¿Desmentida la versión “oficial” de la masacre de Katyn?

Imagen

 

¿Desmentida la versión “oficial” de la masacre de Katyn? por Grover Furr

Reveladores hallazgos en una fosa común en Ucrania

 

Trabajo de Grover Furr publicado en su página web. Esta versión es ligeramente distinta a la posterior publicada por la revista”Socialism and Democracy” (Vol. 27, nº. 2, págs. 96-129, http://dx.doi.org/10.1080/08854300.2013.795268), al incluír fotografías y dibujos que no aparecen en esta última y algunas variaciones en el texto.

La versión oficial aceptada de la Masacre de Katyn puede consultarse en esta web: http://en.wikipedia.org/wiki/Katyn_massacre. Esta página es rabiosamente anticomunista y antistalinista, por lo que ni intenta buscar la objetividad o la neutralidad, y ni menciona las profundas controversias académicas existentes acerca de esta cuestión. Sólo es útil como resumen breve y preciso de la versión “oficial”. Fue un excelente artículo escrito de Sergei Strygin, publicado en la página web “Pravda o Katyni” (La verdad acerca de Katyn)(1) quien me guió a las nuevas fuentes que aquí expondré. Recomiendo el artículo a todos los que sepan leer ruso.

Entre 2011 y 2012, un equipo de arqueólogos polacos y ucranianos excavó parcialmente en una fosa común situada en la ciudad ucraniana de Volodymyr-Volynski. Los casquillos de balas encontrados demuestran que las ejecuciones tuvieron lugar después de 1941. También se encontraron las insignias de dos policías polacos que hasta el momento se pensaba que habían sido asesinados a cientos de kilómetros por los soviéticos en abril o mayo de 1940. Estos descubrimientos arrojan serias dudas sobre la versión “oficial” o canónica de los hechos que pasaron a la historia como la Masacre de Katyn.

En abril de 1943, las autoridades nazis declararon que habían descubierto miles de cuerpos de oficiales polacos fusilados por los soviéticos en 1940. Afirmaron que descubrieron los cuerpos cerca del bosque de Katyn, en Smolensk (en la Rusia occidental), por lo que pasó a conocerse como la “Masacre de Katyn” cualquier hecho relacionado con ejecuciones o presuntas ejecuciones de prisioneros de guerra en cualquier parte de la URSS.

La maquinaria de propaganda nazi, dirigida por Josef Goebbels, organizó una gran campaña alrededor de este supuesto descubrimiento. Después de la victoria soviética en Stalingrado en febrero de 1943, era obvio para todos que, de no ocurrir algo que dividiera a los aliados, Alemania perdería la guerra inevitablemente. El objetivo evidente de los nazis era provocar la división entre los aliados occidentales y la URSS.

El gobierno soviético, liderado por Iosif Stalin, negó categóricamente la acusación alemana. Cuando el gobierno polaco en el exilio, siempre ferozmente anticomunista y antirruso, colaboró con los esfuerzos propagandísticos nazis, los soviéticos rompieron toda relación diplomática con él, para finalmente establecer una autoridad y un ejército polaco prosoviéticos. En septiembre de 1943, el Ejército Rojo expulsó a los alemanes de la región. En 1944, la Comisión Burdenko realizó un estudio y publicó un informe en el que culpaba a los alemanes de los fusilamientos masivos.

Durante la Guerra Fría, los países capitalistas occidentales defendieron la versión nazi que se había convertido en la versión promovida por el gobierno polaco anticomunista en el exilio. La URSS y sus aliados continuaron culpando a los alemanes de los asesinatos. En 1990 y 1991, Mikhail Gorbachov, Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética y, desde 1988, Presidente de la URSS, declaró que la Unión Soviética, bajo el liderazgo de Iosif Stalin, había fusilado a los polacos. Según la versión “oficial”, los prisioneros polacos fueron confinados en tres campos: Kozelsk, Starobelsk y Ostashkov, y desde allí fueron trasladados a Smolensk, Jarkiv y Kalinin (actualmente Tver), para ser fusilados y enterrados en Katyn, Piatykhatky y Mednoe.(2)

En 1990, 1991 y 1992, tres antiguos agentes de la NKVD fueron identificados e interrogados. Contaron lo que sabían de las ejecuciones de los polacos entre abril y mayo de 1940. Ninguna de las ejecuciones había tenido lugar en el bosque de Katyn, lugar de las exhumaciones alemanas. En 1992, el gobierno ruso dirigido por Boris Yeltsin entregó al gobierno polaco los documentos supuestamente firmados por Stalin y otros miembros del Politburó que, de ser auténticos, demostrarían la culpabilidad soviética más allá de toda duda. La versión oficial asegura que estos documentos fueron encontrados en un “Paquete Cerrado Nº 1″, donde “cerrado” hace referencia al nivel más alto de confidencialidad. Yo llamo a esta documentación “pistola humeante”, ya que tradicionalmente es asumida como la prueba definitiva de la culpabilidad soviética. Sin embargo, no existen pruebas definitivas y unívocas; todas las evidencias, tanto documentales como materiales, pueden ser interpretadas de múltiples maneras.

Desde 1992, el gobierno ruso declararó oficialmente que los dirigentes soviéticos de la época de Stalin eran los culpables de fusilar de 14.800 a 22.000 prisioneros polacos entre abril y mayo de 1940. Esto agradó a los anticomunistas y representó una espina en la garganta de algunas personas favorables a la URSS. Durante años pareció que el asunto estaba definitivamente resuelto. La evidencia parecía clara: los soviéticos habían fusilado a los polacos.

Yo también pensaba que el asunto estaba cerrado. Aunque admito que albergaba ciertas dudas, especialmente porque aceptar la culpabilidad soviética implicaba que la campaña de propaganda nazi y su informe oficial de 1943 eran totalmente honestos. Goebbels y Hitler eran conocidos por su concepto de la “Gran Mentira”, que establecía, en parte, que uno nunca debe decir la verdad (3). Pero estas dudas permanecían en mi subconsciente hasta, como mucho, 1998, cuando fui a la Sala Eslava de la Biblioteca Pública de Nueva York, un lugar que había visitado a menudo durante años, para fotocopiar parte de los documentos “pistola humeante”, publicados en la principal revista de historia rusa, Voprosy Istorii, en enero de 1993 (4), y poder así subirlo a mi nueva página web. No lo hice porque descubrí que alguien ya lo había hecho y que yo sólo debía unir sus imágenes, de mejor calidad que las que yo poseía.

En 1995, Yuri Mukhin, en ese momento un desconocido ingeniero metalúrgico, publicó un breve libro titulado “Katynskii Detektiv” (Los misteriosos asesinatos de Katyn). En él asegura que demostró que los documentos “pistola humeante” eran falsificaciones y que la historia de la masacre de Katyn era una invención que buscaba facilitar la destrucción de la Unión Soviética. Durante los años siguientes, esta posición consiguió muchos apoyos de lo que podríamos llamar izquierda nacionalista rusa, gente que apoya la URSS del período de Stalin por sus logros en la industrialización y en la derrota de los nazis. A partir de entonces, Mukhin y otros publicaron más libros de investigación que buscan refutar la versión “oficial” que culpa a los soviéticos.

Desde mediados de los 90´s, por consiguiente, la Masacre de Katyn pasó a ser objeto de una feroz disputa partidista. Por una parte, los círculos anticomunistas y su negativa a aceptar cualquier duda sobre la culpabilidad de la Unión Soviética, de Stalin y de sus principales asesores. Lo mismo sucede en el mundo académico occidental, donde debatir sobre el tema y cuestionar minimamente la culpa soviética es simplemente “extremista”, no se tolera.

Mientras, los defensores rusos de la URSS y de Stalin continúan su asalto a la historia “oficial” recabando pruebas para demostrar que fueron los nazis quienes fusilaron a los oficiales polacos. Algunas de estas investigaciones llegaron a la conclusión de que los soviéticos fusilaron a algunos prisioneros polacos (oficiales y otros) y los nazis, después de invadir la URSS, capturaron y fusilaron al resto de prisioneros polacos. Creo que un escenario como este último es el más probable y explicaré las razones al final de este artículo.

En los últimos 7 años se han producido impresionantes avances en la investigación del caso Katyn. Junto con documentación relacionada con la disputa académica, he intentado resumirlos en una página web que llamo “The Katyn Forest Whodunnit” (El misterio del bosque de Katyn) (5). Creo que es la única fuente en inglés donde se puede acceder a esta controversia de una manera que pretende ser objetiva.(6)

En octubre de 2010, una investigación fiable llegó a la conclusión de que los documentos “pistola humeante” eran falsificaciones. Esta era la posición de muchos comunistas y nacionalistas de izquierda rusos desde la publicación del libro de Mukhin en 1995. Los materiales presentados en octubre de 2010 por el miembro de la Duma Victor Iliukhin, son la prueba más sólida hasta hoy de que estos documentos podrían ser falsificaciones. (Para más información acerca de estos documentos consultar mi página web “The Katyn Forest Whodunnit”).

Entonces, dejando al margen los documentos “pistola humeante” del “Paquete Cerrado Nº 1”. ¿Qué otras pruebas existen de que los soviéticos fusilaran entre 14.000 y 22.000 polacos como dice la versión “oficial” de la Masacre de Katyn?

Básicamente, hay dos tipos de pruebas:

1. Las confesiones de los tres antiguos agentes de la NKVD: Petr K. Soprunenko, Dmitri S. Tokarev y Mitrofan V. Syromiatnikov. Las confesiones son lo suficientemente contradictorias para no reforzar la versión “oficial”. Ninguno de ellos estaba en el bosque de Katyn, el lugar donde los alemanes descubrieron 4.000 cadáveres de prisioneros de guerra polacos en 1943, y ninguno de ellos sabía nada de este sitio, el más famoso de entre los que se agrupan bajo el nombre de “la Masacre de Katyn”. Quizás esta sea la razón por la que estas confesiones son tan difíciles de encontrar. Es más, aún siendo confesiones originales en ruso, sólo están disponibles en la traducción polaca. Los originales nunca se publicaron. Por lo que no podemos saber las palabras exactas de los antiguos agentes de la NKVD.

Los tres hombres fueron amenazados con acciones legales si no “decían la verdad”, y fueron informados de que ya se había demostrado la culpabilidad soviética. Por lo tanto, es posible que por miedo a persecuciones dieran respuestas que sabían que agradarían a sus interrogadores. Muchas de las preguntas eran capciosas. Por supuesto, esto es bastante común en la investigación criminal. Pero parece que las confesiones de estos tres ancianos no fueron totalmente voluntarias.

Publiqué escaneada la versión polaca de estas confesiones en la web anteriormente citada (7). Es significativo que nadie haya hecho esto antes. Sin embargo, no voy a analizar en este artículo estas interesantes y problemáticas confesiones.

2. La otra categoría de pruebas son las referidas a la abundante documentación de “tránsito” o de “envío” relativa al traslado, en 1940, de los prisioneros de guerra de Kozelsk, Starobelsk y Ostashkov a otras regiones. Estos registros de traslados son el tema de este artículo.

ImagenFigura 1. Mapa de 1939 que muestra los lugares mencionados en la versión “oficial”. Las flechas van desde los campos de prisioneros (Ostashkov, Starobielsk y Kozelsk) hacia las ciudades (Kalinin/Tver, Kharkiv y Smolensk), según los documentos de los traslados. También se muestran las fosas próximas de Mednoe, Piatykhatky y Katyn, así como la de Volodymyr-Volynski, situada a unas 800 millas de Kalinin/Tver y Mednoe. (Mapa dibujado por Victor Wallis según la información proporcionada por el autor)

Estes traslados de prisioneros aparecen normalmente bajo el epígrafe “transporte a la muerte”. El libro “Katyn: A Crime Without Punishment” de Anna M. Cienciala, Natalia S. Lebedeva y Wojciech Materski (Yale University Press 2007) es el relato académico definitivo en inglés de la versión “oficial”. En el libro utilizan las siguientes expresiones para referirse al traslado de prisioneros (subrayado por G.F.):

· El transporte a la muerte final abandonó Kozielsk….
· El último transporte a la muerte abandonó Ostashkov rumbo a Kalinin (Tver) el 19 de mayo…
· … listas de los enviados fuera de los campos para ser fusilados (doc. 62)…
· … e informar del número de enviados a su muerte (doc. 65).

Cienciala, redactora del libro, agregó todo el léxico relacionado con las ejecuciones. En la exposición de los documentos, ninguno de ellos menciona las palabras ejecuciones, fusilamientos, asesinatos, muerte, etc., en absoluto. Cienciala añade continuamente estas palabras para recordales a los lectores que, en su interpretación, estos prisioneros eran transportados a lugares para ser ejecutados. He aquí algunos ejemplos (subrayado por G.F.):

· Fueron trasladados a prisiones de la NKVD… para ser fusilados allí. (154)
· …igual que la orden de los transportes a la muerte. (156)
· La primera lista de víctimas enviadas a su muerte (157)
· La entrega de las listas para el envío de los prisioneros a su muerte (159)
· La orden de Beria del 4 de abril de 1940 señala el objetivo de exterminar no sólo a los oficiales y policías… (160)
· Este es el primero de muchos informes de Dmitry Tokarev, jefe de la NKVD del oblast de Kalinin, para su “puesta en práctica”, es decir, el asesinato (162)
· Las instrucciones de Soprunenko a Korolev del 6 de abril de 1940 eran, de hecho, una lista de muerte (163)
· El envío de los prisioneros de guerra a su muerte (175)
· Ese informe del 11 de abril a Kozelsk muestra que 1.643 oficiales fueron asesinados en nueve días. (175)
· ... el estado de ánimo de los prisioneros cuando, sin darse cuenta, eran enviados a la muerte. (176-177)
· La mayoría de los prisioneros enviados al campo de Yukhnov… no fueron incluidos en las listas de  muerte por varias razones… (183)
· El 3 de mayo, la UPV, junto con el 1er. Departamento Especial de la NKVD, y con la ayuda personal de Merkulov, tramitaron los casos de 14.908 prisioneros y enviaron las comunicaciones –sentencias de muerte– de 13.682. (187)
· …es probable que simplemente firmaran o sellaran los “Protocolo Kobulov” (doc. 51) con las sentencias de muerte ya escritas (187)
· Este informe proporciona el número de listas con nombres recibidas en el campo y el número de prisioneros enviados desde el campo de Kozelsk a su muerte entre el 2 de abril y el 11 de mayo… (190)
· Un informe enviado a Soprunenko muestra el número de personas destinadas a la ejecución en función de las listas recibidas… (193)
· Una de las últimas ejecuciones de prisioneros de guerra del campo de Ostashkov tuvo lugar el 22 de mayo de 1940. (200)
· Los prisioneros de Ostashkov seguían siendo ejecutados ese día… (200)

Cumple señalar que ni uno solo de los documentos habla en absoluto de ejecuciones. De hecho, el Documento 53 citado por Cienciala declara explícitamente que los prisioneros eran siendo enviados a campos de trabajo.

6) El adjunto al Comisario del Pueblo de Asuntos Internos de la URSS, Comandante de la División Cam. Chernyshov, enviará en el plazo de diez días, desde las prisiones de la NKVD en la RSS de Ucrania hasta dinstintos campos de trabajo de la NKVD en la URSS, 8.000 prisioneros condenados, incluyendo 3.000 de las prisiones de Kiev, Kharkov y Kherson. (Doc. 53, página 155, subrayado por G.F.)

Todos los documentos que Cienciala reproduce o menciona en la segunda parte del libro tratan del traslado de prisioneros de un campo a otro. Ni uno solo de ellos hace referencia a ejecuciones, fusilamientos, asesinatos, etc. Estos términos los añade Cienciala, siguiendo la práctica de los estudiosos polacos y rusos que promueven la versión “oficial”.

Es cierto, por supuesto, que la ausencia de referencias a los asesinatos no prueba nada sobre la suerte de las personas transladadas. Lo que importa en el debate de Katyn son las fechas de los translados y sus destinos.

Cienciala afirma que, salvo unos pocos casos, todos los prisioneros polacos que fueron trasladados en 1940 de los tres campos tenían como destino la ejecución. Se asume que estas ejecuciones tuvieron lugar entre abril y mayo de 1940. La versión “oficial” de la Masacre de Katyn dice simplemente que todos los documentos sobre la evacuación de todos los prisioneros polacos de los campamentos en abril de 1940, en realidad significaban enviarlos a todos a la muerte. Pero esta idea fue impugnada por un reciente descubrimiento.

Jósef Kuligowski

En mayo de 2011, la prensa polaca informó del hallazgo en Volodimir-Volinski de una placa de metal numerada, identificada por un equipo de arqueólogos de Ucrania como perteneciente a un policía polaco, Jósef Kuligowski, que hasta ese momento se pensaba que había sido ejecutado por la NKVD en Kalinin (actualmente Tver), Rusia, y que fuera enterrado con otras víctimas en Mednoe, en las afueras de la ciudad (8).

¡¿Hubo también personas de la Lista de Katyn asesinadas en Grodzisk, en Vołodimir-Vołinski?! Eso es lo que indica la placa de Policía Nacional con el número 1441 encontrada por los arqueólogos ucranianos. Como nos ha informado Piotr Zawilski, director del Archivo Nacional en Lodz, la placa con ese número pertenecía al agente de policía Jósef Kuligowski, de la IV comisaría de Lodz. El número de placa nos dice que fue emitida en mayo de 1939. El nombre del guardia figura en una de las listas del campo de Ostashkov. Hasta ahora se pensaba que había sido asesinado en Kalinin y que yacía en Mednoe. ¿Cómo explicar que la placa de Jósef Kuligowski haya sido encontrada en Volodimir-Volinski? ¿Fue asesinado en Kalinin o en Volodimir? (9)

La narración continúa con la identificación de Kuligowski como una de las personas que se creía que fuera asesinada como parte de la Masacre de Katyn. El descubrimiento provocó un intenso debate en la prensa polaca sobre la relación entre la Masacre de Katyn y este lugar próximo a la ciudad ucraniana de Volodimir-Volinski(10). En ese momento nadie dudaba de que se trataba de un lugar donde la NKVD llevaba a cabo asesinatos (11). La prensa ucraniana informó también de las excavaciones dando por sentado que la NKVD fuera responsable de los asesinatos, como lo contaba el periódico online Tyzhden el 4 de octubre de 2011 (12).

Y aunque todavía no existe una versión oficial de quiénes eran esas personas y por qué fueron fusiladas, los estudiosos creen que fueron víctimas de la NKVD en 1941. Ciudadanos polacos, militares y civiles, la clase acomodada. Esto es lo que sugieren los restos encontrados en el lugar de las ejecuciones.
Hay dos insignias de oficiales de la policía polaca y, puesto que están numeradas, sabemos a quiénes pertenecían: a Josef Kuligowki y Liudvig Maloveiskiy, ambos de Lodz. Según los documentos de la NKVD, uno de ellos recibió un disparo en Kalinin (Tver), y el otro en Ostashkov, cerca de Kharkov.

El funcionario entrevistado, Oleksei Zlatohorskyy, continúa teorizando que los soviéticos dispararon a todas esas personas, familias enteras incluidas, al no poderlos evacuarlos a tiempo delante del avance alemán en 1941. Afirmó que muchos de los restos encontrados en la fosa eran polacos:

La mayoría de los objetos tenían señales de identificación de Polonia u otros países de la Europa occidental: una fotografía del mariscal Edvard Rydz-Smigly, peines de mujer, un bote de medicina con la inscripción “Varsovia” en el tapón, una lata con inscripciones en polaco, un bote de perfume, tenedores y cucharas de plata… Y vimos dentaduras con reparaciones muy costosas, que sólo unos pocos ricos podían permitirse. Creo que era la élite del Estado polaco.

Tyzhden cita a Andrzhei Kola, profesor de arqueología de la Universidad Nicolai Copernicus de Torun (Polonia), quien deja ver su incertidumbre respecto a quiénes fueron los asesinos:

Pienso que en este asunto tenemos más preguntas que respuestas. ¿Quiénes fueron los asesinos? Si fueron los hitlerianos, ¿por qué el lugar está tan desordenado? ¿Por qué todo parece caótico, descuidado? ¿Por qué no está organizado en función de la cultura de la muerte que profesaban los alemanes? ¿Por qué no arrancaron los dientes de oro y no cogieron otros objetos de valor? Según la manera de actuar de los alemanes, esto tendría un aspecto completamente distinto: orden. Un pelotón de fusilamiento, disparos cara a cara… Así que todo apunta a que los asesinatos fueron probablemente cometidos por agentes de la NKVD. Pero sólo podremos llegar a una conclusión definitiva cuando investiguemos todo el perímetro del asentamiento. (13)

En noviembre de 2012, los miembros polacos de un equipo arqueológico mixto ucraniano-polaco emitieron un informe escrito de estas excavaciones. En la fosa común Nº 1, durante 2011, fueron exhumados y examinados 367 cadáveres, mientras que en 2012 la cifra fue de 232. También se determinó la ubicación de muchas más fosas comunes. Al respecto del hallazgo de la placa de Kuligowski, el informe dice lo siguiente:

Era la placa 1441 de la Policía Nacional polaca, que perteneció a: Agente de la Policía Nacional Jósef Kuligowski, hijo de Szczepana y Jósefy Sadurskich, nacido el 12 de marzo de l898 en Strych. Ingresó en el ejército polaco el 20 de junio de 1919. Participando en la guerra de 1920, destacó en la Batalla de Mariampol, el 24 de mayo de 1920. Entró en la policía en 1921, sirviendo inicialmente en la región de Tarnopol. A partir de 1924, y durante muchos años, permaneció en Lodz. En agosto de 1939 […] aparece en la lista de trasladados de la NKVD, […] “Ksiega cmentarna Miednoje” (Registro del cementerio de Mednoe), tomo 1, Varsovia 2005, p. 465. La placa fue trasladada al museo local. (14)

ImagenPlaca del agente de policía Jósef Kuligowski desenterrada en Volodymir–Volynski

Esta es la entrada de Kuligowski en el tomo uno del “Registro del Cementerio de Mednoe”: [16]

Imagen

Kuligowski fue capturado por el Ejército Rojo en algún momento posterior al 17 de septiembre de 1939, cuando las tropas soviéticas entraron el este polaco para evitar que el ejército alemán se estableciera cientos de kilómetros más cerca de la frontera de la URSS anterior a 1939. Estuvo recluido en el campo para prisioneros de guerra de Ostashkov en el oblast de Kalinin, ahora llamado Tver. En abril de 1940, junto con otros prisioneros, fue trasladado de Ostashkov a la ciudad de Kalinin. A partir de este punto no tenemos más información sobre él.

Kuligowski es considerado como una de las víctimas de la “Masacre de Katyn”. Lo que se supone que es el registro de su traslado, con la palabra “Mord” (Asesinato) añadida, aparece en una web polaca oficial sobre Katyn. (15)

Imagen

Como señaló la prensa polaca el 25 de mayo de 2011, el nombre de Kuligowski aparece en la lista de prisioneros traslados de Ostashkov reproducida en el relato oficial de Jedrzej Tucholski, publicado en 1991 (16). Kuligowski aparece también en otra lista reciente de las víctimas polacas de Katyn (17). Naturalmente, el registro original ruso de prisioneros trasladados, disponible en el libro de Tucholski “Mord w Katyniu“, no contiene la palabra “Mord”.

La responsable polaca de las excavaciones y autora del informe, Dra. Dominika Sieminska, determinó que las víctimas enterradas en la fosa común en la que se encontró la placa fueron asesinadas despues de 1941: (18)

Puedo confirmar con certeza, que los crímenes no tuvieron lugar antes de 1941“.

Pudieron determinar la época mediante la datación de los casquillos de bala encontrados en las fosas. Casi todos ellos son de 1941.

Algunos de los cuerpos fueron dispuestos siguiendo el modo conocido en alemán como Sardinenpackung (“Lata de sardina”); (19) el método favorito del Obergruppenführer (20) Friedrich Jeckeln, comandante de uno de los Einsatzgruppen, equipos de exterminio cuya labor era llevar a cabo las ejecuciones en masa. La fotografía de los cuerpos en la fosa Nº 1 muestra esta disposición de los cuerpos. (21)

ImagenJeckeln durante la guerra (Izq.); prisionero de los soviéticos (Der.) Fue juzgado y ejecutado por crímenes de guerra en Riga, Républica Socialista Soviética de Letonia, en 1946.

ImagenFormación “lata de sardina”. Foto de la fosa Nº 1 de la excavación en Vladimirr-Volinski

Además, una gran parte de los cuerpos de las fosas eran de niños. Los soviéticos no ejecutaban niños. Esto es una evidencia con peso de que fue obra de los alemanes y no de los soviéticos. Tal conclusión está confirmada por la investigación reciente de otros estudiosos ucranianos. Basándose en las pruebas de los juicios a los criminales de guerra alemanes, testimonios de supervivientes judíos y las investigaciones de los historiadores polacos Ivan Katchanovski y Volodymyr Musychenko sobre ejecuciones masivas de polacos cometidas por nacionalistas ucranianos, llegaron a la conclusión de que los cuerpos enterrados corresponden principalmente a judíos, pero también a polacos y “activistas soviéticos”. Katchanovski concluye que las autoridades ucranianas buscaron culpar a la NKVD soviética para ocultar así la culpabilidad de unos nacionalistas ucranianos considerados héroes en la actual Ucrania, incluso en la propia Volodimir-Volynski. (22)

Sin embargo, independientemente de qué parte es culpable de las ejecuciones en masa, lo cierto es que Kuligowski fue efectivamente trasladado del campo de prisioneros de Ostashkov a Kalinin en abril de 1940, pero no fue fusilado hasta principios de 1941. Y esto significa que las listas de trasladados, presuntamente listas de víctimas enviadas fuera para ser fusiladas, no lo eran en absoluto. Kuligowski fue trasladado en abril de 1940 por los soviéticos no para ser fusilado, sino por alguna otra razón. Permaneció vivo probablemente hasta ser capturado y ejecutado por los alemanes, posiblemente en la segunda mitad de 1941, e incluso, un poco más tarde. Por otra parte, Volodimir-Volinski se encuentra a 800 millas de Kalinin (Tver).

Esta es la deducción más importante de este descubrimiento, necesaria para comprender la Masacre de Katyn: El hecho de que el nombre de un prisionero de guerra polaco aparezca en una de las listas de traslados soviéticas ya no puede ser asumida como prueba de que su destino era la ejecucióna mano de los soviéticos.

Ludwik Małowiejski

Hay pruebas de que más prisioneros de guerra polacos están enterrados en esas mismas fosas masivas, por lo que fueron ejecutados al mismo tiempo por los alemanes entre 1941 y 1942. En la fosa Nº 2 se encontraron una hombrera de un uniforme de policía polaco y varios botones militares polacos. (23)

La prensa polaca informó en septiembre de 2011 que la placa policial 1099/II, perteneciente al agente superior de policía (starszy posterunkowy) Ludwik Małowiejski, fuera encontrada en las fosas comunes de Volodimir-Volinski.(24) Siempre se asumió que, como Kuligowski, Malowiejski era una víctima de la Masacre de Katyn, cuyo cuerpo fue enterrado en una fosa común en Mednoe, cerca de Kalinin, donde –se presupone– fueron enterradas otras víctimas de Katyn fusiladas por la NKVD en 1940. El nombre de Małowiejski aparece también en la reciente lista de víctimas de Katyn(25). Se incluye, como Kuligowski, en el Registro del Cementerio de Mednoe, concretamente en la página 541 del volumen 2:

ImagenAl registro de su traslado se añadió la palabra “Mord”, al igual que con Kuligowski, en la misma web oficial polaca sobre Katyn: (26)

Imagen

Como Kuligowski, el nombre Małowiejski también está en la lista rusa de prisioneros enviados fuera del campo de Ostashkov (27).

En 2011 todavía se asumía que las fosas comunes de Volodimir-Volynski eran las de las víctimas de la NKVD soviética. Por lo que esta evidente discrepancia sobre el lugar de entierro de una de las víctimas recibió poca atención. Pero desde entonces, el equipo de arqueólogos polacos fechó definitivamente los sucesos como muy pronto en 1941, y sostiene que es un lugar de asesinatos en masa de la SS Einsatzgruppen, lo que significa a finales de 1941 o ya en 1942. Implica también que Kuligowski, Małowiejski y quizás muchos más fueron asesinados por los alemanes en 1941, y no por los soviéticos en 1940.

El artículo de Sergei Strygin citado en la nota 1 incluye fotografías de las lápidas de Kuligowski y Małowiejski en el Cementerio Conmemorativo de Mednoe. Estas, como el resto de miles de lápidas del lugar, reflejan la suposición de que las “listas de traslados” eran realmente “listas de ejecutados”, algo que el descubrimiento en Volodimir-Volynski demuestra que es falso. Hoy es evidente que ninguno de los dos está enterrado en Mednoe. Ahora la pregunta es: ¿Alguno de los prisioneros de guerra polacos cuyas lápidas están junto a las de Kuligowski y Małowiejski, está enterrado allí? Actualmente no existe ninguna razón para pensar que es así.

ImagenLápidas de Kuligowski y Małowiejski en el Cementerio de Mednoe. Según el artículo de Strygin citado en la nota 1, ninguno de ellos está enterrado allí.

¿A dónde nos lleva todo esto?

Entonces, ¿a dónde nos conduce esto? Por “nos” me refiero a los investigadores fascinados por la incertidumbre y la disputa política de lo que yo llamo “Misterio del bosque de Katyn”, teniendo en cuenta el reto que representan todas las pruebas contradictorias. ¿Qué implicaciones tienes esto para la gente deseosa de conocer la verdad sin importar cuál sea esta, “caiga quien caiga”?

Brevemente, creo que el estado de la cuestión actualmente es el siguiente:

-No hay pruebas de que los más de 14.000 prisioneros de guerra polacos que fueron trasladados fuera de los campos entre abril y mayo de 1940 fueran realmente enviados a la  muerte. Tal conjetura fue una de las más apoyadas por la versión “oficial” de la Masacre de Katyn. Ahora debe ser rechazada. Ya que Kuligowski y Małowiejski aparecían en las listas de traslados y sobrevivieron hasta ser fusilados por los nazis en 1941, con el resto pudo pasar otro tanto. No hay bases para creer que sólo unos pocos prisioneros de guerra polacos no fueron fusilados por los soviéticos entre abril y mayo de 1940 y que, por casualidad, dos de este grupo fueron identificados. Más bien, lo probable es que la mayoría de los prisioneros de guerra polacos no fueran fusilados por los soviéticos, sino que permanecieron en manos de los soviéticos hasta ser capturados y fusilados por los nazis en algún momento después de mediados de 1941.

– Los documentos “pistola humeante” del “Paquete Cerrado Nº 1″ constituyen la base de la suposición de que todos los prisioneros de guerra que salieron de los campos tenáin como destino su ejecución. El hecho de que no hubiese ningún traslado entre abril y mayo de 1940 es una razón más para sospechar que estos documentos pueden ser falsificaciones, como algunos llevan defendiendo desde hace mucho tiempo.

– Las confesiones de Soprunenko, Tokarev y Syromiatnikov, los tres testigos de la NKVD, sugieren que esta ejecutó a algunos polacos. Sus testimonios son inconsistentes, como es de esperar en los recuerdos de acontecimientos de hace 50 años en hombres de 80. Es más, testificaron bajo amenaza de procesamiento penal y puede que elaboraran sus declaraciones con el fin de complacer a sus interrogadores. Pero, incluso los investigadores que sostiene que los alemanes fueron quienes fusilaron a los polacos, cuyos cuerpos fueron desenterrados por los alemanes en Katyn entre abril y junio de 1943, no reconocen que los soviéticos no fusilaron a ningún polaco.

– La Fiscalía Rusa anunció en 2004 que había archivado la investigación penal por entender que no existían pruebas de que se hubiese cometido un crimen. Este anuncio forma parte de la siguiente declaración subida el 7 de abril de 2011 a la web de la Fiscalía:

El 21 de septiembre de 2004, la causa penal contra agentes de la NKVD por la comisión de un delito tipificado en la sección “b” del Art. 193-17 del Código Penal de la RSFSR (1926), es decir, abuso de poder, que se manifiesta en la decisión ilegal de fusilamiento de 14.542 ciudadanos polacos, fue archivada en base al parráfo 1 de la sección 4, apartado 1, artículo 24 del Código de Procedimiento Penal de la Federación Rusa, por ausencia de delito.

Por lo anterior, parece que la investigación concluyó que no hubo delito. Pero según la diferente interpretación de Cienciala, la conclusión es que “a nadie se le imputó el delito”. El escrito del Fiscal dice claramente que no hubo delito. No obstante, funcionarios rusos, incluido el presidente Putin y el primer ministro Medvedev, continúan afirmando que los soviéticos fueron los culpables del asesinato de todos los polacos.

El descubrimiento de Volodimir-Volynski demuestra que las “listas de traslado” no son “listas de ejecución”. Realmente, no son más que lo que parecen ser, listas de prisioneros de guerra polacos trasladados a otro lugar por alguna razón. Algunos de estos prisioneros trasladados es posible que fuesen procesados y fusilados por los soviéticos. Pero otros, como Josef Kuligowski y Ludwik Małowiejski, no fueron trasladados para su ejecución. Fueron trasladados por algún otro motivo. Lo más probable es que fueron llevados a un campo de trabajo como indica el Documento 53, p. 155 en Cienciala et al.

La Comisión Burdenko

Los hechos son: que aparezca el nombre de un prisionero de guerra polaco en una “lista de trasladados” no significa que fuese ejecutado por los soviéticos entre abril y mayo de 1940 o, de hecho, en cualquier momento. Esto nos obliga a leer más de cerca el Informe de la Comisión Burdenko de enero de 1944, que contiene la siguiente información sobre los materiales que se encontraron en un cuerpo enterrado en la fosa Nº 8 en Katyn:

4. Cuerpo nº 46: Recibo (número ilegible), con fecha de 16 de diciembre de 1939, del campo de Starobelsk registrando la recepción de un reloj de oro de Wlodzimierz Rudolfovich Araszkewicz. En el dorso del recibo aparece anotada la fecha de 25 de marzo de 1941, indicando que el reloj fue vendido en una joyería.

6. Cuerpo nº 46: Recibo fechado el 6 de abril de 1941, emitido por el Campo Nº 1-ON, registrando la recepción de 225 rublos por parte de Araszkewicz.

7. Mismo cuerpo. nº 46: Recibo fechado el 5 de mayo de 1941, emitido por el Campo Nº 1-ON, registrando la recepción de 102 rublos por parte de Araszkewicz (28).

Włodzimierz Araszkiewicz aparece en la lista de las víctimas polacas de Katyn, y también en la de Adam Mosziński, Lista Katyńska (GRYF, Londres 1989) (29). El nombre de su padre, Rudolf, aparece en el registro de traslados: (30)

Imagen

Las contradicciones son bastante habituales en estas listas polacas. Moszinski, Lista Katyńska, sitúa a Araszkiewicz en el campo de Starobelsk, mientras que el registro de arriba lo incluye en el campo de Ostashkov, ¡y a Tucholski tanto en Kozelsk como en Ostashkov! (31). A continuación, el recordatorio de Araszkiewicz, en la página 11 del Volumen 1 del “Registro del Cementerio de Mednoe”.

Imagen

Según el informe del Campo Nº.1-ON de la Comisión Burdenko, el origen del recibo encontrado en el cuerpo nº 46 a nombre de Araszkiewicz, fue uno de los tres campos de trabajo llamados Nº 1-ON, 2-ON y 3-ON, donde “ON” significa “osobogo naznacheniia” (“asignación especial”). Estos campos estaban cerca de Smolensk. La “asignación especial” era la construcción de carreteras.

La Comisión Especial estableció que, antes de la toma de Smolensk por los alemanes, los prisioneros de guerra polacos, oficiales y soldados, trabajaron en el distrito occidental de la región construyendo y reparando carreteras. Estos prisioneros fueron capturados en los tres campos especiales llamados: Campo Nº 1-O.N., Campo Nº 2-O.N. y Campo Nº 3-O.N. Estos campos estaban ubicados a una distancia de entre 25 y 45 kilómetros al oeste de Smolensk.

El relato de los testigos y las pruebas documentales indican que después del inicio de las hostilidades, teniendo en cuenta la situación creada, los campos no pudieron ser evacuados a tiempo y todos los prisioneros de guerra polacos, así como algunos guardas y demás personal de los campos, cayeron prisioneros de los alemanes. (Comisión Burdenko, p.229).

Conforme a la versión “oficial”, este relato tiene que ser falso, forma parte de un supuesto encubrimiento soviético. Los nazis comenzaron su campaña de propaganda sobre Katyn el 15 de abril de 1943 (32). En enero de 1944, el asunto de Katyn ya era conocido publicamente desde había nueve meses, tiempo suficiente como para que los soviéticos ideasen una versión falsa.

Sin embargo, en su primera respuesta del 16 de abril de 1943, los soviéticos ya habían afirmado que los militares polacos estaban destinados a diferentes tareas de construcción en la zona de Smolensk.

El comunicado de los fascistas alemanes no deja lugar a dudas sobre el trágico destino de los prisioneros de guerra polacos, quienes en 1941 se dedicaban a trabajos de construcción en la zona oeste de Smolensk y quienes, junto con muchos civiles soviéticos residentes en el oblast de Smolensk, cayeron en las garras de los asesinos fascistas alemanes durante el verano de 1941, después de la retirada de las fuerzas soviéticas de la región de Smolensk. (33)

Basicamente es la misma afirmación que la Comisión Burdenko haría nueve meses más tarde. Pero el 16 de abril 1943 nadie sabía exactamente lo que los alemanes harían o dirían. Nadie sabía que Katyn se iba a convertir en una enorme campaña de propaganda alemana. La similitud entre la afirmación soviética del 16 de abril de 1943 y el informe de la Comisión Burdenko nueve meses después, es, por lo tanto, significativa, al igual que si no tuviesen parecido alguno. Por lo que es probable que fuesen ciertas.

El informe de la Comisión Burdenko menciona otros documentos similares encontrados también en otro cuerpo enterrado en Katyn. es el caso de Edward Levandowski.

3. Cuerpo nº 101: Recibo con el nº 10293 fechado el 19 de diciembre de 1939, emitido por el campo de Kozelsk informando de la recepción de un reloj de oro de Eduard Adamovich Lewandowski. En el dorso del recibo está anotada la fecha del 14 de marzo de 1941, sobre la venta de este reloj a un comercial de joyas…

8. Cuerpo nº 101: Recibo fechado el 18 de mayo de 1941, emitido por el campo Nº 1-ON, informando de la recepción de 175 rublos de Lewandowski.

Edward Lewandowski, hijo de Adam, está también en la de Moszinski, Lista Katyńska (34) y en la de Tucholski (p.317 col 2; p.891 nº 35). Esta vez no hay contradicciones, todas las fuentes lo sitúan en Ostashkov y no en ninguna zona allegada a Smolensk o Katyn. También se dice que fue “asesinado” en Kalinin, el destino de la mayoría de los traslados desde Ostashkov. Aquí está su homenaje en el “Registro del Cementerio de Mednoe”, (Volumen 1, p.498):

Imagen

Por su parte, la Comisión Burdenko afirmaba haber encontrado su cuerpo en Katyn, junto con documentos fechados en diciembre de 1939 de Kozelsk y de mayo de 1941 del mismo campo Nº 1-ON, cerca de Smolensk, ambos a nombre de Araszkiewicz. (35)

Imagen

El informe de la Comisión Burdenko también menciona el siguiente hallazgo:

9. Cuerpo nº 53: Carta no enviada en lengua polaca dirigida a Irene Kuczinska, en la calle Bagatelia, 15, apartamento 47, Varsovia. Fechada el 20 de junio de 1941. El remitente es Stanislaw Kuczinski. (Comisión Burdenko, p. 246-247).

El nombre de Stanisław Kuczinski aparece en la lista de las víctimas de Katyn. Es un nombre muy común. En el registro que reproducimos a continuación, es el único con ese nombre que aparece en las listas de presos en las que la versión “oficial” dice que murieron en la Masacre de Katyn:

Imagen

Nuevamente se dice que esta persona fue trasladada del campo de Ostashkov al de Kalinin, donde sería “asesinada”, aunque la Comisión Burdenko declaró que encontraron su cuerpo en Katyn. (37)

¿Cómo pueden las listas polacas de Katyn indicar que Araszkiewicz, Lewandowski y Kuczinski fueron asesinados (“Mord”) en Kalinin y enterrados cerca de Mednoe, cuando sus cuerpos fueron desenterrados por la Comisión Burdenko en Katyn? Sólo asumiendo que la Comisión Burdenko mintió al afirmar que encontraron esos cuerpos en Katyn portando documentos de marzo, mayo, y junio de 1941. Pero, esto supondría que los soviéticos tuvieron que ir a Kalinin, desenterrar esos cuerpos y llevarlos a Katyn. O pudieron usar los nombres de tres víctimas que sabían que estaban enterradas en Kalinin y afirmar que habían descubierto sus cuerpos en Katyn.

Pero ¿para qué dar todos estos pasos cuando sería más fácil poner documentación falsa de prisioneros que sabían que fueron ejecutados en Katyn? Después de todo, si los soviéticos fusilaron a todos esos hombres, sabían no sólo quiénes estaban enterrados en Kalinin, sino también en Katyn. Entonces, ¿por qué no usar los cuerpos, o por lo menos las identidades, de tres hombres que realmente fueron enterrados en Katyn? ¿Por qué usaron los nombres de tres hombres enterrados a cientos de kilómetros de distancia?

Ningún historiador objetivo haría semejante suposición. Uno sólo puede asumir que la Comisión Burdenko estaba mintiendo si uno ya tiene la suposición previa de que las listas de traslados eran realmente “listas de la muerte”. Es decir, la segunda hipótesis implica a la primera: una hipótesis basada en otra hipótesis. Si realmente las “listas de traslados” fuesen listas de polacos enviados para su ejecución, entonces podríamos afirmar con seguridad que las afirmaciones de la Comisión Burdenko eran falsas, mentiras para intentar culpar a los alemanes de lo que hicieran los soviéticos. Pero, los descubrimientos en Volodimir-Volynski prueban que las “listas de traslados” no eran listas de personas enviadas para su ejecución. Además, no hay pruebas de que los soviéticos hicieran nada de eso.

Es lógico suponer que la Comisión Burdenko realmente desenterró los cuerpos de Araszkiewicz, Lewandowski y Kuczinski en Katyn (38). Esto significa que estos tres hombres fueron enviados a un campo de trabajo (un campo de asignación especial, como, según la Comisión Burdenko, se llamaban); capturados por los alemanes durante el verano de 1941; fusilados en el bosque de Katyn o en algun de sus campos –apartados entre 25 y 45 km de Smolensk– implicando esta última posibilidad al traslado de los cadáveres a Katyn como parte de la campaña de propaganda nazi para dividir a los aliados. Varios testigos declararon a la Comisión Burdenko que vieron camiones alemanes cargados de cadáveres con dirección a Katyn. (39)

Este es el único escenario que explicaría los hechos teniendo en cuenta los datos que hoy conocemos. Además, un descubrimiento hecho por los propios alemanes refuerza esta opinión. El informe alemán sobre Katyn de 1943 afirma que los siguientes objetos fueron encontrados en las fosas:

eine ovale Blechmarke unter den Asservaten vor, die folgende Angaben enthält
T. K. UNKWD K. O.
9 4 2 4
Stadt Ostaschkow (40)

El texto de la placa original sería, en ruso, algo así:

Т. К. УНКВД К. О.
9 4 2 4
г. Осташков

Una posible traducción al español sería:

Cocina de la Prisión, Dirección de la NKVD, Oblast de Kalinin
[prisionero, o celda, o número de placa] 9 4 2 4
ciudad de Ostashkov (41)

Ninguna de las “listas de traslados” del campo de Ostashkov tenían como destino Katyn o algún lugar próximo a Smolensk. Todas estas listas establecen que los prisioneros polacos fueron enviados a Kalinin. Por lo que la persona enterrada en Katyn que tenía esa placa fue enviada a Kalinin. Pero, obviamente, no fue fusilado allí. La placa fue desenterrada en Katyn. Ya que luego, el propietario de esa placa también fue fusilado en Katyn o en sus cercanías.

Parece que sólo existe una manera de que estos hombres, y muchos más, sin duda, fuesen fusilados y enterrados en Katyn. Tuvieron que ser trasladados desde Kalinin a un campo de trabajo cerca de Katyn, donde los alemanes los capturaron y fusilaron. Esta hipótesis se ajusta al escenario establecido tanto por el Sovinformburo del 16 de abril de 1943, como por el informe de la Comisión Burdenko. También ofrece una confirmación independiente de la principal conclusión de este artículo: que los prisioneros trasladados fuera de los campamentos de prisioneros entre abril y mayo de 1940, no eran enviados a su ejecución.

¿Qué sucedió, realmente?

Los descubrimientos en las fosas comunes de Volodimir-Volynski constituyen un golpe mortal a la versión “oficial” de la Masacre de Katyn. Es algo que nos debería interesar a todos. Katyn fue el crimen más famoso imputado a Stalin y al gobierno soviético. Su denuncia fue la que más base documental acercó. Por ejemplo, hay una gran diferencia con el “Holodomor”, el hambre presuntamente provocada por parte de Stalin entre 1932 y 1933 en Ucrania, para la que nunca se mostró ni una sola evidencia. (42)

Todos los antiguos países del bloque socialista echan mano hoy del cuento de las “atrocidades soviéticas” para justificar las acciones fascistas, antisemitas y pro-nazis que llevaron a cabo combatiendo al lado de los nazis contra la Unión Soviética antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial. Katyn es la piedra angular de la contemporánea extrema derecha polaca nacionalista. Katyn es también la piedra angular de la propaganda anticomunista, contra la Unión Soviética y contra Stalin en general. Hasta ahora, es la atrocidad más conocida y, con mucho, la mejor documentada. Katyn fue la mejor prueba de los “crímenes del estalinismo”. Pero, todo esto ya se ha acabado.

Por lo tanto, ¿qué sucedió realmente? En mi opinión –y aquí estoy siguiendo a una serie de investigadores rusos muy competentes que han concluido igualmente que la versión “oficial” es errónea– los soviéticos ejecutaron a algunos polacos.

Sabemos que, en septiembre de 1939, después de la ocupación oriental de Bielorrusia  y Ucrania, antiguamente Polonia oriental, la NKVD soviética andaba buscando a los polacos involucrados en la guerra de 1920-1921 en la que Polonia había tomado esos territorios de la República Socialista de Rusia, exhausta tras cuatro años de guerra civil, intervención aliada y epidemia de tifus y hambruna (43). Los imperialistas polacos privaron a la mayoría de las poblaciones -bielorrusos, ucranianos y judíos- de muchos de sus derechos nacionales y civiles (44). El gobierno polaco envió “colonos” (osadnicy), la mayoría de ellos antiguos oficiales militares, a “polonizar” las tierras, concediéndoles propiedades y convirtiéndolos en funcionarios y profesores. Polonia reprimió violentamente el movimiento comunista y  las minorías ucranianas, bielorrusas y judías de esas tierras, como hizo en la propia Polonia. Es más, durante la guerra ruso-polaca de 1920-1921, entre 18.000 y 60.000 prisioneros de guerra del Ejército Rojo murieron en el cautiverio polaco. Hay buena documentación de como padecieron un trato brutal, hambre, congelación y como muchos fueron asesinados al instante. (45)

Por lo que es probable que los soviéticos detuviesen y procesasen a algunos prisioneros de guerra y civiles polacos que participaron en estos crímenes. Un gran número de ellos fueron deportados al interior de la URSS (donde muchos sobrevivieron a la Segunda Guerra Mundial, muy lejos de sus antiguos hogares donde los combates y los asesinatos masivos cometidos por nazis y ucranianos (46) fueron los más crueles). Otros debieron haber sido juzgados, encarcelados o ejecutados, o enviados a campos de trabajo.

Es probable que un considerable número de prisioneros de guerra polacos –oficiales, policías y guardias de diversa índole– estuviesen implicados en episodios de represión o atrocidades contra tropas soviéticas, comunistas, sindicalistas, obreros, campesinos o escuelas e instituciones bielorrusas, ucranianas y judías. La Unión Soviética les habría procesado. También es probable que algunos de estos prisioneros fueran condenados a campos de trabajo en areas capturadas después por los alemanes, cuando estos invadieron la URSS en 1941, y posteriormente ejecutados, como Kuligowski y Małowiejski.

Los antiguos agentes de la NKVD Soprunenko, Tokarev y Syromiatnikov declararon que sabían de algunas ejecuciones de prisioneros polacos. Así que no existe motivo para que dudemos de que los soviéticos fusilaran a algunos polacos. Pero los descubrimientos de Volodimir-Volynski prueban que las “listas de traslados” no registraban el envío de prisioneros a su muerte. Queda ahora demostrado que esta idea, que es la base de la versión “oficial” de la Masacre de Katyn, es falsa. Los prisioneros polacos no fueron trasladados para su ejecución cuando los campos fueron cerrados en abril y mayo de 1940.

Presagio que el discurso académico “predominante” de la Masacre de Katyn, el anticomunista, cambiará muy poco. Este discurso, más que por la búsqueda de la verdad, se guía por razones de “corrección política” (motivos políticos). Cuando el discurso académico predominante, anticomunista, mencione los descubrimientos de Volodimir-Volynskiy, será sólo para intentar desdeñarlo. Un ejemplo de tentativas para continuar culpando a la NKVD de las ejecuciones lo tenemos en el informe arqueológico ucraniano que citamos a continuación. Pueden inventarse otros subterfugios. La importancia monumental de estos descubrimientos para una compresión objetiva de este infame acontecimiento histórico será negada a cualquier precio.

Tal vez el informe arqueológico polaco anticipó todo esto al relegar el descubrimiento de la placa de Kuligowski a una nota a pie de página. Podemos considerar un acto de principios, o, incluso valiente, de esta arqueóloga, Dra. Dominika Sieminska, el revelar el descubrimiento de la placa y ofrecer importantes detalles sobre ella en su informe, sin importar la desvalorización que venga de su posición marginal en el texto. Nadie la obligó a incluir esta información, que dirige al lector atento a la contradicción que implican los descubrimientos en Volodimir-Volynskiy en la versión “oficial” de Katyn. Esperamos que la carrera de la Dra. Sieminska no se vea perjudicada por su adhesión a la objetividad científica.

El informe de la parte ucraniana del mismo equipo no menciona el descubrimiento de ninguna placa. Se esfuerza, además, en sugerir que los soviéticos aún podrían ser, de alguna manera, los responsables de las ejecuciones en masa. Llega a rechazar el hallazgo del informe polaco del método de fusilamiento masivo empleado en estas fosas, “lata de sardina”, alegando que ese sistema lo empezaron a utilizar los nazis a finales de 1941 y a principios de 1942. Eso si, no incluyen ninguna prueba que demuestre semejante afirmación.

Además, queremos señalar que este método de ejecución no debería identificarse como el método “lata de sardinas”, del que hablan nuestros colegas polacos. Este método nazi no era utilizado para las ejecuciones en ninguna fosa. Además, comenzó a ser utilizado entre finales de 1941 y principios de 1942 en Riga, lo que no se corresponde cronológicamente con las ejecuciones Volodimir.

El informe ucraniano menciona que los casquillos de bala encontrados eran de 1941, pero para añadir después: “Es sabido que la NKVD usaba armamento alemán en los fusilamientos masivos de ciudadanos polacos” (47).

En las fosas se encontraron casquillos de bala idénticos, la mayoría del calibre 9 mm. Casi todo tienen las marca “dnh” (producido en la fábrica Werk Drulach (48) en Karlsruhe, Alemania) y “kam” (producido en la fábrica Hasag en Skarżysko-Kamienna (49), Polonia) de 1941. Sin embargo, también se encontraron algunos casquillos de bala soviéticos. Todo esto requiere una mayor investigación, ya que no es objetivo afirmar que los disparos fueron obra de los hitlerianos cuando en las fosas se encontraron casquillos soviéticos. Es sabido (incluyendo el fusilamiento de militares polacos en Katyn) que la NKVD usaba armamento alemán en los fusilamientos.

Los detalles de los casquillos de bala, 150 en total, encontrados en la fosa nº 1 aparecen en la nota a pie de página 2, de la página 8 del informe polaco, pero están ausentes en el informe ucraniano:

1. “kam, 67, 19, 41”- 137 unidades; 2. “dnh, *, 1, 41” – 7 unidades; 3. Geco, 9 mm – 1 unidad; 4. łuski bez oznaczeń, 7,62 x 25, wz. 30, produkcja ZSRR – 5 szt.
1. “kam , 67, 19 , 41” – 137 unidades ; 2. “dnh, *, 1, 41” – 7 unidades; 3. Geco, 9 mm. – 1 unidad; 4. Casquillos sin marcas, calibre 7.62 x 25, producido en la URSS en los años 30 – 5 unidades.

Estas marcas de identificación se conocen como “headstamps”. Según el análisis de Sergei Strygin, la inscripción “kam, 67, 19, 41” podríamos explicarla así: “kam” es la fábrica HASAH en Skarżysko-Kamienna, “67” el porcentaje de cobre en la bala, “19” el número de lote, y “41” el año de producción. Por su parte, “dnh,*, 1, 41” sería: “dnh” es la fábrica Durlach, “*” significa que la bala estaba recubierta de latón; “1” es el número de lote y “41” el año de producción. El 96% de las balas encontradas, 141 de 150, eran de fabricación alemana y pueden ser fechadas en 1941. (50)

ImagenClases de casquillos encontrados en las fosas nº 1 y 2

El informe polaco, no el ucraniano, también especifica los casquillos de bala encontrados en la fosa nº 2:

1. “kam, 67. 19, 41” – 205 unidades; 2. “dnh, *, 1, 41” – 17 unidades; 3. casquillos sin marca, calibre 7.62 x 25. wz. 30, producido en la URSS en la década de los 30 – 2 unidades; 4. casquillos “B , 1906”.
 
De los 225 casquillos encontrados en esta fosa, 205 son del tipo “Hasag”, producidos en Alemania en 1941, 17 son del tipo “Durlach”, alemanes de 1941, 2 son de producción soviética de los años 30 sin marcas de identificación, y 1 tiene la inscripción “B 1906” (51). Por lo que el 98,67% de los casquillos de bala fueron fabricados en Alemania en 1941.

Por el contrario, ninguno de los informes ucranianos cita los datos de cada tipo de casquillo o el hecho de que los casquillos alemanes fabricados en 1941 constituyesen la inmensa mayoría de los encontrados. Lo que si aparece en el siguiente párrafo, que presenta ligeras variaciones al citado anteriormente:

En las fosas se encontraron casquillos idénticos, la mayoría de 9 mm. Muchos de ellos tienen la inscripción “dnh” (producido en la fábrica de Werk Durlach en Karlsruhe, Alemania), y “kam” (producido en la fábrica de Hasag Skarżysko Kamienna, Polonia) en 1941. Sin embargo, también se encontraron varios casquillos de bala de modelo soviético. Todo esto requiere de más investigación, ya que no es objetivo afirmar que los fusilamientos fueron cometidos por los hitlerianos cuando se encontraron casquillos de modelo soviético en las fosas. Se conocen ejemplos (incluídos datos sobre fusilamientos de soldados polacos en Katyn) del uso de armamento alemán por parte de los órganos de la NKVD. (52)

La conclusión del informe ucraniano presenta varios problemas. Primero, es un ejemplo de razonamiento circular. Asume que los asesinatos en masa en Katyn, que hasta los alemanes admitieron que se llevaron a cabo con munición alemana, fueron un crimen soviético. Pero esta es la suposición que los descubrimientos de Volodimir-Volynski cuestionan profundamente.

Segundo, asume que incluso la enorme presencia de munición alemana no basta para establecer que los asesinatos fueron cometidos por los alemanes, ya que los soviéticos pudieron usar también munición alemana. Sin duda, esta es la razón por la que el informe ucraniano no informa del número de casquillos y el porcentaje de los producidos en Alemania en 1941. (Los informes ucranianos deberían haber añadido que los alemanes también pudieron emplear munición soviética. Los alemanes capturaron enormes cantidades de armas y municiones soviéticas en 1941).

El informe ucraniano señala que también se encontraron en las fosas cuerpos de mujeres abrazando a sus hijos.

Se observa también que estos muertos a menudo cubrían sus rostros con las manos, o abrazaban a otras víctima (mujeres protegiendo con sus brazos a los hijos).

No hay un sólo ejemplo, en ningún lugar, del fusilamiento de niños por parte de la NKVD soviética.

El arqueólogo ucraniano Oleksei Zlatohorskyy señaló los problemas políticos generados por la identificación de los alemanes como los asesinos por parte de los arqueólogos polacos:

Las imprudentes declaraciones de los arqueólogos polacos acerca de las pertenencias de los cuerpos encontrados en las tierras del castillo de Kazimir Velikii, en Vladimir-Volynski, podrían poner en duda los conocidos crímenes que la NKVD cometió contra oficiales polacos“, dijo el director de la empresa pública “Volyn Antiquities”, Aleksei Zlatohorskyy, en declaraciones a la Gazeta.ua. (53)

Los únicos “crímenes ya conocidos que la NKVD cometió contra oficiales polacos” son los de la Masacre de Katyn, o, para ser más exactos, la versión “oficial” de la Masacre de Katyn. El profesor Zlatohorskyy no explica como el informe polaco “pone en duda” la versión “oficial” de Katyn.

El informe ucraniano citado anteriormente parece ser una breve versión, quizás para Internet, de un escrito más extenso de Zlatohorskyy y dos arqueólogos ucranianos más, S.D. Panishko y M.P. Vasheta. Este informe (Zvit) omite cualquier mención a Kuligowski, Małowiejski o a sus placas. El apéndice incluye fotografías que también se encuentran en el informe polaco. Entre ellas, una fotografía de la hombrera del uniforme de policía polaco y la disposición de los cuerpos en “lata de sardina” en la fosa nº 2. La muy “ordenada” disposición de los cuerpos contradice la descripción que hace el profesor Kola.

El 5 de marzo de 2013 se ha anunciado la inauguración de una exposición sobre este tema en el Museo Histórico de Volodimir-Volynskiy. En el anuncio se dice sólo que en 1997 un grupo de investigadores confirmaron que las víctimas enterradas allí eran polacos fusilados por la NKVD entre 1939 y 1940, y sugiere que esta sigue siendo la conclusión a día de hoy.

La exposición habla de los resultados de los trabajos de exhumación llevados a cabo entre los años 2010 y 2012, revela a los visitantes los tristes acontecimientos del gran castillo de Volhynia y sus horribles crímenes ocultos hoy a los ojos humanos. (54)

Aunque dejemos al margen todas las pruebas de que los alemanes asesinaron a los polacos en Volodimir-Volynskiy, persiste el hecho de que la mayor parte de la munición utilizada era de 1941. La documentación de las “listas de traslados” son de abril y mayo de 1940. Kuligowski y Małowiejski no pudieron ser asesinados antes de 1941. Nadie sugirió que su asesinato fuese en Kalinin y Kharkiv entre abril y mayo de 1940 y que las placas de identificación fueran llevadas a la fosa común de Volodimir-Volynsikiy, a cientos de kilómetros de distancia, y arrojadas en ella.

Kuligowski y Małowiejski, según los datos, fueron trasladados de sus campos para prisioneros de guerra en abril de 1940, como quedó registrado en las listas de traslados soviéticas publicadas por Tucholski en 1991. Pero ninguno de los dos fue trasladado para su ejecución. Fueron asesinados en 1941 en Volodimir-Volynskiy, Républica Socialista Soviética de Ucrania. Según las evidencias ahora disponibles, fueron asesinados por los alemanes. Pero esto no es lo importante para nuestro propósito actual. Lo realmente importante es lo siguiente: es falso concluir que los polacos trasladados fuera de los campos de prisioneros de guerra entre abril y mayo de 1940 fueron enviados a su muerte. Y esto refuta por completo la versión “oficial” de la Masacre de Katyn.

Conclusión

Generalmente, las opiniones de las personas cuyo deseo es conocer la verdad sobre Katyn puede variar mediante las evidencias descubiertas en Volodimir-Volynskiy. Esto sólo es posible si la noticia del descubrimiento de las nuevas pruebas y las implicaciones que esto tiene para la comprensión de los sucesos de Katyn son ampliamente difundidas y comprendidas.

No es algo fácil. Al margen de unos pocos investigadores, lo que la mayoría de la gente aprende de la Masacre de Katyn es la versión “oficial”. Los círculos académicos y políticos ahogan cualquier tentativa de debate sobre Katyn bajo el pretexto de que el asunto está suficientemente demostrado mediante pruebas y, que sólo los excéntricos y comunistas pueden cuestionarlo.

Sin embargo, el simple hecho de querer ahogar la libre discusión y las dudas sobre la versión “oficial” lo que consiguen, realmente, es estimular la curiosidad y el cuestionamiento.

 

Notas:

(1) “’Волынская Катынь’ оказалась делом рук гитлеровцев.”‖[“Volinia y Katyn fue obra de los hitlerianos”]. En http://katyn.ru/index.php?go=News&in=view&id=253

(2) Según la versión “oficial”, un prqueño número de prisioneros polacos fueron enviados a otros campos y no fueron ejecutados.

(3) Hitler describe esta “Gran Mentira” en su Mein Kampf, concretamente en los capítulos 6, “Propaganda de Guerra”, y 10, “¿Por qué colapsó el Segundo Reich?”.

(4) «Секретные документы из особых папок» Вопросы Истории 1993 № 1, p.3-22.

(5) En http://msuweb.montclair.edu/~furrg/pol/truthaboutkatyn.html

(6) Elegí este título porque expresa mi propia incertidumbre y, por lo tanto, mi búsqueda de la objetividad. No sé “quién lo hizo”, los nazis o los soviéticos, los soviéticos o los nazis, y me gustaría saberlo. Por otra parte, me da igual “quién lo hizo”. Si fueron los nazis, es justo lo que hicieron en toda Europa oriental en una escala mucho mayor. Si fueron los soviéticos, debemos tratar de descubrir por qué lo hicieron. No sería algo “endémico al comunismo”, como afirman los anticomunistas. De hecho, parece cada vez más probable que los soviéticos no “lo hicieran”.

(7) Cogí los textos de todas las confesiones, menos de una, del libro oficial polaco Katyń. Dokumenty zbrodni-Tom 2 Zagłada marzec-czerwiec 1940 (Warsaw: Wydawnictwo “Trio”, 1998). Originalmente fueron publicadas por separado. He comparado las versiones originales con estas. Además de estas confesiones, incluyo una entrevista que Syromiatnikov concedió en 1992 a la revista polaca “Jerzy Morawski“. Todo el material está disponible en http://msuweb.montclair.edu/~furrg/research/katyn_nkvd.html

(8) Se puede ver una fotografía de la placa de Kuligowski en http://katyn.ru/images/news/2012-12-29-zheton-1441.jpg y otra con mejor definición en http://msuweb.montclair.edu/~furrg/research/kuligowski_badge_1441.jpg

(9) “Osoby z Listy Katyńskiej mordowano we Włodzimierzu Wołyńskim?!” (¡¿Personas de la Lista de Katyn asesinadas en Volodimir-Volinskyi?!), ITVL 25 de mayo de 2011. En http://www.itvl.pl/news/osoby-z-listy-katynskiej-mordowano-we-wlodzimierzu-wolynskim– Versión en inglés por G.F.

(10) La región circundante de Volhynia formaba parte del Imperio austrohúngaro hasta el fin de este después la Primera Guerra Mundial; después fue parte de Polonia; después parte de la Ucrania soviética; dsepués fue ocupada por los alemanes; después nuevamente parte de la Ucrania soviética, y actualmente, forma parte de Ucrania. Hasta 1939 el idioma de las elites urbanas era mayoritariamente el polaco, mientras que el del campesinado, principalmente, era el ucraniano y el yiddish.

(11) Véase “Tropem zbrodni NKWD pod Włodzimierzem Wołyńskim” (El rastro de los crímenes de la NKVD cerca de Volodimir-Volinskyi) en http://wolyn.btx.pl/index.php/component/content/article/1-historia/168-tropem-zbrodni-nkwd-pod-wodzimierzem-woyskim.html; “Włodzimierz Wołyński – groby polskich ofiar NKWD” (tumbas de las víctimas polacas de la NKVD) en http://www.nawolyniu.pl/artykuly/ofiarynkwd.htm; “Czyje mogiły odnaleziono we Włodzimierzu Wołyńskim?”(¿De quién son las tumbas encontradas en Volodimir-Volinskyi?) en http://wpolityce.pl/depesze/10407-czyje-mogily-odnaleziono-we-wlodzimierzu-wolynskim; este último artículo habla de las víctimas asesinadas por la NKVD entre 1940-1941 en la cámara de ejecución soviética en el castillo de Volodimir-Volinskyi. Se pueden citar muchos más artículos.

(12) “Волинська Катинь. У Володимирі-Волинському знайдено масове поховання жертв НКВС 1939–1941 років.” Tyzhden’.ua 4 de octubre de 2011. En http://tyzhden.ua/Society/31329

(13) En realidad, hay mucho “orden” en las tumbas. Más adelante veremos que tanto los informes polacos como ucranianos dan fe de esto. También hay muchas pruebas, incluyendo fotografías, de que las tropas alemanas ejecutaban más por la espalda que con la clásica formación de pelotones de fusilamiento.

(14) En http://www.kresykedzierzynkozle.home.pl/attachments/File/Rap.pdf

(15) http://www.indeks.karta.org.pl/pl/szczegoly.jsp?id=11036. Según la página de inicio “Indeks Represjonowanych” (http://www.indeks.karta.org.pl/pl/index.html) esta web es la versión digital del contenido del libro oficial: Maria Skrzyńska-Pławińska, ed. Rozstrzelani w Twerze : alfabetyczny spis jeńc w polskich z Ostaszkowa rozstrzelanych w kwietniu-maju i pogrzebanych w Miednoje według r deł sowieckich i polskich. Warszawa : O rodek KARTA, 1997.

(16) Jędrzej Tucholski. Mord w Katyniu: Kozielsk, Ostaszków, Starobielsk. Lista ofiar. Warszawa: Instztut Wydawniczy P.1991, p. 810. Nº 15: NKVD, lista nº 026/1 del 13 de abril de 1940, posición 15.

(17) Véase “INDEKS NAZWISK – Katyń – zamordowani przez NKWD w 1940 r.” http://www.ornatowski.com/index/katyn.htm

(18) Véase la nota al pie 14.

(19) Se puede ver una descripción de este método de ejecución en la página sobre Jeckeln en la Wikipedia en inglés en: http://en.wikipedia.org/wiki/Friedrich_Jeckeln#World_War_II_mass_murderer

(20) Equivalente a General de cuatro estrellas, el puesto de máximo rango en las SS, al margen de Heinrich Himmler, cuyo rango era el de Reichsführer-SS.

(21) Fotografía en http://katyn.ru/images/news/2012-12-29-gruppa4.jpg .Está tomada de la página 8 del informe arqueológico polaco citado arriba.

(22)Volodymyr Musychenko. “Ialatpcaojnj Hfrtcanj Bumj ]crf¿?”‖Slovo Pravdy (Volodymyr-Volyns‘kiy) 29 de marzo de 2011. En http://spr.net.ua/index.php?option=com_content&view=article&id=919:2011-09-29-07-41-57&catid=1:newsukraine; Ivan Katchanovski, “Katyn al revés en Ucrania: Masacres nazis transformadas en masacres soviéticas“.‖ OpEd News, 13 de diciembre de 2012, en http://www.opednews.com/articles/Katyn-in-Reverse-in-Ukrain-by-Ivan-Katchanovski-121212-435.html; I. Katchanovski, “Suyasoa qpm{tjla qan‘>t{ oa Cpmjo{ 7pep PUO(b) ta oaxjsts:ljw naspcjw cbjcstc,Ukraina Moderna Nº 19 (30 de abril de 2013). En http://www.uamoderna.com/md/199

(23) Fotos del informe arqueológico polaco disponibles en http://msuweb.montclair.edu/~furrg/research/polskie_guziki_pagon_VV2012.jpg

(24) “Kolejny policjant z Listy Katyńskiej odnaleziony we Włodzimierzu Wołyńskim..” [Encuentran en Volodimir-Volynsky otro policía de la lista de Katyn]. En http://www.itvl.pl/news/kolejny-policjant-z-listy-katynskiej-odnaleziony-we-wlodzimierzu-wolynskim

(25) “INDEKS NAZWISK – Katyń – zamordowani przez NKWD w 1940 r.” En http://www.ornatowski.com/index/katyn.htm

(26) El siguiente gráfico está en http://www.indeks.karta.org.pl/pl/szczegoly.jsp?id=11445

(27) Tucholski p.887 nº 76. Małowiejski fue uno de los 100 prisioneros polacos enviados al campo de la NKVD en Kalinin el 27 de abril de 1940. Por supuesto, su nombre aparece también en la lista alfabética de Tucholski y en otras listas oficiales de las víctimas de Katyn.

(28) “Report of Special Commission for Ascertaining and Investigating the Circumstances of the Shooting of Polish Officer Prisoners by the German-Fascist Invaders in the Katyn Forest.” (Burdenko Report). En “The Katyn Forest Massacre. Hearings Before the Select Committee To Conduct an Investigation of the Facts, Evidence, and Circumstances of the Katyn Forest Massacre”. Eighty-Second Congress, Second Session. …Part 3 (Chicago). March 13 and 14, 1952. U.S. Government Printing Office, 1952 (http://msuweb.montclair.edu/~furrg/research/burdenko_comm.pdf), p.246. 17

(29) “Czę ć Pierwsza. Obóz w Kozielsku. Groby w Lesie Katyńskim,”p.3 (páginas sin numerar).

(30) El siguiente extracto está en http://www.indeks.karta.org.pl/pl/szczegoly.jsp?id=8437

(31) Araszkiewica en Kozel’sk: Tucholski p. 68 col. 2 (la lista alfabética). En las “listas de traslados” en idioma ruso que ocupan casi 400 páginas del libro de Tucholski, el traslado de Ostashkov a Kalinin de Araszkiewicz aparece registrado en la lista nº 062/2 del 19 de mayo de 1940, la última salida de prisioneros desde Ostashkov: p.907, Nº 7.

(32) El New York Times publicó una breve noticia sobre la acusación que los alemanes hicieron el 16 de abril de 1943; véase “Los nazis acusan a los rusos”,p. 4.

(33) “Совинформбюро. Гнусные измышления немецко-фашистских палачей”‖ (Sovinformburo: Infames mentiras de los verdugos germano-fascistas), 16 de abril de 1943. En http://tinyurl.com/sovinformburo041643

(34) “Czę ć Druga. Obóz w Ostaszkowie,” p.13 (páginas sin numerar).

(35) http://www.indeks.karta.org.pl/pl/szczegoly.jsp?id=11191

(36) http://www.indeks.karta.org.pl/pl/szczegoly.jsp?id=11001

(37) Moszinski, en la Lista Katyńska, nombra un sólo Stanisław Kucziński en el listado de las víctimas de Katyn y del campo de Starobelsk; véase “Czę ć Trzecia. Obóz w Starobielsku”, p.34 (páginas sin numerar). Tucholski (p.314 col. 1; listas p. 851 nº 87) sitúa a Stanisław Kucziński en Ostashkov, coincidiendo así con los “Índices” de las listas. Estos “Índices” y Tucholski también coinciden en indicar que el nombre del padre de Kucziński era Adam. Según Mosziński, que no da ningún nombre del padre, Stanisław Kucziński era un “rtm”, un Rotmistrz o Oficial de Caballería, mientras que Tucholski dice era agente de policía. Parece que Mosziński y las otras dos fuentes están hablando de hombres diferentes.

(38) Estos tres nombres no se corresponden con ninguno de los 4.143 cuerpos, algunos sin nombre, del informe alemán Amtliches Material.

(39) Testimonio de P.F. Sukhachev, después del 8 de octubre de 1942, y de Vladimir Afanasievich Yegorov, sin fechar, a la Comisión Burdenko (nota 26, 241-2).

(40) Amtliches Material zum Massenmord von KATYN. Berlin: Zentralverlag der NSDAP. Franz Eher Nachf. GmbH., 1943, p. 46. La frase en alemán dice: “…una placa de latón ovalada entre las piezas, que contiene la siguiente información…”

(41) La abreviatura “T.K.” puede significar “cocina de la prisión”(тюремная кухня) o “despensa”,o puede significar otra cosa. Lo que importa es que la placa es de Ostashkov.

(42) Para una revisión de esta cuestión, véase Mark Tauger, “Famine in Russian History”,Modern Encyclopedia of Russian and Soviet History, Volume 10: Supplement. Gulf Breeze, FL: Academic International Press, 2011. P.79-92. Considero a Tauger la máxima autoridad mundial en estas hambrunas, a las que les dedico décadas de estudio. Véase también R.W. Davies y Stephen G. Wheatcroft, The Years of Hunger. Soviet Agriculture, 1931-1933 (London: Palgrave Macmillan 2009 [2004]), P. 440-1. En relación con la “Yezhovshchina”(también llamada “el Gran Terror”) véase la confesión de Yezhov del 4 de agosto de 1939 reproducida en Никита Петров, “Сталинский питомец” — Николай Ежов (Nikita Petrov, “Stalin’s Pet” -Nikolai Yezhov), Moscú 2008, 367–79 (Traducida al inglés en http://msuweb.montclair.edu/~furrg/research/ezhov080439eng.html). Stalin le dijo al diseñador de aviones Alexander Iakovlev que Yezhov había sido ejecutado por el asesinato de mucha gente inocente; véase А. Яковлев, Цель жизни. Записки авиаконструктора (М.: 1973), 267 (глава: “Москва в обороне”). Para la visión del presente autor, véase Grover Furr, “The Moscow Trials and the ‘Great Terror’ of 1937-1938: What the Evidence Shows”(escrito en Julio de 2010). http://msuweb.montclair.edu/~furrg/research/trials_ezhovshchina_update0710.html

(43) Véase, por ejemplo, Piotr Kołakowski, NKWD i GRU na ziemiach polskich 1939-1945 (Warsaw: Bellona, 2002, P.74,) en que la que se tratan las persecuciones y arrestos llevados a cabo por la NKVD: “nazwiska osób walczących o granice II Rzeczypospolitej w latach 1918-1921” (nombres de todos los voluntarios que lucharon por las fronteras de la Segunda República en 1918-1921), “nazwiska wszystkich ochotników, którzy wojowali z bolszewikami w 1920 r.”(nombres de todos los voluntarios que lucharon contra los bolcheviques en 1920), es decir, en la guerra en la que la Rusia soviética se vio obligada a ceder toda Ucrania occidental y Bielorrusia occidental a Polonia mediante el Tratado de Riga (marzo de 1921).

(44) Véase el pavoroso terror contra los ucranianos en noviembre de 1938 descrito por Jeffrey Burds, “Comment on Timothy Snyder’s article…”. En http://www.fas.harvard.edu/~hpcws/comment13.htm

(45) Para una introducción a los aspectos climatológicos véase la sección “Masacres polacas de prisioneros de guerra rusos, 1919-1920” de mi página “Katyn Forest Whodunnit”.

(46) Las fuerzas nacionalistas ucranianas aliadas con los alemanes masacraron unos 100.000 civiles polacos en la ocupación alemana de Ucrania occidental entre 1943 y 1944. Esto es conocido en Polonia como “Rzeź wołyńska”,(las “masacres Volhynianas”(, y en Ucrania como “Волинська трагедія”, (la “tragedia Volhyniana”).

(47) “ДОСЛІДЖЕННЯ ВИЯВЛЕНИХ РЕШТОК ЛЮДЕЙ, РОЗСТРІЛЯНИХ В 1941 РОЦІ НА ГОРОДИЩІ “ВАЛИ” У ВОЛОДИМИРІ-ВОЛИНСЬКОМУ. ЕКСГУМАЦІЙНІ ДОСЛІДЖЕННЯ 2012 РОКУ”. (Investigación de los restos descubiertos en las personas fusiladas en 1941 en el “pozo” de Volodimir-Volynskiy. Investigación de las exhumaciones de 2012.) (Doslizhdennia) En http://volodymyrmuseum.com/publications/32-publications/naukovi-statti/170-doslidzhennya-vyyavlenykh-reshtok-lyudey-rozstrilyanykh-v-1941-rotsi-na-horodyshchi-valy-u-volodymyri-volynskomu-ekshumatsiyni-doslidzhennya-2012-roku

(48) El nombre correcto de esta fábrica de munición era Rheinisch-Westfalische Sprengstoff AG Dürlach Werk. Una página en internet especializada en munición alemana afirma que la fábrica Dürlach estaba realmente en Baden: véase German WWII Alphabetic Ordnance Codes: c-e, en http://www.radix.net/~bbrown/codes_full_alpha_c-e.html

(49) Ciudad al sur de Varsovia, a medio camino entre Radom y Kielce. La fábrica de munición alemana era HASAG Eisen und Metallwerke G.m.b.H. Según la página citada en la nota anterior, esta era Hugo Schneider AG, Werk Skarżysko Kamienna, Poland.

(50) Fotografías de marcas de identificación de casquillos parecidos a estes encontrados en las fosas Nº 1 y 2 se pueden ver en el artículo de Strygin citado en la nota al pie 1.

(51) “B 1906”parece corresponder a la munición de un rifle austríaco fabricado para el ejército zarista durante la guerra ruso-japonesa. Véase el dibujo en http://7.62x54r.net/MosinID/MosinAmmoID02.htm#Austria y la fotografía obtenida por Sergei Strygin en http://katyn.ru/images/news/2012-12-29-gilza_B_1906.jpg

(52) Doslizhdennia (online); Звіт про результати археологічно-ексгумаційних рятівних досліджень на городищі “вали”‖ у м. володимирі-волинському 2012 р. (Informe de los resultados de la exhumación arqueológica en “Valii” [“fosa”] situada en la ciudad de Volodimir-Volynskiy en 2012.). Luts’k, 2012. (Zvit) Disponible en http://www.fomuseum.info/uploads/files/Звіт 2012_Володимир-Волинський.pdf Hay dos versiones del mismo informe. La versión más completa en PDF contiene muchas fotografías, gráficos, tablas y dibujos, pero no se informa detalladamente de los casquillos de balas como si lo hace el informe polaco.

(53) Скороход, Ольга. “Польские археологи нагнетают ситуацию вокруг жертв, расстрелянных в 1941-м”.‖ (Ol’ga Skorokhkod. “Arqueólogos polacos siembran polémica sobre las víctimas fusiladas en 1941”). Gazeta.ru 20 de febrero de 2013, http://gazeta.ua/ru/articles/history/_polskie-arheologi-nagnetayut-situaciyu-vokrug-zhertv-rasstrelyannyh-v-1941-m/483525. Gazeta.ru es un periódico ucraniano en idioma ruso. Aproximadamente la mitad de la población de la actual Ucrania utiliza el ruso como primer idioma.

(54) Виставка: “Прихована історія: археологічні дослідження на городищі Володимира-Волинського 2010-2012 років”(Exposición: “Historia oculta: investigaciones arqueológicas en Volodimir-Volynskiy entre los años 2010-2012″), http://www.formuseum.info/2013/02/27/vistavka.html

Traducido por “Cultura Proletaria” del blog aqueloutras.blogspot.com.es/

Anuncios

9 pensamientos en “¿Desmentida la versión “oficial” de la masacre de Katyn?

  1. Pedro Mota

    Reblogueó esto en A Matéria Humana-Human Matter(s) y comentado:
    Mais uma achega para a polémica. Dados os exageros de Estaline… A versão anti-estalinista começou pela propaganda de Goebbels. Há ainda o suposto facto das assinaturas de dirigentes soviéticos, mas parece que em papéis diferentes, relativas à autorização do massacre.

    Responder
  2. JNascimento

    Reblogueó esto en O Retiro do Sossegoy comentado:
    Mais uma demonstração de como se manipulam as massas. 71 anos depois, continuamos a analisar e investigar uma mentira criada pelos nazis (ou melhor, pelos senhores, que ontem como hoje, continuam a fazer as guerras).

    Responder
  3. Pingback: La versión oficial sobre Katyn (el guión de Goebbles) desmontada de nuevo por Grover Furr – Diario Octubre

  4. ElAlmadelConocimiento

    Hacen lo que sea para desmentir y proteger los crimenes atroces que hacían los judíos-comunistas y lanzar la culpa a los “Nazis” y a Hitler

    Responder
    1. Mariano arrazola

      Tienes toda la razon, no saben que inventar para echarle la culpa a los demas de sus mas atroces crimenes peores que los de la alemania nazi.

      Responder
  5. Miguel

    O sea,que boris yeltsin mentia,que los.documentos son falsos,que las preguntas eran capciosas y que los.chicos de la nkvd de lavrenti beria,eran buenos tios…y los que hablaron no decian la verdad,que el tribunal de derechos humanos de la ue ha condenado a rusia de forma injusta por no dejar,investigar y que el tito iosif,que no solo aqui,si no que en toda la urss a pegado tiros en la cabeza.no fue.lo dice la red de blogs comunistas…..jajajaja por lo menos podriais hacer que se. Notara menos,pero claro es imposible.porque cuando la mierda llega de todos lados ,lo unico que pueden hacer los acusados es,decir que todo el mundo miente..menos yo claro que soy bueno chicos soy iosif,no he hecho nunca nada malo….es wikipedia que es anticomunista .la historia tambien lo es,las universidades .etc

    Responder
  6. Angel Garcia

    No, Yeltsin es un santo aunque algo bebía. El no dío el golpe de Estado, no, y aunque él dice que no fue se puso sobre el tanque y bombardeó el Parlamento y disolvió la URSS. Claro que era sincero al igual que sus lacayos, al igual que las muy limpias elecciones de diputados siguientes en las que ganó el PCUS y se hizo tongo.

    Responder
  7. Angel Garcia

    Stalin y los comunistas fueron peores que los nazis, claro que esta idea tiene que venir de la mano de los que siguen a los fascistas. La mentiera cuanto más grande antes se cree, esa es la máxima nazi. Los comunistas son los culpables de la segunda guerra mundial, de la primera, de la tercera y hasta de las saturnales romanas. Puestos a contar mentiras quién ganará a un facineroso que se sirve de esteriotipos y que cubriría el mundo con su porquería mental.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s