Siao-ping

En refutación de la falacia de “gato blanco o gato negro”

images

 

El siguiente artículo ha sido escrito por Chin Chi-po y publicado en “Pekín Informa“, nº16, 21 de abril de 1976.

 

 

En la lucha por contragolpear el viento derechista destinado a revocar los veredictos justos, el Presidente Mao ha desenmascarado y criticado penetrantemente la naturaleza de Teng Siao-ping, seguidor del camino capitalista reacio a corregirse, que negaba tomar como clave la lucha de clases y practicaba el revisionismo. El Presidente Mao ha señalado: “Esta persona no se empeña en la lucha de clases; nunca ha mencionado esta clave. Sigue todavía con su ‘gato blanco o gato negro’, sin hacer distinción entre el imperialismo y el marxismo“. Estudiar a conciencia esta importante instrucción del Presidente Mao, criticar a fondo la reaccionaria falacia de “gato blanco o gato negro” y trazar una clara línea demarcatoria entre el marxismo y el revisionismo y entre el socialismo por una parte y el capitalismo y el imperialismo por la otra, es de enorme significación para que nos adhiramos a la línea fundamental del Partido y llevemos hasta el fin la revolución socialista.

 

 

El fondo de la aparición del absurdo “gato blanco o gato negro” y su esencia

 

La reaccionaria falacia de “un gato, blanco o negro, es bueno con tal que cace ratones” apareció en 1961. En aquel tiempo, debido al sabotaje de la renegada camarilla soviética de Jruschov y a las graves calamidades naturales, China se encontraba con dificultades económicas temporales, y la lucha entre las dos clases, los dos caminos y las dos líneas era muy aguda y enconada. Los enemigos de clase de dentro y fuera del país, que se sentían regocijados por nuestras dificultades temporales, nos calumniaban diciendo que la economía china se hallaba “al borde del colapso” y creían que la China socialista se arruinaría pronto. Cantando a coro con ellos, los cabecillas de la linea revisionista dentro de nuestro Partido hicieron todo lo posible por distorsionar la causa real de esas dificultades temporales atribuyéndola al sistema socialista y a la linea, principios y medidas politicas del Partido, sin mencionar en absoluto el sabotaje del revisionismo soviético ni las graves calamidades naturales. Hicieron una valoración errónea de la situación y, pensando que ya estaba en sazón la oportunidad de restaurar el capitalismo, lanzaron furiosos ataques contra el socialismo. El renegado agente enemigo y vendeobreros Liu Shao-chi se desgañitó gritando que “la industria debe retroceder hasta un grado suficiente y la agricultura también debe hacer lo mismo. Esto incluye fijar las cuotas de producción en base a la familia campesina y trabajar individualmente“. También pregonó celosamente que entre los diversos tipos de relaciones de producción en el mundo, “debemos escoger uno que pueda elevar la producción”. Lo que intentaba realmente era restaurar las relaciones de producción capitalistas. Fue en estas circunstancias que Teng Siao-ping salió ala palestra para preconizar con gran fervor su “gato blanco o gato negro”. Temiendo que la gente no lo entendiera explicó: “iCuál tipo de relaciones de producción es mejor? Parece que tenemos que tomar esta actitud: adoptar en cualquier lugar cualquier tipo que facilite la restauración y el desarrollo de la producción“. Dijo además: “También se permite el trabajo individual siempre que aumente la producción“. Evidentemente, a sus ojos, el sistema socialista ya no sirve y no es capaz de “cazar ratones“‘ mientras el sistema capitalista es bueno porque puede hacerlo. Se esforzó al máximo por convertir la economía colectiva en individual y desviar del camino socialista a la Nueva China para conducirla de nuevo al capitalista.
Sigue leyendo