Archivo de la etiqueta: Wilfred Burchett

Sobre la Bulgaria Socialista

common-good-4

 

 

Extractos del libro del periodista australiano Wilfred Burchett, de 1983, sobre la Bulgaria socialista:

“¿Por qué debería escribir un libro sobre Bulgaria? Mientras escribía, me preguntaba por qué no lo había hecho antes. Entre los casi cuarenta países de Europa, América, Asia, Oceanía y África en los que trabajé, incluyendo una docena en los cuales fijé mi residencia semi-permanente, Bulgaria es el país que visité con más frecuencia y con más regularidad. El motivo de que Bulgaria no haya inspirado uno de mis muchos libros es que he estado ocupado sobre todo haciendo reportajes en las zonas más conflictivas del mundo. Bulgaria era el refugio donde me retiraba entre tormenta y tormenta. ¡Descansar sobre la arena del mar Negro y pescar algunos de sus peces tiene un extraordinario efecto terapéutico! En el ajetreado mundo en el que era obligado trabajar para los editores y directores de periódicos, la tranquilidad de Bulgaria se revestía con una cualidad poco común, que, sin duda, merecía una investigación y reflexión propias”.

“Con los años se ha hecho evidente -prácticamente bajo mis propios ojos- que una nueva generación, con nuevos ideales, estaba forjando el futuro del país. Niños cuyas cabezas estaba acostumbrado a acariciar y cuyos padres eran, en su mayoría, de origen muy humilde, se habían convertido en jefes de departamentos del gobierno, diplomáticos, médicos, científicos nucleares, expertos en cibernética. Los pueblos y más tarde las ciudades se volvieron irreconocibles. El antiguo axioma marxista sobre los trabajadores de que “no tenían nada que perder, salvo sus cadenas” había perdido su significado. Es cierto que esto también vale para la mayoría de los países desarrollados. Sin embargo, cuando visité por primera vez Bulgaria, el país era de los menos desarrollados entre los países reconocidamente subdesarrollados de la península balcánica. Los “grilletes” fueron reemplazados gradualmente por los privilegios de una vida digna, civilizada y refinada. Había muchas razones para investigar más a fondo que en las arenas y en las aguas del Mar Negro”.
Sigue leyendo

Anuncios